Crónica

Nokia y la imagen digital: empate a cero en un partido vibrante

 
14
OCT 2008
Eduardo Parra   |  Madrid

Si en lugar de una reunión de trabajo hubiese sido un partido de fútbol, el encuentro entre la prensa y Nokia que tuvo lugar ayer para comentar la posición de la poderosa marca de telefonía móvil en el mercado de la imagen digital bien podría haber sido un partido de exhibición de una de esas jornadas de liga en las que, aun sin goles, crean afición.

Sin novedades que descubrir pero sí por probar, la reunión que Nokia había convocado tenía toda la pinta de ser una de esas sesiones de trabajo que hay que cubrir para el medio de turno, pero que en realidad aportan poco.

Sin embargo, ya desde el primer minuto todo cambió. El "feedback" entre prensa y representantes de la firma fue constante, y el toma y daca de preguntas-penalti y respuestas-parada, un continuo durante todo el encuentro.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Descolocados un poco los periodistas en los primeros compases -quizá por encontrarse ya un árbol de Navidad en las oficinas estando en pleno mes de octubre-, Javier García Rodríguez fue el encargado de atacar con un generoso surtido de halagos para la compañía, en el que no faltaron referencias a su liderazgo, su amplia gama de productos y su respuesta a lo que el público demanda.

La presión fue tan contundente que los intentos periodísticos de poner en aprietos al rival fueron hábilmente respondidos. Y en el peor de los casos, ágilmente rechazados lanzando balones fuera.

Desde Nokia aseguran que lideran el mercado con 200 millones de cámaras fotográficas vendidas

"El botón de disparo de los teléfonos -decía un periodista con un móvil entre las manos- es un poco duro de manejar." "Es una cuestión de diseño, aunque muchos clientes se quejan de que aún es un poco blando", respondía el responsable de Nokia.

"Las baterías son un poco limitadas para una pantalla tan grande." Segundo disparo que tampoco surtía efecto: "En Nokia queremos que el mínimo de batería, sea la gama que sea, empiece en 1200 mAh."

Para disipar cualquier duda, desde la banda de Nokia aparecía entonces un reciente fichaje, el 5800 XpressMusic, "con una batería de 1300 mAh", y el delantero estrella, el N96, "que lleva de todo".

Nokia volvía al ataque echando mano de la táctica de la memoria (16 GB en el N96), la pantalla OLED (como la del citado 5800 XpressMusic) y el GPS, que poco a poco se va convirtiendo en una prestación habitual de muchos terminales.

Nokia 5800 XpressMusic
Nokia 5800 XpressMusic
Nokia N96
Nokia N96

"El GPS será una revolución dentro de dos años; es increíble la cantidad de aplicaciones que se pueden hacer en base a él", comentaban desde Nokia.

La prensa contraatacaba utilizando el elevado coste de implantación de las pantallas OLED y el dispendio que supone para el usuario utilizar el GPS a través de una conexión de datos 3G. Nokia cortaba de raíz la ofensiva: "La tecnología OLED se implementará según descienda su precio, y respecto al GPS vía 3G, hay tarifas planas de datos."

Casi al final, cuando la gente comenzaba a retirarse del partido, se puso en juego la pelota de la fotografía. Un balón que los representantes de Nokia supieron manejar con agilidad al asegurar que la firma finesa lidera el mercado con nada más y nada menos que 200 millones de cámaras fotográficas vendidas.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

"¿Cámaras o móviles con cámara?", preguntamos. "Nosotros nos referimos a nuestros dispositivos como cámaras digitales", respondieron.

El contraataque no se hizo esperar. ¿No se asociará Nokia con alguna marca fotográfica tal y como Motorola ha hecho con Kodak? "Nosotros hace años que estamos aliados con Carl Zeiss", nos recuerdan. Rechace casi impecable, porque Zeiss no fabrica sensores.

Tres pitidos y final del partido. ¿Ganador? No hubo, pero sin duda mereció la pena pagar la entrada.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar