Opinión

Queridos Reyes Magos

 
10
OCT 2005

Nikon ha anunciado la llegada de una réflex de las buenas para fin de año. Más o menos ya teníamos todos pensado lo que íbamos a poner después del "Queridos Reyes Magos" que tanto se escribirá de aquí a unos meses, así que no nos sorprende demasiado.

El problema es que a este nuevo modelo nikonista le va a pasar como a la última trilogía de la Guerra de las Galaxias: que todo el mundo sabía que, antes o después, vería la luz. Y del mismo modo que le ha pasado a la galáctica saga, de tanto esperar uno se hace muchas ilusiones. Ilusiones que, a veces, no son satisfechas.

No pocos nikonistas miran con envidia a los poseedores de una Canon EOS 20D

Cuando la D50 vio la luz, fuimos muchos los que nos llevamos una terrible decepción. No por la cámara en sí, que se ha demostrado competitiva como la que más, sino porque los poseedores de la D100, que son muchos, esperaban como agua de mayo un relevo que estaba al caer pero que nunca llegaba.

Hay muchos usuarios -profesionales o no- de la D100 que buscan relevarla de sus servicios desde hace ya varios meses. Sin embargo, las opciones han sido siempre complicadas: o bien asumen un enorme coste y evolucionan a la D2X, o bien retroceden en prestaciones y van a la D70s.

Hay quienes piden un mínimo de 8 megapíxeles y 5 fps, un 1600 ISO de calidad, transmisión Wi-Fi de serie e incluso un sensor full-frame

Lo cierto es que no pocos nikonistas miran con envidia a los poseedores de una Canon EOS 20D, una cámara que ofrece calidad a un precio razonable. Los nikonistas aún han de esperar a navidades para eso.

Y como decía en el primer párrafo, las hipótesis ya se han empezado a disparar. De hecho, los rumores -más o menos fundados- llevan un año campando a sus anchas por la red, pero es ahora cuando toman forma. Por pedir que no quede, y hay quien pide un mínimo de 8 megapíxeles y 5 fotogramas por segundo, amén de un 1600 ISO de calidad como el que ofrece la canonista EOS 20D.

Venga lo que venga, el handicap con el que va a encontrarse Nikon será hacer frente a todos esos deseos

Otros piden transmisión Wi-Fi de serie, que para eso llevamos esperando tanto tiempo por ella, e incluso no faltan los que lloran por un sensor full-frame (algo que, personalmente, descarto de antemano) o un doble zócalo para tarjetas de memoria.

Venga lo que venga, el handicap con el que va a encontrarse Nikon será hacer frente a todos esos deseos. Canon y su política de producir cámaras como churros cuentan con una ventaja, y es que no da tiempo a que el fotógrafo pida. Un usuario de Canon que necesite o quiera más tiene dónde elegir en su gama o en la gama superior, y siempre a un precio competitivo, no necesita imaginarse un modelo que dé el relevo a su cámara porque realmente ya lo tiene ahí.

Sinceramente, espero que Nikon no defraude; no me hace gracia que sea un sola marca, Canon, la que diga qué, cuándo y -sobre todo- cuánto

¿Cometerá Nikon el mismo error que supuso la D2H? En parte, depende de Canon. La D2H, dejando a un lado su problema de exposímetro, fue una cámara muy interesante, pero en dos semanas quedó obsoleta gracias a la perfecta estrategia canonista, que con un golpe de mano llamado Mark II ganó la batalla del fotoperiodismo en un abrir y cerrar de ojos.

Imaginemos una D200 -yo apuesto por este nombre, a pesar de que por más que he preguntado, todos dicen no tenerlo seguro- de x megapíxeles que responda a lo que el público pide. Imaginemos ahora el anuncio de una D40 de Canon con x+2 megapíxeles al mismo precio, un par de semanas después. ¿Qué respondería el mercado?

El gran público es un animal que se mueve por impulsos, y lo más probable es que, en condiciones de igualdad, se decante por aquello que da más -auque sea poco más- al mismo precio, máxime si quien da más es quien tiene la sartén digital por el mango.

De modo que, sinceramente, espero que Nikon no defraude. Y no sólo a los nikonistas, sino a todos los fotógrafos en general. La D2X hizo frente al imperio Canon y mantuvo a la marca en primera línea durante un tiempo. Pero ese tiempo se acabará pronto, a menos que Nikon haga algo en el mercado semiprofesional.

No sé qué pensaran los lectores de estas líneas, pero a mí no me hace gracia que sea un sola marca, Canon, la que diga qué, cuándo y -sobre todo- cuánto.

La columna de opinión "Enfoque diferencial" se publica, normalmente, el segundo y cuarto lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar