• Orange Daytona (Huawei Ascend G510): análisis
  • Panasonic Lumix GF6: primeras muestras
Prueba de producto
DUELO SIN ESPEJO

Nikon S1, Olympus E-PM2, Panasonic GF5, Samsung NX1000 y Sony NEX-F3: frente a frente

 
8
ABR 2013

Por si el catálogo de cámaras de óptica intercambiable no era lo suficientemente complejo, los modelos sin espejo han aportado su granito de caos. Sobre todo en el segmento más asequible, donde la incesante puesta en escena de nuevos modelos recuerda en muchos casos al frenético ritmo de actualización del escaparate de cámaras compactas. Dispuestos a poner algo de orden y dar con la mejor opción entre las cámaras sin espejo más pequeñas y baratas, hemos puesto frente a frente nada menos que cinco modelos: la Nikon 1 S1, la Olympus E-PM2, la Panasonic Lumix DMC-GF5, la Samsung NX1000 y la Sony NEX-F3. ¿Sobreviviremos a esta comparativa a cinco bandas?

Buscamos una cámara bastante pequeña, de óptica intercambiable -por aquello de no cerrar puertas- y con un precio que no supere los 600 euros. Con estas tres condiciones en la mano nos hemos acercado al escaparate para ver qué podíamos encontrar y dar con la mejor opción.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Las cinco contendientes que se enfrentan en este duelo de cámaras de objetivo intercambiable sin espejo.

La buena noticia es que candidatas no faltan. La mala noticia es la misma: con cinco cámaras sobre la mesa que lucen prestaciones y precios similares -con matices, claro- resulta bastante complicado saber cuál de ellas es la mejor opción. Precisamente eso es lo que vamos a intentar en este primaveral duelo sin espejo. Y sin demasiado presupuesto.

Las candidatas

Si las comparaciones a dos bandas ya son complicadas, la cosa se anima mucho más al reunir un quinteto. Al menos esta vez estaba bastante claro cuáles tenían que ser las candidatas.

Nikon 1 S1
Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon 1 S1
Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por orden alfabético (por aquello de evitar celos "marquistas") empezamos con la Nikon 1 S1. Es la más pequeña y joven de esta selección, aunque no la más barata, y se puede encontrar con el zoom estándar con el que forma kit por unos 500 euros. Algo más (alrededor de 600 euros) hay que pagar por la Olympus E-PM2 junto al objetivo de 14-42 milímetros.

Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La Panasonic Lumix DMC-GF5 es la tercera candidata. Llega acompañada de un zoom motorizado que permite mantener a raya sus dimensiones pero que eleva el precio del conjunto hasta los 550 euros.

Panasonic Lumix DMC-GF3
Panasonic Lumix DMC-GF3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GF3
Panasonic Lumix DMC-GF3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ganga del grupo es la Samsung NX1000, que puede encontrarse (zoom de 20-50 milímetros incluido) por algo más de 300 euros. Completa el quinteto la Sony NEX-F3, con un zoom de 18-55 milímetros y un precio que se sitúa entre los 500 y 550 euros.

Samsung NX1000
Samsung NX1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung NX1000
Samsung NX1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y la Canon EOS M? Aunque su precio se ha ido moderando y ya puede encontrarse por debajo de los 700 euros, no sólo sobrepasa el límite de presupuesto que nos habíamos autoimpuesto, sino que el enfoque que le da la firma japonesa la sitúa más cerca de la gama media que de los modelos básicos. Dicho de otro modo, su lugar está más junto a la NEX-5 o las E-PL de Olympus que en este grupo.

Sony NEX-F3
Sony NEX-F3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-F3
Sony NEX-F3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, y por aquello de no forzar el bolsillo, hemos incluido la NEX-F3 en lugar de la NEX-3N, que ya le ha dado el relevo. También son muy veteranas la Samsung NX1000 -nadie sabe si la NX1100 existe ya o no- y la Lumix GF5, cuya renovación parece inminente.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los zooms con los que las cinco cámaras comparadas forman el kit básico. De izquierda a derecha, ordenados de mayor a menor longitud de su barril cuando están plegados: Sony, Olympus, Samsung, Nikon y Panasonic.
Cuestión de tamaño

¿Una cámara casi de bolsillo o más grande y fácil de sujetar? Para gustos, los colores. Y en este caso, los modelos. Pero puesto que la reducción del tamaño es una de las ventajas más evidentes de la eliminación del espejo, cabe suponer que los interesados en esta categoría darán cierta importancia a la miniaturización.

Nikon 1 S1
Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si es así, la Nikon 1 S1 se impone con claridad al resto. El sensor más pequeño usado por el nuevo sistema nikonista permite reducir el tamaño del cuerpo y las ópticas hasta hacer de esta S1 una cámara realmente pequeña y ligera.

Sony NEX-F3
Sony NEX-F3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-F3
Sony NEX-F3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el otro extremo se situaría la NEX-F3 de Sony. Su CMOS APS-C pasa factura al cuerpo y a las dimensiones del zoom de 18-55 milímetros. Tampoco la Samsung se queda atrás, aunque el sistema retráctil de la óptica -y sus focales más limitadas- juegan a favor del tamaño.

Panasonic Lumix DMC-GF5 y Olympus E-PM2
Panasonic Lumix DMC-GF5 y Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la Olympus E-PM2 pertenece a la familia Pen Mini, al colocarla junto a la otra cámara Micro Cuatro Tercios de esta comparativa, la Panasonic GF5, nos damos cuenta de que esta última le gana la partida en cuanto a miniaturización. Claro que gran parte del mérito es del zoom motorizado Lumix G X, que por otra parte también incrementa notablemente la factura.

¿Facilidad de manejo o controles avanzados?

Situadas en la base de la oferta de cámaras de objetivo intercambiable, la facilidad de manejo debería ser una prioridad para todos estos modelos. Y de hecho las cinco cámaras cumplen bastante bien este precepto: cualquier usuario que se acerque a ellas sin demasiados conocimientos previos o ganas de complicarse la vida no tardará demasiado en controlar su manejo más básico.

Panasonic Lumix DMC-GF5
Panasonic Lumix DMC-GF5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La Panasonic luce su ya clásico modo iA ("inteligente automático"): basta con pulsar un botón para dejar todos los ajustes en manos de la cámara. Entre las opciones de trabajo también nos encontramos con media decena de filtros.

Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La E-PM2 tampoco descuida este apartado, con un botón Live Guide que permite controlar parámetros como el contraste, la luminosidad o el desenfoque de una forma muy intuitiva. En ambos casos la pantalla táctil y unos menús gráficos bastante vistosos también pueden sernos de ayuda.

Sony NEX-F3
Sony NEX-F3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-F3
Sony NEX-F3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony se mantiene fiel a la estética de sus menús, que tampoco tienen demasiadas complicaciones pero que requieren algo más de tiempo de aprendizaje. En su favor hay que decir que es la única cámara con pantalla abatible. Se trata concretamente de un monitor de 3 pulgadas y 920.000 píxeles -uno de los que más nos ha convencido- que puede inclinarse hasta 180 grados para facilitar los autorretratos.

Nikon 1 S1
Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon 1 S1
Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La Nikon S1 apuesta por pocos mandos, lo que obliga a dar algún que otro paso para llegar a las opciones. El modo "instantánea en movimiento" y la selección automática de la mejor foto a partir de una ráfaga de 5 disparos marcan diferencias. Se echan de menos, eso sí, menús más sencillos y más filtros. Una curiosidad: hemos sido incapaces de encontrar un modo de grabación que combine JPEG y RAW.

Samsung NX1000
Samsung NX1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La NX1000 de Samsung es un caso bastante especial. Tal vez sea la que más asusta de entrada, pero lo abarca todo: desde el usuario que busca automatismos y filtros -de eso anda muy bien servida- hasta el fotógrafo más avanzado que quiere un dial de modos en condiciones. Y además es la única que se atreve con el Wi-Fi.

Si es por velocidad

Aunque es cierto que son cámaras que en principio deberían estar optimizadas para usuarios avanzados, la agilidad en el funcionamiento y el enfoque sí nos parece un dato fundamental. En este sentido, y tras pasar unos cuantos días con este quinteto a cuestas, tenemos pocas dudas respecto a cuál de ellas es la más rápida.

Nikon 1 S1
Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que, sin duda, la Nikon 1 S1 se impone en esta asignatura. Tanto la puesta en marcha -al desplegar el objetivo- como el enfoque automático son realmente veloces. Por no hablar de sus ráfagas de hasta 60 fotogramas por segundo en la máxima resolución (10 megapíxeles) e incluso en formato RAW.

Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A favor del resto hay que decir que el enfoque funciona de forma más que correcta en todas ellas. Sólo la Samsung NX1000 se queda un poco por detrás del resto en este apartado.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con una Nikon 1 S1, una Olympus E-PM2, una Panasonic Lumix DMC-GF5, una Samsung NX1000 y una Sony NEX-F3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Nikon S1
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Nikon S1
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Olympus E-PM2
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Olympus E-PM2
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Panasonic GF5
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Panasonic GF5
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Samsung NX1000
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Samsung NX1000
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Sony NEX-F3
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1, una olympus e-pm2, una panasonic lumix dmc-gf5, una samsung nx1000 y una sony nex-f3, usando en todas ellas la focal más corta y más larga del zoom con el que forman el kit básico
Sony NEX-F3

Nos ha sorprendido gratamente la Olympus, con una ráfaga de 8 fotogramas por segundo que llega hasta los 20 disparos consecutivos en JPEG y 15 en RAW. Esa misma velocidad (8 disparos por segundo) ofrece la Samsung, aunque su "buffer" es mucho más limitado.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Fotografías realizadas con una Nikon 1 S1, una Olympus E-PM2, una Panasonic GF5, una Samsung NX1000 y una Sony NEX-F3. Haz clic en la imagen para ver el cuadro comparativo a tamaño real.

Aprobado para la NEX-F3 y sus 5,5 fotogramas por segundo y leve tirón de orejas para la GF5 de Panasonic, que ni por velocidad (4 fotogramas por segundo) ni por aguante destaca especialmente pese a su moderada resolución de 12 megapíxeles.

¿Y la calidad?

Llegados a este punto tal vez sea momento de empezar a hablar de la resolución (que se mueve entre los 10 y los 20 megapíxeles) y los resultados que ofrece cada una de estas cámaras, tanto en el terreno fotográfico como en los vídeos.

Muestras: Nikon 1 S1
Las fotografías se han realizado con una Nikon 1 S1 y un objetivo Nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6. Ante la imposibilidad de grabar simultáneamente en RAW y JPEG, se han incluido tres imágenes para descargar en formato RAW
Muestras: Nikon 1 S1
Las fotografías se han realizado con una Nikon 1 S1 y un objetivo Nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
100 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon 1 s1 y un objetivo nikon 1 11-27,5 mm f3.5-5.6
6.400 ISO

Si nos dejamos llevar por la comparación realizada a partir de las tomas obtenidas en estudio con la misma exposición, no hay mucho margen para las dudas. El sensor APS-C de 16 megapíxeles de la NEX se impone tanto en la imagen a 200 ISO como elevando la sensibilidad a 3.200 ISO.

Muestras: Panasonic Lumix DMC-GF5
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GF5 y un objetivo Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6
Muestras: Panasonic Lumix DMC-GF5
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GF5 y un objetivo Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
160 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
200 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
400 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
800 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gf5 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6
6.400 ISO

Muy de cerca le sigue la E-PM2, cuyo captor Micro Cuatro Tercios de 16 megapíxeles (el mismo que vimos en la OM-D E-M5) cumple lo esperado y se muestra capaz de plantar cara a sensores de mayor tamaño. Excelente nota también para la Pen en este terreno.

Muestras: Olympus E-PM2
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-PM2 y un objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
Muestras: Olympus E-PM2
Las fotografías se han realizado con una Olympus E-PM2 y un objetivo M.Zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
200 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
400 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
800 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una olympus e-pm2 y un objetivo m.zuiko 14-42 mm f3.5-5.6
25.600 ISO

Los 20 megapíxeles de la NX1000 se dejan notar en lo que respecta a detalle, pero la gestión del ruido no es demasiado buena y la cámara pierde fuelle a 3.200 ISO. En el caso de la GF5, la veteranía pasa factura a su CMOS de 12 megapíxeles, que no puede competir con sensores mucho más actuales.

Muestras: Samsung NX1000
Las fotografías se han realizado con una Samsung NX1000 y un objetivo Samsung 20-50 mm f3.5-5.6
Muestras: Samsung NX1000
Las fotografías se han realizado con una Samsung NX1000 y un objetivo Samsung 20-50 mm f3.5-5.6
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
100 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
200 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
400 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
800 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung nx1000 y un objetivo samsung 20-50 mm f3.5-5.6
12.800 ISO

Tampoco hay sorpresas con la Nikon 1 S1. El CMOS de 10 megapíxeles y una pulgada pierde la partida si sacamos la lupa, aunque atención a la escasa diferencia que se aprecia a 3.200 ISO respecto a captores muchos mayores. Como ya vimos al probar las primeras Nikon 1, la velocidad es la clave de este sistema.

Muestras: Sony NEX-F3
Las fotografías se han realizado con una Sony NEX-F3 y un objetivo Sony 18-55 mm f3.5-5.6 OSS
Muestras: Sony NEX-F3
Las fotografías se han realizado con una Sony NEX-F3 y un objetivo Sony 18-55 mm f3.5-5.6 OSS
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
200 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
400 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
800 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una sony nex-f3 y un objetivo sony 18-55 mm f3.5-5.6 oss
16.000 ISO

De todos modos, y como decimos siempre, las diferencias sobre el terreno son bastante más sutiles que dentro del estudio. Algo que, traducido, significa que todas las cámaras ofrecen unos resultados aceptables para su categoría.

Full HD para todas

La grabación de vídeo también juega un papel bastante importante en este grupo, aunque su implementación y resultados varían bastante de unas a otras. Para empezar, quienes busquen controles manuales para el vídeo tendrán que descartar la Panasonic GF5.

Samsung NX1000
Samsung NX1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Incluso la sencilla Nikon ofrece esta posibilidad, y de hecho se sitúa entre las mejores en lo que respecta a la calidad de los clips de vídeo, con un equilibrio muy bueno entre nivel de detalle y enfoque. La NEX-F3 está un poco por delante, con una imagen que a primera vista puede no ser tan atractiva pero que gracias a un procesamiento más moderado da más juego después.

Bastante bien andan también en este apartado la GF5 y la NX1000 (aunque abusan un poco del procesado), dejando en la cola a la E-PM2.

Las mejores

Desgranadas las cualidades y los puntos débiles de cada una de estas cámaras, llega el momento de decidir si alguna de ellas consigue imponerse al resto. Y es que, llegados a este punto, optar por un diplomático empate sería demasiado aburrido.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Todas las contedientes exhibiendo su común denominador: la ausencia de un espejo entre el sensor y el objetivo.

Pese a ello, hay que reconocer que ninguna de las cinco nos ha decepcionado hasta el punto de tener que incluirla en una lista negra. Por calidad de imagen, precio y prestaciones, todas ellas merecen un aprobado. Más justo en algunos casos que en otros, claro.

Sony NEX-F3 y Nikon 1 S1
Sony NEX-F3 y Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-F3 y Nikon 1 S1
Sony NEX-F3 y Nikon 1 S1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que la edad pasa factura. En el caso de la Panasonic Lumix DMC-GF5, y aunque la miniaturización que se ha conseguido es admirable, ese CMOS de 12 megapíxeles necesita ya una renovación. O eso o una bajada de precio, porque los 550 euros que cuesta -con el zoom motorizado, eso sí- la hacen poco competitiva frente al resto. La presumible llegada a muy corto plazo de un relevo hará que esta cifra no tarde en ajustarse a la baja.

Panasonic Lumix DMC-GF5
Panasonic Lumix DMC-GF5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-PM2
Olympus E-PM2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La Olympus E-PM2 y la Sony NEX-F3 nos gustan. Y mucho. De hecho, si la calidad de imagen es nuestra preferencia, deberíamos ir a por ellas. Los 600 euros que cuesta la E-PM2 -recordemos que es relativamente joven- parecen algo elevados, pero es rápida y ofrece buenos resultados. Con la NEX-3N en los escaparates seguro que la NEX-F3 también moderará su precio.

Samsung NX1000
Samsung NX1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero si nos mantenemos fieles a la idea inicial de esta comparativa y centramos nuestro criterio en el tamaño y en el precio, la Nikon 1 S1 es una de las que más nos ha convencido. Sí, esa misma. Contra todo pronóstico, y aunque las pegas de este sistema nikonista son de sobra conocidas en lo que respecta a calidad de imagen, es pequeña, resultona y muy rápida. Eso sí, puestos a ahorrar, con la J1 o la V1 a 300 euros (usan el mismo sensor y son igual o más rápidas) sería un delito no recomendar echarles un vistazo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
¿Con cuál nos quedamos?

¿Y la Samsung NX1000? Tal vez sea porque estamos en época de crisis o porque éramos un tanto recelosos con ella y nos ha gustado más de lo que esperábamos, pero el caso es que si tuviéramos que señalar una -y sólo una- cámara de este quinteto, sería la elegida. No es la más rápida ni la que ofrece mayor calidad, pero sí la que tiene la mejor relación entre calidad, precio y prestaciones. Y eso, en tiempos de crisis, lo es casi todo.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Fe de erratas: la única cámara que no ofrece controles manuales durante la grabación de vídeo es la Panasonic GF5. El resto, incluida la Sony NEX-F3, sí cuentan con esta prestación.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar