• Samsung Galaxy S III: análisis
  • Un vistazo a iOS 6, lo próximo de Apple
Prueba de producto
¿MEJOR QUE UNA CáMARA?

Nokia 808 PureView: análisis fotográfico y comparativa

 
26
JUN 2012

Mientras Nokia intenta reinventarse en el escaparate telefónico de la mano de Windows Phone, las cosas le van algo mejor desde el punto de vista fotográfico. Al menos las ideas, porque el 808 PureView se ha convertido en el nuevo referente entre esos teléfonos que sueñan con ser una auténtica cámara. Pero, ¿son esos 41 megapíxeles realmente útiles? ¿Se impone este smartphone -fotográficamente hablando- a los terminales más potentes del momento? ¿Puede competir con una cámara de verdad? Sólo hay una forma de comprobarlo.

Tras probar una unidad de preproducción hace unas semanas, ha llegado el momento de analizar con más calma la vertiente fotográfica del Nokia 808 PureView. (De su análisis telefónico ya se ocuparán más adelante los compañeros de "Mundo móvil", a quienes les hemos robado el terminal para revisar con lupa esos 41 megapíxeles).

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si el Nokia N8 fue en su momento el modelo de referencia para todos aquellos que querían un teléfono con una cámara de verdad, al 808 PureView le toca asumir ahora este papel. Como iremos viendo, no es sólo una cuestión de megapíxeles. Y es que más allá del titular, el zoom, el flash de xenón y algunas de sus funciones fotográficas hacen que este Nokia parezca más preparado que nunca para plantar cara a muchas de las compactas del mercado.

De todos modos, sería muy ingenuo por nuestra parte perder de vista que estamos hablando de un teléfono. Por mucha importancia que la cámara pueda tener. Y en este sentido su elevado precio (ronda los 600 euros sin subvención de las operadoras) y la apuesta por un sistema operativo (Symbian) en claro retroceso no facilitan demasiado las cosas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En la imagen superior, el 808 PureView acompañado de dos de los smartphones más punteros del momento: el iPhone 4S y el Samsung Galaxy S III. Debajo, el móvil de Nokia custodiado por la Casio ZR200 y la Olympus E-PM1.

Aclaradas estas cuestiones, vamos a comprobar de lo que es capaz la cámara de este 808 PureView. Como su buen rendimiento lo podemos dar casi por sentado tras ver las primeras muestras, ahora la idea es ir un paso más allá y enfrentarlo al omnipresente iPhone 4S y a la nueva sensación de la temporada: el Samsung Galaxy S III.

Aunque puestos a jugar a las comparaciones, posiblemente sea mucho más revelador echar mano de una compacta de última generación (la Casio Exilim EX-ZR200, que andaba por nuestro laboratorio) e incluso una Micro Cuatro Tercios (la diminuta E-PM1).

Más allá de los megapíxeles

Sí, el 808 PureView es un teléfono móvil con una cámara de 41 megapíxeles capaz de realizar fotografías con una resolución de 38 millones de puntos. Dicho así suena sencillamente absurdo. ¿Para qué va a necesitar alguien semejante resolución en un smartphone?

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Totalmente de acuerdo. Pero pasado el primer impacto, un par de apuntes antes de liarnos a criticar como locos esta orgía de megapíxeles. Lo primero que no hay que perder de vista es que este teléfono usa un sensor de imagen más grande que el empleado por el resto de móviles y por la mayoría de cámaras compactas.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se trata en concreto de un CMOS retroiluminado de 1/1,2 de pulgada cuyos 41 millones de fotocélulas miden 1,4 micrones. Es más grande y tiene más resolución, efectivamente, pero al fin y al cabo presenta los mismos diminutos fotositos (un dato muy importante por su relación con el ruido y el rango dinámico) que muchos otros móviles de gama alta y cámaras compactas.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro dato vital es que la filosofía de la tecnología PureView no consiste en utilizar esa resolución para ofrecer imágenes gigantescas, sino para trabajar con 5 u 8 megapíxeles y aprovechar ese exceso de píxeles para ofrecer otras funciones: zoom real y mejoras en la calidad de imagen.

Rápido y completo

La forma más fácil para acceder a la cámara es a través del botón de disparo situado en uno de los laterales del teléfono. Una función muy útil que incluso se mantiene cuando el terminal está bloqueado. Además, el 808 PureView cuenta con un mando propio para el zoom que, eso sí, no sirve de nada si trabajamos con la máxima resolución y esta posibilidad queda desactivada.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El funcionamiento general es bastante ágil: tanto la puesta en marcha como el disparo o el paso de la opción de fotografía a vídeo. Buena nota también para el enfoque automático, rápido y preciso (estamos hablando de un teléfono, no lo olvidemos) y con diferentes ajustes que pueden seleccionarse manteniendo la presión en cualquier parte de la pantalla: enfoque al infinito, automático, detección facial e hiperfocal.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El teléfono ofrece tres modos de trabajo: automático, escenas (hay nueve opciones prefijadas, incluida una de detección y selección automática de la escena) y creativo (tres ajustes configurables con los que se pueden memorizar ciertos valores de la toma).

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una vez seleccionado este modo creativo aparece en el lateral del panel un menú desplegable con opciones que poco tienen que envidiar a algunas compactas. Exceptuando los controles manuales y el formato RAW, hay casi todo lo necesario: sensibilidad (de 50 a 1.600 ISO), balance de blancos, medición... Incluso podemos recurrir a un filtro de densidad neutra que viene activado de serie en el modo automático.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las opciones de disparo incluyen el horquillado (tres o cinco fotos con variaciones de hasta dos pasos por encima o debajo de la exposición correcta) y un modo de captura a intervalos que puede dar mucho juego para los amantes de los "time-lapse", puesto que permite realizar hasta 1.500 disparos con una separación entre sí de entre 5 segundos y 30 minutos.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No hay un modo de disparo en ráfaga, pero si no se levanta el dedo del botón del disparador, el teléfono sigue capturando fotografías con una cadencia aproximada de 1 fotograma por segundo. Al menos trabajando a 8 megapíxeles, porque en la máxima resolución todo se ralentiza notablemente.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es una pena que el modo de horquillado no se haya aprovechado para ofrecer alguna función de HDR. Usado con cierta moderación y vistos los resultados en lo que respecta al control de las altas luces y las sombras, no habría venido nada mal una ayuda en este sentido.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puestos a echar de menos opciones, el 808 PureView también se queda algo corto en lo que a filtros creativos se refiere. Por mucho que se trate de un modelo con aspiraciones fotográficas bastante serias, no hay que pasar por alto que la posibilidad de usar filtros -nativos o mediante aplicaciones- es una de las funciones que más gustan de los teléfonos. Y como es bien sabido, las aplicaciones disponibles para el sistema Symbian que emplea este terminal no son abundantes.

Resolución o zoom

Es al acceder al modo creativo cuando podemos seleccionar entre la modalidad de alta resolución (38,4 megapíxeles en formato 3:2, o bien 33,6 en 16:9) y la llamada PureView (con ajustes para 8, 5 y 3 megapíxeles que hacen variar también el alcance del zoom).

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El objetivo es de focal fija, con una cobertura equivalente a 28 milímetros. Si bien este terminal no ofrece un zoom óptico, sí aprovecha su elevada resolución para aplicar un recorte a la zona central de la imagen y acercar de este modo el plano.

Efectivamente, el efecto es el mismo que si trabajamos en la máxima resolución y posteriormente recortamos una zona de la fotografía, sólo que en este caso es el teléfono el que se ocupa de esta operación. Un recorte que, por cierto, se puede aplicar por adelantado antes de realizar la captura operando como un zoom convencional, pero también después a partir de una fotografía en la máxima resolución para convertirla en una de 8, 5 o 3 millones de puntos.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con un Nokia 808 PureView.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
38 MP
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
8 MP
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
8 MP zoom
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
5 MP
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
5 MP zoom

El alcance de este ingenioso zoom, por tanto, variará según la resolución elegida. Por ejemplo, a 5 megapíxeles el 808 PureView ofrece un zoom de 3 aumentos resultante de unas focales de 28-84 milímetros que, además, mantiene en todo momento la luminosidad máxima (f2.4) de la que presume su objetivo Carl Zeiss.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De izquierda a derecha: los objetivos del PureView, el iPhone 4S y el Samsung Galaxy S III.

Como puede apreciarse en las fotografías realizadas, Nokia cumple su palabra: gracias a la tecnología PureView este terminal es capaz de simular un zoom real sin que se aprecie una pérdida de calidad. Aunque el alcance es algo limitado en comparación con las compactas más sencillas, se trata de un primer paso muy interesante que abre la puerta a un territorio hasta ahora casi vedado a los teléfonos móviles, poco dispuestos a sacrificar sus contenidas dimensiones a cambio de ofrecer un zoom óptico.

Menos resolución... ¿más calidad?

Superada la prueba del zoom, la segunda promesa de este sistema basado en el "oversampling" (reducir la resolución y unir la información de varios fotodiodos del sensor para mejorar los resultados) apunta directamente a la calidad de la imagen. De nuevo la idea es la misma: no hacen falta esos 41 megapíxeles, así que el exceso se puede aprovechar para ofrecer imágenes de 8 o 5 millones de puntos más ricas y capaces de lidiar con los clásicos problemas de los móviles.

Nokia 808 PureView
Nokia 808 PureView
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Nada mejor que volver a observar los resultados obtenidos durante estos días de prueba. Trabajando en la máxima resolución, las fotografías son muy aparentes en cuanto a color y nivel de detalle, sobre todo si recurrimos a planos bastante cerrados que dejen poco margen a fuertes contrastes que afeen los resultados.

Muestras: 38 MP
Las fotografías se han realizado con un Nokia 808 PureView.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.

Pese a que el nivel de detalle es espectacular para un teléfono, si aplicamos la lupa descubriremos que incluso con buena luz y las sensibilidades más bajas ya se aprecian los efectos del procesamiento al que son sometidas las imágenes y cierta granulosidad.

También hemos detectado algo de trepidación en algunas fotografías, aunque no queda claro si ello se debe al mal pulso del que apretaba el botón -la velocidad de obturación era alta en la mayoría de casos-, a los problemas de ergonomía del teléfono o a las limitaciones de la óptica en cuanto a nivel de resolución y detalle de un sensor con semejante cifra de megapíxeles.

Muestras: 8 MP
Las fotografías se han realizado con un Nokia 808 PureView.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.

En cualquier caso, los resultados son de nota dentro de su contexto, con imágenes que aguantan el tipo sin problemas hasta 400 ISO o incluso un poco más allá si soportamos algo de grano y algunos indicios de ruido cromático. Eso sí, cuidado con la sensibilidad automática, porque este Nokia parece confiar demasiado en el pulso del fotógrafo, tendiendo a elegir antes velocidades casi imposibles de aguantar bien sin un apoyo en lugar de elevar el ISO.

Muestras: 5 MP
Las fotografías se han realizado con un Nokia 808 PureView.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.
las fotografías se han realizado con un nokia 808 pureview.

Pero dejando el ruido a un lado y dando por hecho que los problemas con el balance de blancos automático pueden compensarse si nos molestamos en elegir ajustes manuales, la principal limitación está en el rango dinámico.

Las sombras aparecen bien expuestas y con un nivel de información notable, pero en las tomas con más contraste, si no andamos atentos con la exposición y la medición -o incluso así-, las luces altas pueden acabar "quemadas". Y lo peor de todo es que no hemos notado diferencia entre trabajar en la máxima resolución o con 8 y 5 megapíxeles.

El Nokia contra todos

Pero nada mejor para contextualizar los piropos hacia los resultados y la tecnología de este terminal que enfrentarlo a otros teléfonos móviles y otras cámaras, tanto en escenarios con buena luz como en una toma de interiores algo más complicada.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Casio ZR200, el Galaxy S III y el iPhone 4S (sobre la repisa) junto a la Olympus E-PM1 (montada en el trípode) y el 808 PureView (en la mano).

En el primer caso las fotografías parecen confirmar esa teoría no escrita pero conocida por todos: con buena luz todas las cámaras (móviles de gama alta incluidos) son buenas. Efectivamente, la lógica se impone y la Olympus E-PM1 gana, seguida de la Casio ZR200, pero tanto el iPhone como el Samsung Galaxy S III aguantan bien el envite.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Nokia 808 PureView enfrentado con el iPhone 4S (arriba) y con el Samsung Galaxy S III.

¿Y el 808 PureView? Aunque detectamos (sobre todo en la máxima resolución) el citado problema de trepidación, la imagen a 8 megapíxeles convence más que la de los otros dos móviles. No es tanto una cuestión de detalle como de naturalidad de la imagen. Ésta no tiene ese aspecto de excesivo procesamiento -por decirlo de algún modo- que suelen lucir las fotos realizadas con la mayoría de móviles y que también se percibe en el iPhone 4S y en el Galaxy S III, pese a sus buenos resultados.

Muestras: comparativa
Las fotografías se han realizado con un 808 PureView, un iPhone 4S, un Galaxy S III, una Casio ZR200 y una Olympus E-PM1.
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
808 PureView (38 MP)
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
808 PureView (8 MP)
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
Galaxy S III
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
iPhone 4S
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
Casio ZR200
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
Olympus E-PM1

Como era de esperar, las diferencias se refuerzan cuando la escena se complica. El Nokia vuelve a optar por una velocidad de disparo ingobernable en lugar de subir el ISO, con lo que la imagen queda algo movida. Pese a ello, el equilibrio entre ruido y detalle se impone al de los otros dos terminales, si bien la zona de luz queda irremediablemente "quemada". El Galaxy S III la salva a cambio de subexponer toda la imagen y dejarla visiblemente oscura.

Muestras: comparativa
Las fotografías se han realizado con un 808 PureView, un iPhone 4S, un Galaxy S III, una Casio ZR200 y una Olympus E-PM1.
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
808 PureView (38 MP)
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
808 PureView (8 MP)
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
Galaxy S III
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
iPhone 4S
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
Casio ZR200
las fotografías se han realizado con un 808 pureview, un iphone 4s, un galaxy s iii, una casio zr200 y una olympus e-pm1.
Olympus E-PM1

Comparado con la Exilim de Casio, lo cierto es que costaría elegir, puesto que el nivel de reducción de ruido que se aplica en esta compacta (la foto está realizada a 800 ISO) iguala mucho los resultados obtenidos con el 808 PureView. En realidad, ninguno de los dos dispositivos parece encontrarse en su ambiente favorito.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Nokia PureView junto a la Casio Exilim EX-Z200.

Como era de esperar, la Olympus se impone: a 3.200 ISO consigue que la foto a pulso quede más o menos congelada, y los niveles de ruido y detalle son tolerables. Si alguien esperaba sorpresas o una paliza del Nokia a las cámaras, mejor que busque un escenario con buena luz.

Vídeo también con zoom

Si bien es cierto que los clips Full HD son cada vez más habituales entre los terminales de gama alta, el 808 PureView también saca pecho en lo que respecta a las prestaciones en el terreno del vídeo.

Así, este peculiar móvil es capaz de generar secuencias de 1920 x 1080 píxeles a 30, 25, 24 o 15 fotogramas progresivos por segundo y con flujos de datos que rondan los 20 Mbps. Además, gracias a su sensor de gran resolución y mediante el mismo sistema ya visto en el apartado fotográfico, ofrece un zoom de 4x durante la grabación de vídeo sin pérdida de calidad o de 6x si echamos mano del modo a 720p.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con un Nokia 808 PureView y sometidas a un proceso de compresión optimizado. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

Nos ha sorprendido gratamente la capacidad de reacción del terminal a la hora de adaptarse a los cambios de luz durante la grabación de secuencias de vídeo, aunque exactamente igual que ocurría con las instantáneas, su punto más débil es el rango dinámico.

Pese a ello, los resultados son bastante interesantes: los vídeos lucen un contraste muy alto y cuentan con una máscara de enfoque que aumenta la sensación de nitidez. Quizás no son el mejor reflejo de la realidad, pero tienen un aspecto que gustará a la mayoría de usuarios.

Apuesta de futuro

¿Conoce a alguien cuyo principal criterio-y casi único- a la hora de elegir un teléfono sea la cámara que éste utiliza? Si es así, no lo dude: recomiéndele de nuestra parte el Nokia 808 PureView. Digno heredero del N8, este modelo puede presumir por prestaciones, opciones y rendimiento de ser lo más parecido a una cámara que también puede hacer llamadas.

¿Mejor que una compacta? En condiciones de buena luz podría competir sin demasiados problemas, pero si la escena se complica no lo tenemos tan claro. El sensor es grande, pero a fin de cuentas cada uno de los fotodiodos que lo componen son demasiado pequeños.

Nokia 808 PureView y Olympus E-PM1
Nokia 808 PureView y Olympus E-PM1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por no hablar -claro- de la ergonomía, los menús o el zoom sin pérdida de calidad. El 808 PureView es de los pocos terminales que ofrecen esta prestación gracias a su ingeniosa tecnología PureView, pero a día de hoy casi cualquier compacta de 100 euros se atreve con un zoom óptico de 5x que deja pequeño al de este teléfono.

Y es que más allá de sus buenos resultados y de esos espectaculares 38 megapíxeles, el 808 PureView no deja de ser una especie de demostración de fuerza de lo que esta tecnología podría aportar en el terreno fotográfico a cualquier otro móvil.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar