• Caballeros de Bacongo: encantados de haberse conocido
  • Ahí estuvieron Avedon, Billingham, Errázuriz y Szász
Agenda fotográfica

"NO proyectado sobre el Papa": activismo fotográfico

 
25
JUN 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

La sala madrileña Off Limits se suma a la presente edición de PHotoEspaña con una exposición cuyas dos únicas fotografías no están exentas de polémica. Y es que el alemán Julius von Bismarck y el español Santiago Sierra consiguieron colar su propio mensaje reivindicativo durante la última visita del Papa a España. El invento que utilizaron para tal fin se llama Image Fulgurator y su creador lo define como un "dispositivo para manipular físicamente las fotografías".

Santiago Sierra es uno de esos fotógrafos a los que la fama les precede. Su nombre saltó a la palestra informativa en 2010 tras rechazar el Premio Nacional de Fotografía que cada año otorga el Ministerio de Cultura para conservar así su independencia creativa y no posicionarse a favor del Estado. Esa independencia le llevó el año pasado a asociarse con Julius von Bismarck en un proyecto que se expone estos días en Madrid en el marco de PHotoEspaña 2012 y que lleva un título bastante clarificador: "NO proyectado sobre el Papa".

Santiago Sierra / Julius von Bismarck
Santiago Sierra / Julius von Bismarck

Cuando el verano pasado el jefe de la iglesia católica recaló en Madrid para encabezar las Jornadas Mundiales de la Juventud, Sierra y von Bismarck realizaron su particular acto de "guerrilla fotográfica" contra la visita del pontífice. A través de un sistema denominado Image Fulgurator ideado por este último, lograron colar un gigantesco "NO" en las fotografías con las que muchos peregrinos inmortalizaron las apariciones públicas de Benedicto XVI durante aquel mes de agosto.

Foto: Julius von Bismarck
Von Bismarck empuña su Image Fulgurator (arriba). En la exposición de Madrid podemos ver la cámara que se utilizó durante la intervención del Papa. | Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

El funcionamiento del sistema es realmente ingenioso: una cámara de 35 milímetros con un flash conectado a su parte trasera registra mediante un sensor los destellos de los flashes de otras cámaras y lanza el suyo propio al mismo tiempo. La imagen que se desea proyectar, en ese caso la palabra "NO", aparece así durante un instante lo suficientemente breve -unos milisegundos- como para que los presentes no se percaten, pero lo suficientemente duradero como para ser inmortalizado por sus cámaras de fotos.



El Image Fulgurator en acción.

Von Bismarck estrenó este sistema en un acto público allá por 2008, durante una visita de Barack Obama a Berlín. El presidente estadounidense apareció en las fotos de muchos asistentes con una fantasmagórica cruz dibujada en el atril desde el que pronunciaba su discurso. El joven berlinés consiguió asimismo colar una paloma en la imagen de Mao que preside la plaza de Tiananmen (para asombro de los turistas allí presentes) y proyectó la marca comercial O2 en la solapa de la americana del alcalde de Berlín ("el logo de su patrocinador") durante un acto oficial.

Polémica por partida doble

A pesar de estar formada por sólo dos imágenes de gran tamaño, la exposición ha sido capaz de desatar precisamente dos polémicas distintas. Por un lado, algunos sectores la han calificado de provocadora. Algo a lo que Gerardo Mosquera, comisario de PHotoEspaña, salió al paso afirmando que las imágenes suponen una forma de protesta "respetuosa".

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

El otro debate gira en torno a si la iniciativa de Sierra y von Bismarck supone o no una intromisión en el trabajo de otros. En este sentido, lo cierto es que el uso del "image fulgurator" puede provocar un perjuicio material en unas fotografías que, para quienes las toman, pueden tener un incalculable valor personal.

La obra de ambos autores colgará de las paredes de la galería Off Limits hasta el próximo 13 de julio. La entrada es gratuita.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar