• Apple TV: análisis
  • Canon PowerShot G12 versus Nikon Coolpix P7000: cara a cara
Prueba de producto
DISEñO CLáSICO CON SYMBIAN^3

Nokia C7: análisis

 
29
NOV 2010

Una fórmula parecida a la del N8, pero ahorrando en equipamiento y con una estética más continuista. El C7 prescinde así de varios lujos del teléfono fotográfico de Nokia, quedándose con una cámara de 8 megapíxeles sin autoenfoque, un almacenamiento integrado de 8 GB y un diseño para "clasicómanos" que combina plástico y metal, además de otros puntos entre los que destaca su pantalla AMOLED de 3,5 pulgadas, dotada de tecnología táctil capacitiva para lidiar con la interfaz gráfica de Symbian^3.

Fiel a su estrategia habitual, Nokia ha renovado en los últimos meses su gama de teléfonos con un escuadrón que cubre de forma escalonada distintos nichos de mercado: el E7 para los profesionales que busquen un teclado QWERTY, el N8 para quienes quieran altas prestaciones multimedia en su smarpthone... sirviendo este C7 como punto de anclaje entre la gama más alta y los modelos intermedios.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun a riesgo de quedarse en tierra de nadie, lo cierto es que estamos ante un equipo, en líneas generales, bastante equilibrado con la hoja de características en la mano. Que luego es cierto que Symbian^3 queda en evidencia al compararse con otros sistemas operativos, como ya apuntamos en nuestro análisis del N8, pero no todo el mundo busca la experiencia de usuario que brindan Android, iOS o Windows Phone 7.

C de clásico
Como sucede con muchos de los terminales de la serie C de Nokia, el diseño del C7 comparte sus formas clásicas con bastantes modelos anteriores de la firma escandinava (especialmente con algunos de la serie E): esquinas redondeadas, un marco plateado en el frontal y la mayor parte de la carcasa hecha de plástico, con excepciones como la tapa trasera metálica.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Además del acabado plateado que hemos podido probar, el Nokia C7 también está disponible en negro y marrón.

Justo aquí encontramos uno de los detalles más prácticos del terminal, ya que desplazando levemente una pequeña pestaña podemos desencajar la tapa para retirarla de forma rápida y sencilla. Al quitarla, descubrimos que no hace falta sacar la batería para manipular la tarjeta SIM, pero sí que hay que hacerlo a la hora de extraer o insertar una tarjeta microSD.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los 8 GB integrados del Nokia C7 (divididos en una unidad de 489 MB y otra de 7,44 GB) se pueden ampliar a través de tarjetas microSD de hasta 32 GB.
Si bien en sus primeras imágenes oficiales pudiera dar la impresión de ser algo grueso, lo cierto es que es un equipo fino (Nokia habla concretamente de 10,5 milímetros de profundidad) y luce bien en la mano, quedándose con un contenido peso de 130 gramos. Se desbloquea fácilmente usando una tecla móvil situada en el lateral derecho y no le faltan los controles habituales, incluido un botón disparador para la cámara.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En el lateral derecho están el disparador de la cámara, la tecla de bloqueo y el control de volumen, este último con un botón para acceder a las órdenes por voz justo en medio .

La botonera inferior no es táctil, sino que se hunde por ambos extremos para aplicar las funciones habituales de las teclas verde y roja, quedando en medio un botón alargado para entrar al menú de aplicaciones y la vista multitarea (esta última con una pulsación prolongada, como viene siendo habitual).

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La tecla de encendido y apagado, la salida AV de 3,5 milímetros y el puerto micro-USB están en la parte superior del terminal.

Siguiendo una costumbre rescatada últimamente por Nokia, el cargador suministrado en la caja se enchufa al clásico conector de 2 milímetros de diámetro, aunque el dispositivo también puede recargar su batería por USB.

Una fórmula algo inestable
Casi todos los móviles se cuelgan de vez en cuando, pero la docena de reinicios automáticos que ha sufrido el C7 durante nuestra primera semana de pruebas va más mucho más allá de lo aceptable. Lo más extraño del asunto es que se trataba de reinicios sobre los que el propio terminal nos avisaba con antelación, aunque sin darnos otra opción que pulsar en la inscripción "Aceptar".

Buena parte de ellos se produjeron inmediatamente después de instalar algún juego o aplicación descargada de la Ovi Store, aunque también han sucedido en plena llamada o estando el equipo en reposo. Tras los primeros siete días dejaron de producirse, así que confiaremos en que sólo haya sido un problema coyuntural.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El formato que emplea Nokia en el teclado QWERTY virtual del C7 hace que las teclas de las letras no tengan el tamaño ideal ni estén distribuidas de la forma más cómoda para escribir a altas velocidades.

A nivel de pantalla e interfaz de usuario, nos encontramos exactamente ante la misma receta que usa el citado N8. Con 3,5 pulgadas de diagonal, tecnología AMOLED y 360 x 640 píxeles de resolución, la experiencia de visionado tanto en interiores como a pie de calle es muy buena, aunque no se puede decir lo mismo del aprovechamiento que se hace de la tecnología táctil capacitiva del panel.

Mientras que sólo hagamos pulsaciones sencillas no hay mucho problema, aunque el teclado QWERTY virtual no permite una velocidad de escritura tan alta como la que hemos visto en otros smartphones. Al hacer zoom multigestual, en cambio, comienzan los retrasos y los errores a la hora de interpretar las órdenes de los dedos, especialmente en el caso del navegador web.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La portada de QUESABESDE.COM desde distintos puntos de vista en el navegador web del Nokia C7,

Es sin duda el programa en el que más debe trabajar Nokia de cara al futuro. Está muy bien que pueda reproducir los vídeos incrustados de YouTube, pero funciona a tirones, se cuelga a menudo y ni siquiera es capaz de tener varias páginas abiertas a la vez, entre otras carencias.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este sentido, le tomamos la palabra a Jo Harlow, jefa de la unidad de smartphones de Nokia, quien ha prometido una actualización para 2011 que traerá "una experiencia de navegación web mucho más moderna" a los terminales equipados con Symbian^3.

La gestión del correo electrónico sí que está perfectamente resuelta, con un proceso de configuración tan sencillo como siempre y un Push Email capaz de actualizar la bandeja de entrada cada cinco minutos (el N8 podía hacerlo prácticamente al segundo, aunque la diferencia tampoco es muy traumática para un usuario medianamente avanzado).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La interfaz principal de Symbian^3, con tres escritorios en los que siempre se puede recurrir a la visualización apaisada y donde se pueden agregar widgets con contactos favoritos, feeds de noticias, la bandeja de entrada del correo electrónico o búsquedas en Google, entre otros.

En cuanto a las redes sociales, y dejando a un lado aplicaciones disponibles de la Ovi Store que permiten gestionar varias a la vez (como Snaptu), el C7 lleva soporte de serie para Facebook y Twitter, con la posibilidad de integrarlas en la agenda de contactos telefónicos (manualmente, eso sí) y recibir las actualizaciones en un widget de escritorio.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Este último es uno de los elementos que podemos colocar en cualquiera de las tres pantallas principales que forman la primera capa de la interfaz gráfica de Symbian^3, entras las que podemos mover de forma lateral y donde se comienza a apreciar la posibilidad de usar siempre un formato apaisado al tumbar el terminal, aprovechando su acelerómetro.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Dos formas distintas de indicar qué aplicaciones trabajan en multitarea: marcándolas en el menú de aplicaciones (que también puede apaisarse) o en una vista que las previsualiza a través de una tira móvil de miniaturas

El proceso para configurar estas pantallas sigue siendo algo enrevesado (hay que activar la opción, pulsar en la casilla correspondiente y luego buscar el elemento que queramos añadir, cuando en otras plataformas a menudo basta con arrastrarlos de una pantalla a otra), pero con unos minutos de dedicación se pueden montar unos escritorios principales bastante completos.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Cuatro aspectos distintos de la interfaz de Ovi Store.

Entre las aplicaciones suministradas de serie, destaca como siempre Ovi Maps, uno de los grandes valores añadidos de los smartphones de Nokia gracias a su navegación GPS completamente gratuita tanto en modo coche como peatón. Como principal novedad, ahora los mapas se pueden descargar directamente al teléfono desde los propios menús de configuración de Ovi Maps, con lo que ya no es necesario hacerlo desde el ordenador a través del programa Nokia Ovi Suite.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Ovi Maps puede trabajar con rutas para coche o peatón y, cuando la vista satelital no está disponible, puede recurrir a recreaciones tridimensionales de edificios históricos.

Esta experiencia de usuario, como siempre, puede ampliarse a través de la tienda Ovi. Nokia presume de servir ya unas 300.000 descargas al día, y a decir verdad su plataforma de aplicaciones ha avanzado mucho en los últimos tiempos. Todavía no se pueden comparar sus menos de 20.000 programas disponibles con los 100.000 de Android o los 300.000 del iPhone, pero por algo se empieza.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cantidad y calidad aparte, las mayores fracturas de Ovi respecto a App Store, Android Market o Windows Marketplace están en la velocidad (el acceso a una tienda de aplicaciones debería ser casi instantáneo, y en el caso de Nokia hay veces que invierte entre 10 y 15 segundos) y la estabilidad una vez que hemos entrado (en algunas ocasiones, la conexión se pierde y debemos salir para volver a entrar).

Plenamente conectado, pero sin adaptadores
A la completa conectividad inalámbrica que Nokia está incluyendo en sus últimos terminales (HSDPA a 10,2 Mbps, Wi-Fi en versión 802.11n y Bluetooth 3.0), modelos como este C7 le añaden también la compatibilidad con USB On-the-Go, que como en el caso del N8 permite explorar el contenido de otros equipos (ya sean pendrives, discos duros externos o incluso otros teléfonos) directamente a través del puerto microUSB del equipo.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El problema es que, en esta ocasión, Nokia no proporciona el cable adaptador necesario para convertir el puerto micro-USB en una entrada USB 2.0 convencional, así que habrá que conseguirlo aparte si quieremos explotar esta práctica función en el C7.

Tampoco hay en esta ocasión salida mini-HDMI, pero sí la clásica solución de Nokia consistente en habilitar el conector mini-jack de 3,5 milímetros como salida de vídeo en resolución VGA. Como casi siempre, eso sí, la caja del producto no incluye el cable necesario, aunque siempre podremos usar uno genérico con conectores RCA en el otro extremo.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lástima que luego el rendimiento general del teléfono no esté a la altura del conjunto. Los 256 MB de RAM y el procesador ARM 11 a 680 MHz no permiten explayarse mucho con la multitarea, y eso se hace notar sobre todo en las desaceleraciones de la interfaz gráfica cuando tenemos que alternar entre una aplicación y otra a un ritmo demasiado alto.

Es la paradoja de Nokia y su competencia: aunque luego no gocen de cámaras tan destacables ni cuenten con los 8 GB de almacenamiento integrado de este C7, por citar algunos puntos, terminales de corte bastante más sencillo como el LG Optimus One o el HTC Wildfire resultan al final mucho más fluidos y estables. No es para tirar cohetes, pero se porta. Con el brillo de pantalla al máximo, las conexiones 3G y Wi-Fi siempre activas y el Push Email configurado para revisar la bandeja de entrada cada cinco minutos, la batería de 1200 mAh del Nokia C7 nos ha aguantado siempre entre 32 y 36 horas antes de requerir una nueva recarga, soportando por supuesto un volumen común de llamadas de voz.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un pequeño plus respecto a las 24 horas de autonomía que suelen proporcionar la mayoría de smartphones de gama alta (como sin ir más lejos el N8), y que pueden incluso superar las 40 horas sin prescindimos del Wi-Fi o dejamos que el teléfono gestione de forma inteligente el brillo de la pantalla.

Pan para hoy y hambre para mañana
A Nokia le pasa lo que a casi toda firma que ostenta durante años un papel hegemónico en su sector: se relaja, confiada por su amplia cuota de mercado, y se conforma con seguir satisfaciendo las necesidades de su "núcleo duro" de usuarios. Un grupo que sigue creciendo en número pero que, debido a la democratización del smartphone, cada vez representa una parte más pequeña de todo el pastel.

Es por eso que ahora están llegando terminales que, como este C7, hubiesen venido mucho más a cuento hace uno o dos años, cuando la compañía finesa apostaba por equipos de pantalla resistiva y software que también se resistía lo suyo. Durante el tiempo que ha tardado Nokia en actualizar su fórmula, le han crecido enanos de forma que, en el contexto actual, la experiencia de usuario de sus equipos resulta algo anquilosada.

Nokia C7
Nokia C7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esto no quiere decir que el C7 no sea un equipo perfectamente válido para quien, sin estar especialmente interesado en sacarle todo el partido a las funciones avanzadas, busque un teléfono táctil de diseño elegante y con una autonomía decente. Las operadoras lo saben, y de hecho Movistar y Vodafone lo tienen ya en su catálogo como alternativa a los 400 euros por los que Nokia lo vende en su tienda on-line.

Otro gallo canta si lo que uno quiere es un smartphone muy personalizable, de manejo fluido y rendimiento estable, facetas en las que Nokia debe replantearse seriamente su estrategia. Y como por ella no pasan ni Android ni Windows Phone 7, como nos recordó hace poco un responsable de la firma, el único faro que se adivina en el horizonte es MeeGo. Claro que de eso no podremos hablar hasta el año que viene.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar