COMPARTIR
  • Polaroid Z340: análisis
  • Panasonic Lumix GX1: análisis
WINDOWS PHONE CON DISEñO CLáSICO

Nokia Lumia 710: análisis

 
21
FEB 2012

A primera vista puede parecer un clásico smartphone con Symbian, pero nada más lejos de la realidad. Limando prestaciones aquí y allá en comparación con el Lumia 800 (la pantalla de 3,7 pulgadas no es AMOLED, el almacenamiento se recorta a 8 GB, la cámara se conforma con 5 megapíxeles...), Nokia plantea este Lumia 710 como una alternativa más económica y colorida para llevar Windows Phone 7.5 en el bolsillo. La historia, en cualquier caso, se repite: a la firma escandinava le sienta muy bien el sistema operativo de Microsoft, pero éste impone una serie de condiciones de uso que pueden no ser del agrado de todos.

Contando el Lumia 900 recientemente presentado para el mercado estadounidense, la flota de terminales de Nokia con Windows Phone está formada sólo por tres modelos, y el más sencillo de todos es el Lumia 710. Pero, curiosidades de la vida, este último es el que más se parece -salvando las distancias, claro- a aquellos diseños conceptuales con los que la compañía finesa quiso ilustrar su apuesta por el sistema operativo de Microsoft hace cosa de un año.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mientras que el Lumia 800 -como buen buque insignia- se ha quedado con los mayores lujos que Nokia ha puesto en liza, el Lumia 710 se conforma con un diseño más de toda la vida, incluyendo tapa trasera, batería extraíble y botones físicos debajo de la pantalla. A este aspecto más clásico se le suman unas especificaciones menos pretenciosas, "et voilà": ya tenemos una variante del mismo teléfono pensada para bolsillos no tan pudientes.

Esto no quiere decir que el Lumia 710 no sea un smartphone en toda regla. Y de hecho su rendimiento es muy parecido -por no decir que idéntico- al que ya observamos al probar el citado Lumia 800. De ahí que en este análisis vayamos a incidir principalmente en cómo el diseño distinto y las especificaciones a la baja influyen en la experiencia de usuario de este terminal.

Diseño para "clasicómanos"

Dentro de la sofisticación inherente a los teléfonos táctiles actuales, el Lumia 710 sigue un esquema nada novedoso. Su diseño, por así decirlo, tiene mucho más que ver con el de terminales ya veteranos como el C7 que con la carcasa "unibody" del Lumia 800. Aunque también carece de ranura para tarjetas microSD y apuesta por el estándar micro-SIM, no hay más que quitarle la tapa trasera para acceder a su batería extraíble.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, y aunque en definitiva no siga un proceso de manufacturación tan avanzado, el usuario no tiene que aprender a abrir una tapa superior para insertar y retirar la susodicha micro-SIM, como sucedía en el Lumia 800. Incidiendo en esta idea de no complicarse mucho la vida, los controles inferiores del Lumia 710 no son iconos táctiles, sino que se incluyen en un único botón de acabado transparente que cede a la presión del dedo tanto en los laterales como en el centro.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puede parecer un detalle sin importancia, pero con este mecanismo clásico uno se ahorra el inconveniente más habitual de los iconos sensibles al tacto: tocarlos por error y, por ejemplo, cargar sin querer el menú de inicio. Conviene memorizar eso sí qué icono decora cada parte del botón, pues no se distinguen en ambientes penumbrosos y la retroiluminación no se activa hasta que se pulsa alguno (y se vuelve a apagar a los pocos segundos).

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco sigue la tendencia actual de los móviles ultradelgados, optando por unas dimensiones de 119 x 62,4 x 12,5 milímetros y una leve curvatura en la parte posterior. Es por tanto más grueso que la mayoría de los "gallitos" del sector, pero no ocupa tanto espacio en el bolsillo como un terminal con pantalla de 4 o más pulgadas y se queda con un peso de 125,5 gramos. Se trata, así pues, de un dispositivo bastante manejable con una sola mano.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En el lateral derecho están el disparador de la cámara y el control de volumen del Lumia 710, mientras que el botón de encendido, el puerto micro-USB (para transferencia y recarga) y la salida de auriculares de 3,5 milímetros se sitúan en la parte superior.

Rematado con materiales plásticos ligeramente brillantes y agradables al tacto, el Lumia 710 recurre al color como recurso de personalización. Así, y aunque el acabado completamente blanco de la unidad empleada en este análisis resulte bastante vistoso y elegante, Nokia vende por unos 10 euros -en función del punto de venta- tapas traseras de colores tan llamativos como el amarrillo, el azul cian o el fucsia.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la caja del producto, eso sí, sólo viene una tapa a juego con el acabado frontal del dispositivo, que puede ser blanco -como en este caso- o negro. Nokia tampoco incluye ningún tipo de funda protectora, limitándose a suministrar un cable USB, un cargador y unos auriculares de tipo "in-ear" que, como viene siendo últimamente habitual en sus smartphones, integran un único botón para pausar y reanudar la reproducción de música.

Pantalla sin AMOLED pero apta en exteriores

Con la hoja de características en la mano, la única diferencia entre la pantalla del terminal que nos ocupa y la del Lumia 800 -ambas miden 3,7 pulgadas de diagonal y tienen 480 x 800 píxeles de resolución- está en que sólo esta última emplea tecnología AMOLED. En la práctica esto se traduce en que, en efecto, el panel TFT del Lumia 710 no logra ese plus de brillo y contraste característico de las pantallas de diodos orgánicos.

Dentro de estas limitaciones del guión, eso sí, la pantalla del Lumia 710 ofrece una calidad de visionado bastante satisfactoria y saca especialmente pecho en exteriores soleados. Todo ello gracias a una tecnología bautizada por Nokia como Clear Back Display (CBD) que emplea filtros polarizadores.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para comprobarlo hemos realizado un sencillo experimento: observar in situ cómo afectan los rayos directos del sol a las pantallas de un Lumia 710 y un iPhone 4S. Y sí, se siguen produciendo destellos, pero en el caso del terminal de Nokia los halos pierden algo de grosor y fuerza. No lo suficiente como para que la visibilidad sea siempre perfecta, pero sí para minimizar los destellos ocasionales que podamos sufrir al leer un mensaje mientras caminamos por la calle.

La capacidad del panel para quedar marcado por los surcos de los dedos, eso sí, es la de cualquier smartphone táctil que se precie. También cuenta con la ya acostumbrada protección para golpes y arañazos de Gorilla Glass y, en lo que al manejo táctil se refiere, goza de la misma suavidad y efectividad que ya destacamos en el Lumia 800. Algo que no se debe sólo a la tecnología capacitiva, sino también al mismo sistema operativo y al hardware que usa como motor.

Justito en lo multimedia

El Lumia 710 cubre todos los apartados deseables del ocio audiovisual, pero sin destacar especialmente en ninguno. Así por ejemplo, los resultados fotográficos de su cámara de 5 megapíxeles (que baja en resolución respecto al Lumia 800 y además pierde la óptica firmada por Carl Zeiss) no andan mal de calidad para tratarse de un móvil, pero el balance de blancos automático tiende a azular un poco las tomas.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No le faltan el autofoco y el clásico flash de tipo LED (de resultados poco menos que desastrosos cuando entra en acción, como siempre), aunque sí que se echa en falta una mayor variedad de aplicaciones fotográficas en Marketplace y un captor frontal para videollamadas. En cuanto a los vídeos, donde el terminal puede trabajar a 1280 x 720 píxeles y 30 fotogramas por segundo con buena nitidez, fallan un poco la fluidez y la capacidad del autofoco para mantenerse siempre estable.

Muestras: 5 MP
Las capturas se han realizado con un Nokia Lumia 710.
las capturas se han realizado con un nokia lumia 710.
las capturas se han realizado con un nokia lumia 710.
las capturas se han realizado con un nokia lumia 710.
las capturas se han realizado con un nokia lumia 710.

Si uno quiere usar el sintonizador de radio FM y no encuentra un acceso directo especialmente dedicado para este menester, que respire tranquilo: está un poco escondido dentro del "hub" de música y vídeos. Por mucho que busque, eso sí, no encontrará salida de vídeo ni compatibilidad con clips contenidos en MKV (el software de escritorio de Zune sí que puede convertir DivX, aunque a paso de tortuga).

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El altavoz trasero también deja un poco que desear, pero si hay un punto que puede limitar la experiencia de muchos usuarios es el espacio para almacenar música, fotos y vídeos. Y es que el Lumia 710 sólo dispone de 8 GB de almacenamiento integrado (que en realidad son 6,28 GB) y no hay ranura para tarjetas microSD con las que ampliar este espacio (esta última una contrapartida común a todos los Windows Phone que, según recientes rumores, desaparecerá en la próxima versión del sistema operativo).

Experiencia Mango enturbiada por Zune

Es al fijarse en la filosofía de uso de Windows Phone 7.5 y su soltura cuando, si no fuese por el distinto diseño, uno tiene la sensación de estar usando un Lumia 800. El chip, al fin y al cabo, es exactamente el mismo: un Qualcomm Snapdragon MSM8255 con proceasdor a 1.4 GHz, gráfica Adreno 205 y 512 MB de RAM. Y también la conectividad inalámbrica, con los estándares Wi-Fi 802.11 b/g/n y HSPA+ complementándose a la perfección (aunque el terminal no puede hacer "tethering" para compartir su conexión de datos).

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se repiten por tanto las mismas fortalezas y debilidades que ya destacamos en su día. Y a menudo vienen cogidas de la mano. La experiencia de usuario, por ejemplo, es ágil y ordenada al basarse en un esquema muy sencillo (un menú principal con "hubs" de acceso directo decorados con animaciones), pero no permite mucha personalización visual más allá de cambiar el color predominante y el de fondo. La tienda Marketplace va mejorando su oferta de aplicaciones a buen ritmo, pero no como para rivalizar con Android Market o la App Store.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El teclado QWERTY virtual es bastante preciso a pesar de no tener un tamaño muy grande, la navegación web con Internet Explorer es rápida y limpia (aunque sin soporte para tecnología Flash), las redes sociales se integran en distintos apartados del teléfono como los contactos o el calendario, también hay soporte para Office, Xbox Live y Skydrive... todo ello con el acicate de unas pocas aplicaciones exclusivas entre las que destaca la navegación GPS asistida de Nokia Conducir.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como en nuestro análisis del Lumia 800 ya citamos de forma pormenorizada todos los pequeños matices del sistema operativo, aquí nos limitaremos a recordar cuál es -de momento- la mayor tara de Windows Phone: el software de escritorio de Zune. No sólo porque haya que usarlo obligatoriamente hasta para volcar por USB las fotos de la cámara en el ordenador, sino porque consume de forma excesiva los recursos de éste.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No hay más que usar Zune para actualizar el firmware del Lumia 710. Un proceso que otras plataformas ya pueden realizar de forma completamente inalámbrica ("over the air", para los entendidos), pero que en este caso es capaz de hacer que el PC permanezca durante casi una hora descargando e instalando los componentes necesarios, consumiendo para ello casi todo el rendimiento de su procesador y buena parte de su RAM.

Autonomía de smartphone

Lo justo para el usuario exigente y buen margen de maniobra para quien no tenga inconveniente en rebajar el brillo de pantalla o no use muchas redes sociales. Ése es el rendimiento de la batería de 1.300 mAh del Nokia Lumia 710, capaz de cubrir 24 horas con el brillo de pantalla al máximo, el Wi-Fi y el 3G siempre activos, cuentas de Gmail, Hotmail, Facebook y Twitter actualizándose al instante y unas tres horas de ocio multimedia (una hora de reproducción de vídeo DivX en resolución estándar, por ejemplo, consume en torno al 20% de la batería).

En este sentido, en ocasiones puede ser útil recurrir al modo de ahorro de energía, que deshabilita la multitarea y retrasa la llegada del correo electrónico. Ya sea activándolo de forma manual o configurándolo para que se active de forma automática cuando queda poca carga, es un buen aliado si necesitamos que el terminal éste operativo un poco más de tiempo y no tenemos la posibilidad de recargarlo en cualquier momento.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, este modelo no sufre los problemas de batería que afectaron al Lumia 800. Pero sí que ha tenido su propio fallo: algunos usuarios han observado que el terminal, una vez que el usuario da por finalizada una conversación, tiende a seguir mostrando en pantalla la interfaz de la llamada, requiriendo en ocasiones un reinicio forzoso para que ésta desaparezca.

En nuestras pruebas no hemos llegado a vivir este problema, pero Nokia ha admitido la existencia del fallo y ha prometido una futura actualización. La calidad de recepción y del sonido de las llamadas, por cierto, es lo suficientemente óptima siempre que la cobertura acompañe, incluyendo ese sistema de cancelación de ruido -micrófono adicional mediante- que va camino de convertirse en punto obligado del equipamiento de todo smarpthone que se precie.

Experiencia nueva con formas no tan nuevas

Windows Phone es un sistema operativo joven al que no le faltan carencias, especialmente en lo que a aplicaciones se refiere. Pero propone una experiencia de usuario ágil, intuitiva y completamente distinta a la del resto de sistemas operativos para smartphones, y en este Lumia 710 cuenta además con añadidos como un estupendo software de navegación GPS.

En esta ocasión, y a diferencia de lo visto en el Lumia 800, Nokia ha optado por un diseño más tradicional pero que no deja de tener su seducción visual. Especialmente si uno está dispuesto a hacerse con alguna carcasa adicional para añadirle un poco de color al conjunto.

Nokia Lumia 710
Nokia Lumia 710
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Conviene tener presente eso sí que hay que conformarse con poco más de 6 GB para almacenar archivos, y que usar Zune para sincronizar su contenido o actualizar su firmware puede llegar a ser una tarea bastante tediosa y molesta. De hecho, ya han surgido algunos rumores que sostienen que Microsoft optará por otro sistema en la próxima versión de Windows Phone (aunque tampoco es algo que sirva de consuelo hoy por hoy).

Por último, y al contar con un equipamiento no excesivamente avanzado pero medianamente compensado, el precio libre del Nokia Lumia 710 se queda en 330 euros. Como consecuencia, las condiciones para financiar su precio a través de operadoras (Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo ya lo tienen en su catálogo) no son tan exigentes como en los terminales de gama más alta.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar