Actualidad

El cambio de rumbo de Nokia afectará a 7.000 de sus trabajadores

 
27
ABR 2011

Tras firmar una alianza con Microsoft para convertir Windows Phone en su sistema operativo de referencia, Nokia ha publicado las primeras cifras que reflejan cómo se verá afectada su plantilla por esta nueva estrategia. Así, la firma escandinava prevé desprenderse de 7.000 empleados durante los próximos dos años.

Por un lado, Nokia tiene previsto despedir a 4.000 trabajadores -la mayoría de ellos pertenecientes a sus plantillas situadas en Dinamarca, Finlandia y Gran Bretaña- de forma progresiva y hasta finales de 2012.

Foto: Nokia
Oficinas centrales de Nokia en Espoo (Finlandia).

Por otra parte, y aunque aún quedan flecos por cubrir al respecto, el gigante finlandés de la telefonía ha llegado a un acuerdo con Accenture para que ésta se haga cargo de Symbian, el sistema operativo que ha marcado las señas de identidad de Nokia durante los últimos años.

Esta medida afectaría a otros 3.000 trabajadores situados en China, Estados Unidos, Finlandia, Gran Bretaña e India que, conservando sus funciones actuales, serían traspasados a la plantilla de Accenture de aquí a finales de 2011. Nokia pretende así soltar el lastre necesario para, ya en 2013, reducir en 1.000 millones de euros sus costes operativos en comparación con los de 2010.

Diseños conceptuales de smartphones de Nokia con Windows Phone 7 mostrados durante el úlitmo Mobile World Congress de Barcelona.

Un saneamiento al que habría que sumar los "miles de millones de euros" que, según una nota de prensa de la propia compañía, Nokia recibirá de Microsoft como fruto del acuerdo alcanzado para lanzar terminales con Windows Phone, los primeros de los cuales se esperan para finales de 2011 o principios de 2012.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar