COMPARTIR
  • Nikon Coolpix A: primeras muestras
  • Ricoh GR: primeras muestras y breve comparativa con la Nikon Coolpix A
Prueba de producto
EL WINDOWS PHONE MáS ASEQUIBLE

Nokia Lumia 520: análisis

2
6
MAY 2013

Era lo que le faltaba a la estrategia conjunta de Nokia y Microsoft: un smartphone realmente convincente por menos de 200 euros. Se pueden echar en falta elementos como la brújula digital o el flash de la cámara, pero el Lumia 520 es un digno rival para toda esa flota de modelos básicos con Android. Siempre y cuando a uno no le importe el todavía limitado catálogo de aplicaciones de Windows Phone, claro.

Una pantalla medianamente grande y definida, un peso comedido, un procesador de doble núcleo a 1 GHz, una capacidad de almacenamiento integrado aceptable... y todo ello por 180 euros. Podríamos estar hablando de muchos de esos smartphones con Android que copan los catálogos de las operadoras. Pero no, es el Nokia Lumia 520 y emplea Windows Phone 8.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Presentado en febrero como la opción más económica hasta la fecha entre los modelos basados en el sistema operativo de Microsoft, mejora sustancialmente anteriores propuestas de Nokia que también iban en la misma línea. ¿Lo suficiente como para plantar cara a terminales de precio similar de Huawei, LG, Samsung o ZTE?

Buena carta de presentación
Ya lo dijimos cuando le echamos por primera vez el guante durante el Mobile World Congress de Barcelona: el Lumia 520 presenta un diseño muy convincente teniendo en cuenta su precio. No es el teléfono más delgado del mercado (su grosor es de 9,9 milímetros) y la forma en que su carcasa encoge desde los bordes hacia el centro, creando cierta sensación de tener más "barriga" de la cuenta, pero resulta cómodo y ligero en la mano (pesa apenas 124 gramos) y visualmente es elegante.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Justificado el uso predominante de materiales plásticos por requerir un desembolso inferior a 200 euros, Nokia ha sabido crear un equipo de tacto suave y agradable y con un estilo bastante limpio y desenfadado, con vistosos acabados en amarillo, azul, blanco y rojo.

Además, se vuelve a repetir un fenómeno que ya vimos en el Lumia 820: a primera vista parece el clásico smartphone de tipo "unibody", pero lo cierto es que tiene tapa trasera. Retirarla apenas requiere esfuerzo (basta introducir la uña por alguna de las equinas), y también es fácil ponerla, quedando perfectamente acoplada a la primera. Algo que verán con buenos ojos quienes prefieran tener una segunda batería de repuesto.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pega es que las ranuras micro-SIM y microSD no son accesibles si no se quita antes la batería. La tarjeta de memoria, por cierto, será seguramente indispensable para muchos usuarios: entre la habitual rebaja respecto a la capacidad interna anunciada y el espacio que ocupan las aplicaciones preinstaladas, los 8 GB con los que se publicita este Lumia 520 acaban siendo algo menos de 5 GB libres de serie. La buena noticia es que, además de los correspondientes 7 GB en la nube de Skydrive que trae consigo Windows Phone, el equipo acepta tarjetas microSD de hasta 64 GB.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En su justa medida

Otra ventaja del Lumia 520 está en que pasa olímpicamente del gigantismo, tan de moda en el segmento de los smartphones. Si uno tiene suficiente con una pantalla de 4 pulgadas, es una opción a tener muy en cuenta.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco participa de la moda de contar con la misma resolución que un televisor HD, pero sus 480 x 800 píxeles serán suficientes para la mayoría. Esa mayoría a la que seguramente le interesen más otras propiedades de la pantalla, como el hecho de que pueda usarse con guantes. Con las manos desnudas o abrigadas, cómo no, su respuesta táctil es bastante buena.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sobre esta base, la clave del Lumia 520 está en la propuesta que hace Windows Phone 8 de cara a la experiencia de usuario, presidida por ese mosaico de cuadrados y rectángulos redimensionables y "vivos" (por las animaciones con las que se decoran), que sirven como acceso directo a las aplicaciones. Todo lo que ya dijimos en este sentido sobre el Lumia 920, sin ir más lejos, es perfectamente aplicable en este caso.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora bien, conviene no olvidar que el Lumia 520 es, en comparación con aquél, menos potente como máquina pura y dura, quedándose con 512 MB de RAM y un chip algo menos dotado (concretamente un Qualcomm MSM8227 con procesador de doble núcleo a 1 GHz y unidad gráfica Adreno 305). ¿Se notan estas rebajas?

Pues aunque hay que fijarse bien, la misma interfaz gráfica da la sensación de moverse con una tasa de fotogramas por segundo ligeramente inferior a la del citado Lumia 920. Herramientas como el navegador web resultan algo menos ágiles. Y a la hora de abrir aplicaciones o reanudar las que se han quedado activas de fondo, el terminal a veces requiere unos instantes de espera más de los deseables.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si uno es muy exigente con estas cuestiones, el Lumia 520 se le puede quedar algo corto. Pero si la elección del smartphone depende mucho de contar con un presupuesto algo ajustado, lo cierto es que no tiene nada que envidiarle a cualquier Android de menos de 200 euros, comportándose además con bastante estabilidad en lugar de sufrir los altibajos de rendimiento tan habituales en estos últimos.

Los recortes

Como no podía ser de otra forma, para lograr rebajar el precio hasta los 180 euros Nokia ha tenido que recortar algunos de los componentes habituales en sus terminales. Sin ir más lejos, el Lumia 520 carece de brújula digital, un elemento cuya presencia suele darse casi por hecha ya en un smartphone.

De esta forma, las aplicaciones cartográficas de la firma escandinava (desde hace poco rebautizadas con el sello Here) pierden un pequeño aliado que podía resultar bastante útil. Especialmente si uno tiene problemas de orientación, pues la ausencia de la brújula imposibilita eso de dar vueltas sobre uno mismo y que el teléfono vaya mostrando en tiempo real hacia qué parte del mapa estamos mirando.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco hay cámara frontal, y la trasera de 5 megapíxeles, amén de ofrecer la calidad de imagen básica habitual en estas latitudes del mercado, carece de flash. Al menos, sí hay un botón disparador y se puede grabar vídeo a 720p, cuando en este tipo de terminales es bastante habitual que los clips se queden en resolución VGA.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como es por otra parte habitual últimamente en los Windows Phone, tampoco hay lugar para un sintonizador de radio FM. Y el reproductor de vídeo preinstalado no acepta pistas de subtítulos ni MKV, aunque sí reproduce sin problemas clips en DivX y MP4 en resoluciones de incluso 1080p.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto a la autonomía, nada nuevo ni para mal ni para bien: una jornada de uso intensivo y un par de días o tres si se es menos exigente. Teniendo en cuenta los recortes citados no hubiese venido mal ofrecer a cambio una batería más solvente, pero la del Lumia 520 se queda en 1.430 mAh. Al menos, y como comentábamos al principio, es posible sustituirla por otra en cualquier momento.

Windows Phone para los menos pudientes

No es el primer Windows Phone de Nokia pensado para los que no puedan rascarse mucho el bolsillo, pero quizás sí sea el primero verdaderamente solvente. El Lumia 520 es una apuesta más sólida que aquel ya lejano Lumia 610, que nació con la misma filosofía pero se veía lastrado por limitaciones como su poca RAM, que no le permitía ejecutar todas las aplicaciones del Marketplace de Microsoft.

La disponibilidad de programas de terceros, eso sí, sigue siendo la principal flaqueza de Windows Phone frente a Android. Pero como contrapartida, el Lumia 520 puede sacar pecho en otras materias. Su diseño, por ejemplo, es más atractivo que el de modelos de precio similar abonados a la plataforma de Google, como el Huawei Ascend G510 (u Orange Daytona) o el ZTE Skate Pro.

Nokia Lumia 520
Nokia Lumia 520
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si a uno le gusta Windows Phone pero no puede vivir sin flash en la cámara, tiene otras opciones también relativamente económicas como el HTC Windows Phone 8S. Y si tampoco quiere renunciar a la cámara frontal o la brújula digital, ahí están los Lumia 620 y 720. Pero en todos estos casos el precio se mueve ya entre los 200 y los 300 euros.

Con un precio libre de 180 euros, mientras se escriben estas líneas el Lumia 520 puede encontrarse ya en España en los catálogos de Movistar y Vodafone. A través de The Phone House también es posible adquirirlo con Orange.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
28 / FEB 2013
2
Comentarios
Cargando comentarios