• Fujifilm X10: análisis
  • Guantes Mujjo para pantallas táctiles: prueba de campo
WINDOWS PHONE AL ESTILO FINéS

Nokia Lumia 800: análisis  

22
DIC 2011

No sólo llega con la vitola de ser el mejor terminal con Windows Phone lanzado hasta la fecha, sino también el mejor smartphone que ha dado la últimamente maltrecha historia de Nokia. Microsoft pone un sistema operativo fluido y más maduro en su versión 7.5 Mango; la compañía escandinava aporta software propio para la navegación GPS, una más que decente cámara de 8 megapíxeles, un diseño impecable y una estupenda pantalla AMOLED de 3,7 pulgadas. Si Windows Marketplace tuviese un mayor catálogo de aplicaciones de terceros, este Nokia Lumia 800 lo tendría todo, incluidos -eso sí- algunos puntos criticables de la idiosincrasia de Windows Phone, como la absoluta dependencia del software de escritorio de Zune para gestionar su contenido multimedia.

Ha merecido la pena. Nokia se lo está jugando a todo o nada con Windows Phone, y el primer fruto de esta estrategia ha quedado casi redondo. Comparado con este Lumia 800, cualquier otro smartphone anterior del fabricante finlandés -con honrosas excepciones como el N9, que sólo puede encontrarse en ciertos mercados- parece un producto de una época lejana.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cosa va mucho más allá de cambiar Symbian por un sistema operativo ágil y visualmente agradable, añadirle algunas aplicaciones no disponibles en otros Windows Phones o cuidar extremadamente el diseño del terminal. Microsoft impone una serie de condiciones en los componentes que, incluso sin contemplar aún el doble núcleo, están bastante por encima de lo que se estilaba en el N8 o el E7. Y eso también se nota.

Se puede decir perfectamente que este smartphone, conocido en un principio como Sea Ray, está a la altura del iPhone y los mejores modelos con Android en lo que respecta a la experiencia de usuario. O al menos Mango (sobrenombre de Windows Phone 7.5) es una tercera vía más interesante que la propia Symbian o BlackBerry 7. La sentencia la dictarán los compradores, pero si esto fuese una carrera de Fórmula 1, podría decirse que el Nokia Lumia 800 es un gran coche conducido por un gran piloto.

Vestido de gala

Basta abrir su caja para darse cuenta de que el Lumia 800 es una apuesta ambiciosa en todos los sentidos. El terminal se acompaña así de accesorios como una funda elástica hecha tan a medida que llega a pasar prácticamente inadvertida cuando la lleva puesta.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También hay otros detalles como el cargador, cuyo cabezal extraíble es blanco y de forma cilíndrica, y el clásico par de auriculares con mando integrado (en esta ocasión, eso sí, sólo hay un único botón para pausar y reanudar la reproducción musical).

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El terminal en sí parece una especie de N8 sofisticado. Las dimensiones (116,5 x 61,2 x 12,1 milímetros) y el peso (142 gramos) son parecidos, y se mantienen unos laterales curvados que se encogen ligeramente hasta llegar al acabado recto de los extremos superior e inferior, pero con una fórmula más limpia (hay menos hendiduras en la carcasa). Además de la versión completamente negra empleada en este análisis, por cierto, están en camino acabados en azul cian y magenta.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Lumia 800 con (imágenes de la derecha) y sin la funda que Nokia incluye de serie.

También se repite el diseño "unibody", es decir, fabricado a partir de una sola pieza y sin batería extraíble. En esta ocasión, el material empleado es policarbonato (término que usan ahora algunos fabricantes para evitar decir plástico) en lugar de aluminio, pero el tacto del terminal sigue siendo bastante agradable, parece bastante resistente (no falta la tecnología Gorilla Glass en la pantalla) y sus formas transmiten un aire minimalista y seductor.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Detalles como el marco de la pantalla, montado de forma que esta última parece curvarse en sus extremos, le hacen ganar en el apartado estético. Sus únicos controles mecánicos, que tienen el mismo acabado plateado que la franja trasera de la cámara, están situados en el lateral derecho: el disparador de la cámara, la tecla de encendido y apagado y el control del volumen.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al principio, eso sí, puede costar algo de trabajo familiarizarse con el funcionamiento de las tapas que acompañan a la salida de audio de 3,5 milímetros en la parte superior del teléfono, y que esconden debajo un puerto micro-USB y una ranura para tarjetas micro-SIM (sí, como la que usan los iPhone 4 y 4S).

Con un poco de práctica, uno acaba comprobando que basta presionar ligeramente el extremo izquierdo de la tapa izquierda para que ésta haga palanca y se levante, descubriendo el puerto micro-USB. Una vez hecho esto, la otra tapa puede desplazarse sin problemas también hacia la izquierda, de forma que queda desbloqueada y permite extraer completamente la ranura micro-SIM.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El "micro" que falta es el del estándar microSD. Como pasa con todos los Windows Phones, el software de Microsoft no permite todavía ampliar sin más el almacenamiento mediante este tipo de tarjetas, por lo que en este caso hay que conformarse con los 16 GB integrados (que en realidad se quedan en 13,86 GB) que lleva el Lumia 800.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El último detalle lo encontramos en el altavoz integrado en la parte inferior. Por desgracia, y esto no suele ser habitual en Nokia, es un componente que deja bastante que desear. Incluso teniendo en cuenta las limitaciones del sonido monoaural, la calidad es bastante mala, aunque también es cierto que no es ésta la prestación más importante de un teléfono.

La pantalla que le faltaba a Nokia

Poco a poco Nokia ha ido mejorando la experiencia táctil de sus smartphones, sobre todo en términos de sensibilidad. Pero seguían estando perceptiblemente limitados a la hora de interpretar rápida y correctamente lo que el usuario ordena con sus dedos (ya fuese debido a Symbian, por culpa del hardware o por una combinación de ambos factores), y por fortuna eso es algo que ha pasado a mejor vida en el Lumia 800.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es sólo una cuestión de tecnología capacitiva, que ya venían incluyendo los últimos smartphones táctiles de Nokia. La dotación del chip, un Qualcomm Snapdragon 8255 con procesador a 1,4 GHz y 512 MB de RAM, supone un paso importante en el hardware empleado hasta ahora por la compañía, aun teniendo en cuenta que no hay doble núcleo de por medio.

Pero también hay que buscar buena parte de la explicación en el mismo software. Como ya pudimos comprobar en su día con terminales equipados con Windows Phone y procesadores menos dotados que el del Lumia 800 (el LG Optimus 7 y el HTC HD7, para más señas), basta probar el teclado QWERTY virtual para darse cuenta de que el sistema operativo de Microsoft contribuye bastante a la amabilidad táctil.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun cuando no se aprovecha al máximo el espacio disponible en pantalla para que las teclas sean más grandes, uno puede escribir con ambos pulgares con bastante precisión. El teclado prácticamente intuye qué letra o caracter deseamos introducir aunque no apuntemos con perfecta exactitud, y eso es algo que se agradece bastante.

Por otro lado, conviene recordar que, antes incluso de la llegada de Mango, antiguas actualizaciones de Windows Phone -como la apodada NoDo- trajeron consigo algunas posibilidades táctiles que no estaban presentes en su primera función. Es el caso de la función para copiar y pegar texto.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Copiando texto en el navegador web Internet Explorer 9 (imagen superior) y pegándolo en un mensaje de correo electrónico.

Por sí solo, Mango ha traído una perceptible mejora en la velocidad de la interfaz gráfica. Ésta ya era de por sí fluida y con algunos efectos visuales bastante conseguidos (como el pase de página que hacen los elementos del escritorio al abrir una aplicación), pero la última versión de Windows Phone se ha encargado de que todo vaya un pelín más rápido.

Dejando a un lado lo táctil y centrándonos en la calidad de visionado de la pantalla, ésta ofrece el espacio y la resolución suficientes (3,7 pulgadas y 480 x 800 píxeles) para usar cómodamente casi cualquier aplicación. Y se acoge a las ventajas inherentes de la tecnología AMOLED, aunque hemos podido comprobar que los colores y el contraste no llegan al nivel de lo que logran paneles Super AMOLED Plus como el que lleva el Samsung Galaxy S II.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como hoy día parece que un fabricante de smartphones no es nadie si no tiene alguna tecnología propia para la pantalla, Nokia le añade al panel AMOLED del Lumia 800 el apellido CBD, siglas de Clear Back Display. Dicha apostilla promete una mejora en la visibilidad de la pantalla bajo la luz directa del sol. Y lo cierto es que en este caso no es sólo "marketing", pero hay que hacer matices.

La visibilidad en sí cuando los rayos del astro rey impactan directamente sobre el panel es la acostumbrada en toda pantalla de diodos orgánicos. Pero el Lumia 800 sí que puede apuntarse un tanto en una parcela concreta: los ángulos de visión. No deja de ser una visibilidad claramente limitada, pero más estable y sin que se produzcan tantos reflejos como en otros teléfonos, especialmente si variamos sobre la marcha la inclinación con la que miramos la pantalla en exteriores soleados.

Un Windows Phone más maduro

Todavía hay ciertos aspectos en los que puede decirse que Windows Phone 7.5 sigue siendo algo incongruente. Baste decir que el "hub" Contactos no incluye un filtro para que sólo se muestren números de teléfono. Y el icono táctil inferior con forma de lupa no sirve para lanzar búsquedas contextuales, sino que siempre carga el menú de búsqueda en Bing. Pero Microsoft ha solventado muchas otras limitaciones.

Empezando por la multitarea. Ahora basta con hacer una pulsación prolongada sobre el icono inferior con forma de flecha para acceder a una vista en la que se previsualizan las últimas pantallas de las aplicaciones abiertas, de forma que el usuario pueda pasar de una a otra mediante desplazamientos laterales.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todavía hay algunos casos, eso sí, en los que no hay multitarea que valga. Sucede por ejemplo con el archiconocido juego "Angry Birds", que se reinicia desde cero cuando salimos de él -pasemos o no por la vista multitarea- aun cuando nosotros mismos lo hemos dejado pausado.

Es lo que sucede con aplicaciones cuyo desarrollador no ha habilitado aún el llamado "background agent" (agente de fondo). Sí que lo tienen ya aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, que además es una de las que puede generar notificaciones en la parte superior de la pantalla para saber rápidamente cuándo nos llega un mensaje y acceder a él con una sola pulsación.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Un aviso de un nuevo mensaje de WhatsApp en la parte superior de la pantalla (imagen izquierda) y un ejemplo de cómo se muestran eventos de Facebook en la misma pantalla de bloqueo.

Este tipo de avisos suponen el único añadido a la forma en que Windows Phone viene mostrando las notificaciones desde un principio: los números que aparecen en los llamados "tiles" de la pantalla de inicio y los iconos de la pantalla de bloqueo (donde además de llamadas perdidas y mensajes sin leer, también pueden aparecer eventos de Facebook). Sigue faltando un lugar donde tenerlo todo unificado, como pasa desde hace tiempo en Android y más recientemente en iOS.

Pero volviendo a la mensajería instantánea, cabe destacar un pequeño pero útil detalle de Microsoft. Si abrimos al mismo tiempo el "chat" de Windows Live Messenger con una misma cuenta de usuario tanto en el teléfono como en el ordenador, en este último aparece una ventana desde la que establecer -o no- que el "chat" del teléfono se cierre de forma automática.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Aviso de la versión de escritorio de Windows Live Messenger cuando un Windows Phone se conecta al "chat" con la misma cuenta.

En cuanto a los contactos, y aunque antes decíamos que Windows Phone no lo pone muy fácil para quien sólo quiera el clásico listín telefónico, también hay claras mejoras. Si bien es prácticamente obligatorio configurar una cuenta de Windows Live e importar sus contactos, luego se pueden filtrar para que no aparezcan en la lista final.

Los contactos telefónicos que hayamos guardado en una cuenta de Google de un smartphone Android, además, se integran perfectamente en Windows Phone sin problemas compatibilidad. Y como no podía ser de otra forma, se pueden enlazar entre sí contactos de distintas procedencias -incluyendo Facebook y otras redes sociales, por supuesto- para que todo esté más ordenado.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Pantalla principal de un grupo de contactos creado con Windows Phone 7.5 Mango.

Si además de orden queremos segmentación, existe la posibilidad de crear grupos de contactos que tengan su propio "tile" de escritorio, por supuesto decorado con un "collage" en el que van apareciendo fotos y actualizaciones de estado en redes sociales de los contactos en cuestión. Dentro del cada grupo, además, se pueden realizar acciones conjuntas como enviar a todos el mismo mensaje de correo electrónico.

Mango también ha supuesto la esperada integración en Windows Phone de Twitter (además de LinkedIn), de forma que los usuarios a los que seguimos y su actividad en la popular red de "microblogging" aparezcan en el "hub" Contactos. Microsoft, eso sí, condiciona esta posibilidad a que enlacemos nuestra cuenta de Twitter con la que tengamos en Windows Live.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Dentro del mismo "tile" de información personal (llamado categóricamente "Yo") se pueden publicar directamente "tweets" o actualizar el estado del usuario en otras redes sociales.

De esta forma, y por citar un ejemplo, al compartir en Twitter una foto desde la galería de imágenes del teléfono, ésta se colgará en Skydrive, el servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft. Si uno prefiere usar otros servicios como Twitpic, en cualquier caso, siempre puede entrar a Marketplace y descargar gratuitamente la aplicación oficial de Twitter, que también permite colgar las imágenes en yfrog y TweetPhoto.

En cuanto a las búsquedas, y si bien antes decíamos que el icono táctil de la lupa no tiene un uso contextual, al menos la cosa ha mejorado al buscar palabras clave en Marketplace. Por cada búsqueda, los resultados se dividirán en dos apartados distintos: uno para las aplicaciones y otro para las canciones.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La búsqueda en Bing (imágenes superiores) incluye una herramienta llamada Vision para leer códigos QR y otro tipo de etiquetas, mientras que las búsquedas en Marketplace separan los resultados de aplicaciones y canciones.

La última novedad destacable la encontramos al mantener pulsado el icono táctil inferior de Windows, gesto que lanza el reconocimiento de voz para, por ejemplo, hacer llamadas a contactos de la agenda. Dentro del menú para enviar mensajes también encontramos el icono de un micrófono para dictarlos a viva voz.

La propia Microsoft ha ensalzado esta característica de su sistema operativo móvil, pero lo cierto es que está muy lejos de llegar al nivel de Siri. En este caso, eso sí, el reconocimiento de voz funciona perfectamente en castellano. Siempre y cuando uno hable de forma pausada y procurando vocalizar todas las palabras que pronuncie.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por el resto, se mantiene intacto el estilo de Windows Phone y su interfaz táctil Metro, con aplicaciones cuyo contenido se explora haciendo "scroll" vertical y horizontal. Y sin olvidarse de la integración de servicios y productos tan emblemáticos de Microsoft como Office o Xbox Live, junto con una tienda de descargas que ha superado ya la barrera de las 40.000 aplicaciones y que, en el caso de los juegos, permite probar gratuitamente los títulos de pago antes de realizar un desembolso por ellos.

A destacar especialmente el navegador web Internet Explorer 9, en el que la ausencia de soporte para tecnología Flash tiene como principal ventaja una gran velocidad de carga y navegación, ayudado por las conexiones Wi-Fi 802.11 b/g/n y HSPA+ del Lumia 800. En cualquier caso, la propia Adobe ya ha dejado claro que el futuro en los dispositivos móviles está en el HTML5, un estándar al que el navegador de Microsoft está perfectamente abonado.

Mapas con el sello de Nokia

A todo lo descrito hasta ahora hay que sumarle las aplicaciones exclusivas (es decir, no disponibles para Windows Phones de otras marcas) que Nokia pone de su parte, y que son herederas de las que la compañía finesa vincula desde hace años a Symbian. Principalmente, hablamos de cartografía y navegación GPS, labores que son confiadas a Nokia Mapas y Nokia Conducir.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, esta dualidad es lo primero que conviene destacar. En Symbian, Nokia metía todas las funcionalidades en una sola aplicación. En su línea de smartphones Lumia, en cambio, de momento la estrategia consiste en separarlo todo en dos frentes: una aplicación sobre todo cartográfica y con navegación GPS "sencilla" (Nokia Mapas) y otra con navegación GPS avanzada y pensada para vehículos a motor (Nokia Conducir).

Es posible que esto se deba a que tarde o temprano -los últimos rumores al respecto hablaban de principios de 2012- Nokia Mapas acabará estando disponible para cualquier Windows Phone. Pero incluso en ese supuesto, es entendible que la firma escandinava prefiera reservar la navegación GPS avanzada a sus propios terminales.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El menú para elegir el tipo de mapa y cómo se representan las líneas de transporte público (imágenes superiores) y una ruta de Nokia Mapas que combina trayectos a pie y en autobús.

Especulaciones aparte, Nokia Mapas viene a ser una alternativa a los mapas propios de Windows Phone (los de Bing), pues sirve para buscar ubicaciones y trazar rutas hasta ellas, ya sean a pie, en coche o en transporte público. La posición del usuario se va actualizando mientras éste se mueve, pero son rutas representadas de forma sencilla y sólo con indicaciones adicionales de texto.

Las instrucciones de voz paso a paso, las indicaciones adicionales y la vista de los mapas en perspectiva para anticiparse a los cambios de dirección sólo están disponibles en Nokia Conducir. Tanto el posicionamiento como el cálculo de las rutas son bastante rápidos. Y si bien uno no puede moverse por los mapas con tanta soltura como en el navegador GPS para Android de Google Maps, sí que es una experiencia más fluida que la de Ovi Maps en Symbian.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Nokia Conducir puede recurrir a un modo apaisado y señaliza en el mapa ciertos tipos de localizaciones, como gasolineras y aparcamientos.

Los mapas de Nokia en Windows Phone, eso sí, han perdido alguna de las prestaciones que ya tenían desde hace tiempo en Symbian. La navegación GPS avanzada no tiene de momento modo peatonal. En la navegación para coches faltan elementos tan prácticos como el indicador de carril. Tampoco se puede navegar en modo fuera de línea (es decir, sin conexión a Internet) y sólo en la aplicación Nokia Conducir se puede recurrir a una vista apaisada de los mapas al girar el terminal.

Se trata de puntos que seguramente irán añadiéndose progresivamente, y de hecho en Nokia ya han dejado claro que ésa es precisamente su intención. Para empezar, eso sí, no estaría mal que Nokia Mapas pudiese exportar rutas y destinos a Nokia Conducir. Así el usuario podría buscarsiempre las rutas en la primera y, si procede, cargar la ruta para coches con navegación avanzada con una sola pulsación de dedo.

Multimedia cuidado, pero con algunas limitaciones

La otra gran aportación de software y servicios que hace el fabricante de este Lumia es Nokia Música. Se puede usar como reproductor en lugar de Zune, y cuenta con añadidos interesantes como un apartado en el que, tras darle a la aplicación permiso para conocer nuestra ubicación vía GPS, se informa de conciertos cercanos en el espacio-tiempo.

La prestación estrella que Nokia resaltó tanto al desvelarlo en Londres como al presentarlo en España es Mix Radio, el aporte propio de la compañía a un tipo de servicio con exponentes como Pandora o Last.fm. Uno puede así escuchar emisoras gratuitas de "streaming" musical basadas en géneros y estilos, con la posibilidad de pasar a la siguiente canción en cualquier momento (excepto si no hay conexión a Internet, situación en la que el sistema limita el número de cambios posibles).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La portada de Nokia Musica (imagen superior izquierda) y los apartados de Mix Radio, la tienda de canciones y la búsqueda de conciertos y actuaciones.

Este apartado proporciona además enlaces de compra de las canciones a la tienda MP3 de Nokia Musica, que cuenta con su propio espacio por separado. Lo malo es que es posible encontrarse con precios algo superiores a los de la tienda de Zune por una misma canción. Y el software de este último es -cómo no- el único medio para añadirle contenido multimedia al Lumia 800 desde el ordenador.

En este sentido, y si bien es un proceso lento, cabe señalar que Zune es capaz de convertir vídeos DivX con solvencia para que el teléfono pueda reproducirlos. No le falta al conjunto un sintonizador de radio FM, pero no por otra parte no hay salida de vídeo alguna. No ya alguna variante del HDMI, es que el Lumia 800 no acepta siquiera los cables para TV con mini-jack de 3,5 milímetros tan generalizados en los terminales de Nokia desde hace ya varios años.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La variedad y la calidad de los juegos han mejorado bastante tras un año de vida de Windows Phone en el mercado. El nivel gráfico medio, eso sí, queda algo en evidencia frente al de los títulos disponibles para iOS. La buena noticia es que podemos casi siempre probar gratuitamente un juego en concreto para ver si nos convence antes de pasar por caja.

En cuanto a la cámara, lo primero que hay que decir es sólo hay una. Un inconveniente para usar más cómodamente una aplicación gratuita como Tango, que permite realizar llamadas de voz y vídeo entre terminales no sólo con Windows Phone, sino también con Android e iOS que tengan su propia versión del programa instalada.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto a la cámara principal, se cumplen las expectativas de un Nokia de gama alta, dejando claro que no es un N8. La compañía ha preferido estrenarse en Windows Phone con un terminal cuyo diseño no se viese comprometido por un sensor de gran tamaño, y ha optado por un captor de 8 megapíxeles más discreto, con el acostumbrado sello de Carl Zeiss en la óptica (equivalente a 28 milímetros y con una luminosidad de f2.2) y el autofoco ausente en algunos de sus últimos modelos con Symbian.

Muestras: 8 MP
Fotografías realizadas con un Nokia Lumia 800.
fotografías realizadas con un nokia lumia 800.
fotografías realizadas con un nokia lumia 800.
fotografías realizadas con un nokia lumia 800.

Si la luz acompaña, la calidad es bastante decente y el nivel de detalle es en general bueno. El procesamiento de las tomas, eso sí, es evidente y genera artefactos, especialmente en las zonas más sombrías. El doble flash de tipo LED, como siempre, es mejor tenerlo siempre desactivado a no ser que no haya otra opción para captar el instante.

La grabación de vídeo alcanza los 1280 x 720 píxeles y 30 fotogramas por segundo, manteniendo las mismas condiciones de calidad. La estabilización falla un poco a la hora de mantener fijo el enfoque, que tiene a reajustarse con cualquier mínima vibración del teléfono, incluso las producidas por una racha de viento más fuerte de la cuenta.

24 horas garantizadas

Como también ha pasado con el iPhone 4S, el Lumia 800 se ha visto rodeado de informaciones que apuntaban a un rendimiento algo bajo de su batería de 1.450 mAh. En ambos casos el problema sólo afecta a algunos usuarios y los fabricantes han prometido solucionarlo mediante futuras actualizaciones de firmware (la de Nokia llegará a principios de 2012), pero de momento sólo podemos ceñirnos a la experiencia vivida con la unidad empleada en este análisis.

En cualquier caso, Nokia ya ha admitido la existencia del problema y proporcionado una solución para comprobar si un Lumia 800 en concreto está afectado por él. Como se explica en este foro oficial de la compañía. hay que abrir el sistema de diagnóstico del teléfono -pulsando ##634# en el teclado numérico- y comprobar que en el apartado "Full Charge Capacity" aparece una cantidad de como mínimo 1.000 mAh. En nuestro caso, dicho indicador es de 1.499 mAh, por lo que en efecto se trata de una unidad que no tiene ningún tipo de problema en este sentido.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo cierto es que a uno siempre le gustaría una autonomía mayor, pero al menos en nuestro caso hemos observado un comportamiento correcto para lo que suele ser habitual hoy día en los terminales de gama alta. Así, y con un uso intensivo que implique tener las conexiones Wi-Fi y 3G siempre activas para actualizar al instante cuentas de correo electrónico, Facebook y Twitter, el Lumia 800 suele pedir una recarga de batería tras unas 24 horas de uso.

Rebajando el brillo de pantalla o renunciando al Wi-Fi la duración se puede estirar hasta las dos jornadas completas. Como siempre, eso sí, hay determinadas funciones del terminal que son más exigentes en términos de autonomía. Las mismas aplicaciones Nokia Mapas y Nokia Conducir, especialmente esta última, son de la que más merman la duración final de la batería debido al uso constante del GPS y la pantalla.

Varios pasos atrás, un salto adelante

Quien siempre haya usado terminales de Nokia lo tiene bastante fácil para sacarle peros a este Lumia 800: no tiene batería extraíble, no lleva ranura para tarjetas microSD, no hay salida de vídeo, hay que pasar por Zune hasta para guardar en el ordenador las fotos de la cámara... pero el gran salto adelante en la experiencia de usuario compensa de sobra estos pequeños pasos atrás.

El problema de los terminales de la compañía escandinava no estaba en qué se podía hacer con ellos, sino en cómo. El caso de la navegación GPS es quizás el que mejor lo resume todo: en su transición de Symbian a Windows Phone, los mapas de Nokia han perdido funciones y añadidos, pero han ganado enteros en lo que es más importante en este tipo de aplicaciones: la fluidez gráfica.

Una reflexión que puede extenderse a casi todas las facetas del terminal si se las compara con las de sus predecesores. Empezando, sin ir más lejos, por el nivel de personalización. Basta decir que en Windows Phone uno sólo puede recurrir a rectángulos y cuadrados en la pantalla principal y teñirlos de un puñado de colores (el fondo es estrictamente blanco o negro), pero en última instancia es un sistema mucho más ágil que los lentos y ya algo anquilosados escritorios de Symbian.

Nokia Lumia 800
Nokia Lumia 800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Windows Phone tiene la culpa de esto, y no sólo por una cuestión de software, sino porque las exigencias de hardware que pone Microsoft para poder usar su sistema operativo han servido para vencer ciertas reticencias de Nokia. Hace ya más de un año un exdirigente de la compañía como Anssi Vanjoki decía que "el N8 no es cuestión de gigahercios o megahercios"; hoy, el Lumia 800 tiene un procesador más del doble de veloz que el de dicho terminal.

La jugada tampoco les ha salido a Nokia y Microsoft completamente redonda. Han conseguido un terminal cuya interfaz es más ordenada que en Android y a la vez radicalmente distinta a la del iPhone, pero flaquea frente a las dos grandes plataformas en su tienda de aplicaciones. Al menos, Marketplace es una alternativa que ha tardado apenas unos meses en superar el nivel que tantos años le costó a Nokia con Ovi.

Como era por otra parte lógico, Nokia se ha preocupado de que el Lumia 800 esté ya disponible en el catálogo de terminales financiados de todas las grandes operadoras. Su precio libre se mueve en torno a los 500 euros en función de la tienda o distribuidor que lo ofrezca.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar