Actualidad

Nokia anuncia otros 3.500 despidos para seguir reestructurando sus unidades de negocio

 
29
SEP 2011

Tras las primeras medidas de saneamiento anunciadas en abril, Nokia sigue con su particular reestructuración. En esta ocasión, su cambio de estrategia en campos como la fabricación de teléfonos de gama básica traerá el cierre de varios centros de trabajo y 3.500 despidos, aunque estas nuevas medidas no tendrán efecto hasta 2012.

Según una nota de prensa emitida esta misma tarde, la compañía finesa pretende centrar los esfuerzos de su recientemente creada unidad de negocio de Localización y Comercio (encargada del desarrollo de sus servicios de mapas, entre otras materias) en sus oficinas de Berlín, Boston y Chicago, cerrando las que actualmente operan en la localidad alemana de Bonn y la estadounidense de Malvern. Esta medida afectará a 1.300 trabajadores.

Centro de trabajo de Nokia en la localidad finlandesa de Salo. | Foto: Nokia

A esta cifra habría que sumar otros 2.200 despidos como consecuencia del descenso progresivo de la actividad de los centros de Nokia en Salo (Finlandia), Komárom (Hungría) y Reynosa (México), y del cierre de la factoría que el fabricante escandinavo posee en Cluj (Rumanía).

La actividad de este último centro, dedicado a la fabricación de terminales de gama básica, será traspasada a las factorías asiáticas de Nokia, mejor dotadas para la producción a gran escala y localizadas cerca de los que la firma considera que son los "mercados clave" para este tipo de dispositivos.

Meltemi, ¿nuevo sistema operativo?
Precisamente los teléfonos móviles básicos de Nokia han sido noticia hoy por partida doble. Según comentan en The Wall Street Journal, la compañía escandinava está preparando el desarrollo de un nuevo sistema operativo que sustituiría a S30 y S40 como el software principal de este tipo de terminales.

Conocido con el nombre en clave Meltemi, se trataría de un sistema operativo basado en Linux. Nokia, eso sí, aún no ha confirmado ni desmentido la noticia.

Conviene recordar que en los últimos tiempos Nokia ha cambiado notoriamente su estrategia en los sistemas operativos para smartphones: tras dejar el desarrollo de Symbian en manos de Accenture y desvincularse de MeeGo (ahora refundado como Tizen con el apoyo de Intel y Samsung), su apuesta actual en la gama alta es Windows Phone.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar