• Nokia C7: análisis
  • HTC Desire HD: análisis
Prueba de producto
NIKON COOLPIX P7000 VERSUS CANON POWERSHOT G12: DUELO EN LA CUMBRE

Canon PowerShot G12 versus Nikon Coolpix P7000: cara a cara

 
1
DIC 2010

Son casi idénticas por fuera, muy parecidas por dentro y las dos aspiran a ser la cámara compacta de referencia. En realidad, es una lucha algo desigual: la Canon PowerShot G12 representa a la décima generación de una saga y llega convencida del título, mientras que la Nikon Coolpix P7000 aterriza con la energía y el optimismo de una nueva aspirante. Que ambas son buenas se presupone por precio y prestaciones, pero, ¿cuál es mejor? ¿Hay diferencias reales entre esos dos sensores de 10 megapíxeles aparentemente idénticos? ¿Conseguirá la nueva P7000 desbancar a la G12 copiando casi al pie de la letra sus argumentos?

Tras un primer enfrentamiento entre las pequeñas de la familia, llega el momento de repetir la jugada con los buques insignia. Aunque en realidad las ya enfrentadas Canon PowerShot S95, Samsung EX1 y Panasonic Lumix DMC-LX5 podrían competir sin ningún problema en la misma categoría que estas Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12, salta a la vista que entre unas y otras hay diferencias de peso.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Canon PowerShot G12 (a la izquierda) junto a la Nikon Coolpix P7000.

Voluminosas y escandalosamente parecidas -los diseñadores de Nikon no se han complicado demasiado la vida, la verdad-, son tantos sus parecidos externos e internos que habrá que sacar punta a la lupa e indagar en los detalles para conseguir desvelar cuál de las dos es la mejor opción si andamos buscando en qué invertir más de 400 euros.

De entrada, ambas utilizan un CCD de 10 megapíxeles y 1/1,8 de pulgada que, se sospecha, tiene idéntica paternidad. Serán por tanto la óptica, el procesador, el diseño y el manejo de cada una de ellas los puntos que marcarán sus diferencias y nos permitirán establecer una ganadora.

Parecidos más que razonables
A quienes anden dudando entre la G12 y la P7000, cabe presumirles cierta predilección por los modelos abultados, de ésos que gusta lucir colgados del cuello. Aclarado este punto, el peso y el volumen de estas dos compactas no son un problema, sino un rasgo de identidad.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Tanto la G12 como la P7000 son cámaras compactas de un tamaño considerable.

¿Podrían ser más pequeñas? Estamos convencidos de ello, pero entonces perderían parte del atractivo para el público al que van dirigidas.

Si a la hora de las comparativas decantarse por uno u otro diseño es siempre una elección muy subjetiva, en este caso decidir cuál de las dos es mejor a simple vista sería totalmente absurdo. Se parecen tanto que a pocos metros costaría distinguirlas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Saltan a la vista los enormes parecidos entre la P7000 y el veterano diseño de la saga PowerShot G de Canon.

Aunque nos gusta su aspecto, lo cierto es que Nikon merece un pequeño tirón de orejas por limitarse a seguir la pauta de las Canon G en lugar de buscar su propio estilo. Sería una buena forma de marcar distancias desde el kilómetro cero.

Ambas de excelente construcción y ergonomía -tal vez la Nikon tiene un acabado más blando-, donde sí hay diferencias es en el manejo y la distribución de los mandos. La Canon se mantiene fiel a lo visto en muchas de sus anteriores generaciones, pero se marca un tanto con una rueda frontal que resulta de gran ayuda.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los ajustes y menús están organizados como siempre en esta gama, con bastantes opciones de personalización y un botón de función configurable. Cabe destacar, cómo no, la rueda para los valores ISO y otra para la compensación de la exposición.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Botón de acceso directo personalizable en la Canon PowerShot G12.

Nikon ha optado por una solución bastante ingeniosa de la que ya hablamos en la primera toma de contacto con la cámara: todos los accesos directos se concentran en una rueda superior de la zona izquierda, de modo que con un par de toques es posible llegar a casi cualquier función.

Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, se pueden personalizar el botón de función de la zona frontal -magistralmente situado, como en algunas SLR- y el botón "AV/TV". La rueda de control trasero, por su parte, es demasiado pequeña y su situación no es tan cómoda como en el caso de Canon.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Además del acceso directo en el frontal de la cámara, la P7000 también permite personalizar el botón "AV/TV".

Pese a los parecidos, tras pasar unos cuantos días peleándonos con las dos cámaras y dentro de la buena nota general que ambas merecen en este apartado, la G12 es en general más ágil y cómoda en el manejo. Son pequeños detalles, pero dejan clara su veteranía en este campo.

¿Pantalla fija o articulada?
En la parte trasera de las cámaras nos topamos con uno de los primeros rasgos que permiten marcar diferencias a simple vista entre estas dos aparentes gemelas.

Así, la P7000 se impone en tamaño y resolución con un monitor LCD de 3 pulgadas y 921.000 píxeles, mientras que la G12 se conforma con 2,8 pulgadas y 460.000 puntos de resolución. A su favor, eso sí, cuenta con una baza muy buena: el monitor de la Canon es articulado, con las consiguientes ventajas que ello supone.

Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de las posibilidades que ofrece a la hora de encuadrar, puestos a elegir -más aún si, como en este caso, no supone un incremento del grosor de la cámara- siempre nos quedaremos con un monitor articulado que, evidentemente, podemos no tocar o incluso girar para asegurar su integridad durante el transporte.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La calidad y la visibilidad son muy buenas en ambos casos, aunque también es cierto que ambas pantallas padecen el típico problema de las franjas moradas al enfrentarse a luces frontales muy fuertes.

Las dos cámaras, por cierto, disponen de nivel electrónico en pantalla, aunque desgraciadamente éste desaparece cuando posiblemente más lo necesitamos: a la hora de grabar vídeos e intentar mantener el horizonte medianamente recto.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La G12, con su pantalla articulada completamente abierta, junto a la P7000.

El visor óptico sigue fiel a su posición, cumpliendo una función estética pero -no nos engañemos- de dudosa utilidad práctica para la mayoría de usuarios.

Puesto que estamos hablando de las compactas más avanzadas del momento, tampoco es ninguna locura pedir algún avance en este campo, o al menos permitir el uso de visores electrónicos externos y opcionales, como en el caso de la citada LX5 de Panasonic.

Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Volviendo a la pantalla, la P7000 ofrece un completo y sofisticado modo de revisión de las capturas que, además del histograma, permite comprobar las diferentes zonas de luces y sombras de la imagen.

Diferencias ópticas
Segunda parada obligada en esta búsqueda de diferencias: la óptica. La Canon monta un zoom de 5 aumentos equivalente a un 28-140 mm f2.8-4.5. Nikon, aquí sí, ha optado por sacar pecho con un zoom de 7 aumentos que rinde unas focales de 28-200 milímetros y una luminosidad de f2.8-5.6.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pese a su menor zoom, el objetivo de la G12 (a la izquierda) es más voluminoso que el de la P7000.

Curiosamente, si desplegamos las dos ópticas, el tamaño de la empleada por Canon es mayor pese a su similar luminosidad y menor zoom.

Los dos objetivos cierran su diafragma hasta f8 y cuentan con filtros de densidad neutra integrados (3 EV). En el caso de Canon sólo podemos elegir entre activarlos o no, mientras que la P7000 ofrece una modalidad automática en la que éstos entran en acción sólo si son necesarios.

Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Nikon Coolpix P7000 y Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque en los dos casos la distorsión geométrica es bastante contenida, la Coolpix de Nikon dispone de un modo de corrección bastante eficaz que merece la pena mantener activado.

Además de las diferencias en el alcance de la focal, la G12 ha demostrado una tendencia algo mayor a producir aberraciones cromáticas. Como puede apreciarse en las pruebas realizadas con diferentes aperturas de diafragma, si bien las imágenes tomadas con ambas cámaras sufren en las esquinas, a 28 milímetros la P7000 se defiende algo mejor.

zoom
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot G12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
28 mm
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
140 mm
zoom
Las fotografías se han realizado con una Nikon Coolpix P7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
28 mm
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
210 mm
Justo lo contrario pasa al poner a prueba el enfoque automático y el estabilizador de imagen. El sistema empleado por el zoom de Nikon es algo más rápido y menos indeciso en condiciones óptimas, pero también más impreciso y errático si no hay mucha luz o la zona carece de mucho contraste. En estos dos casos el objetivo de Canon se impone. Su distancia mínima de enfoque, por cierto, es de 1 centímetro, frente a los 2 centímetros de la P7000.

Foto: Quesabesde
Esquinas de varias fotografías tomadas con una focal de 28 milímetros y diferentes aberturas de diafargama con la G12 y la P7000. Haz clic en la imagen para ver el cuadro a tamaño real.

Más empatado está el partido al medir el rendimiento del estabilizador óptico. Con la focal máxima que ofrece la Canon desplegada (140 milímetros) los resultados hasta 1/15 de segundo son muy correctos en ambos casos. La proporción de imágenes utilizables a 1/8 y1/4 de segundo cae en picado, pero en ambos casos se impone la Canon PowerShot G12.

Canon PowerShot G12 y Nikon Coolpix P7000
Canon PowerShot G12 y Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot G12 y Nikon Coolpix P7000
Canon PowerShot G12 y Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El movimiento del zoom a lo largo de las focales es muy ágil en las dos cámaras, pero hemos detectado en la P7000 un problema que ya señalan algunos de sus compradores más madrugadores: hay que estar atentos porque las cortinillas frontales no siempre se abren completamente al poner en marcha la cámara.

Respecto al famoso tema de las filtraciones de polvo en los anillos de la óptica -todo un clásico en la historia de las PowerShot G-, durante el corto tiempo de uso, lógicamente, no hemos detectado ningún problema. De todos modos, seguiremos de cerca este asunto para ver si la G12 sigue registrando los mismos achaques que modelos anteriores.

Ráfaga lenta pero constante
Tal y como corresponde a cámaras de su categoría, tanto la G12 como la P7000 son muy rápidas a la hora de ponerse en marcha. En apenas 1 segundo desde que pulsamos en interruptor de encendido -ambas son idénticas en lo que respecta al tiempo de reacción- ya podemos disparar la primera foto.

Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Menos alegría cabe tener con la ráfaga, aunque no es ningún secreto que el estupendo sensor de 10 megapíxeles que las dos utilizan no es precisamente muy veloz.

Las cifras oficiales sitúan la velocidad de disparo en 1,1 fotogramas por segundo en el caso de Canon, por 0,7 en el de Nikon. Esta pequeña diferencia crece notablemente si probamos a presionar el disparador y dejarlo ahí hasta que la cámara aguante.

Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Utilizando en ambos casos tarjetas SD Card Extreme de SanDisk, el buffer de la Canon G12 parece inagotable, tanto en JPEG como combinando este formato con RAW. En el segundo caso, eso sí, la cadencia de disparo se ralentiza ligeramente.

Peores son los datos de la P7000. En JPEG aguanta muy bien hasta casi una treintena de disparos consecutivos -¿alguien necesita más?-, pero en RAW la cifra cae a 5 disparos, con un tiempo de grabación en tarjeta bastante más prolongado. Está claro que Canon ha hecho mejor los deberes en lo que se refiere a velocidad de procesamiento y tamaño del buffer.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Respecto a las velocidades de obturación, la G12 se mueve entre 15 segundos y 1/4000 de segundo, aunque esta velocidad sólo se alcanza a f5.6. Si abrimos a f2.8 el límite se sitúa en 1/1000 de segundo.

La Nikon permite tiempos de exposición más largos (hasta 60 segundos) y su obturación más rápida es de 1/2000 de segundo. No obstante, el menú correspondiente tiene indicadores hasta 1/4000 de segundo, por lo que cabe deducir que en algún tipo de escena específica se puede alcanzar esta velocidad.

RAW y JPEG
Los resultados en cuanto a calidad de imagen y control de ruido se sitúan -tal y como esperábamos- en lo más alto del segmento de las compactas. Teniendo en cuenta que las dos cámaras montan ese ya famoso CCD de 1/1,8 pulgadas y 10 megapíxeles visto en otros modelos (como la Canon S95 o la Samsung EX1), en absoluto resulta un dato sorprendente.
Canon PowerShot G12
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot G12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12
Nikon Coolpix P7000
Las fotografías se han realizado con una Nikon Coolpix P7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000
Más allá de esa previsible buena nota general, lo que nos interesa descubrir es cuál de las dos cámaras ofrece mejores resultados. En este sentido, la Canon G12 es capaz de extraer algo más de detalle de las imágenes, tanto en las sensibilidades más bajas como al elevar el ISO.
Muestras: reducción de ruido
Las fotografías se han realizado con una Nikon Coolpix P7000, a 1600 ISO y aplicando diferentes niveles de reducción de ruido. Haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000, a 1600 iso y aplicando diferentes niveles de reducción de ruido. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
NR normal
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix p7000, a 1600 iso y aplicando diferentes niveles de reducción de ruido. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
NR bajo
Las dos cámaras aguantan muy bien los 400 u 800 ISO, pero como puede apreciarse en las muestras publicadas la P7000 se queda un peldaño por debajo. Como la reducción de ruido comprometía bastante la calidad de la imagen, optamos por aplicar el nivel bajo en este ajuste a la hora de realizar la comparativa en estudio. Pese a ello, salta a la vista que la G12 sigue resolviendo mejor la situación.

Foto: Quesabesde
Fotografías realizadas con una G12 y una P7000 utilizando toda su gama de sensibilidades. Haz clic en la imagen para ver el cuadro a tamaño real.

¿Y si disparamos en RAW? Aquí los resultados se igualan mucho más, por lo que cabe achacar las diferencias sobre todo al procesador de imagen. Incluso revisando los archivos brutos con lupa hemos descubierto que la ya mencionada ligera superioridad óptica de Nikon le permite ganar en nivel de detalle en algunas tomas y, sobre todo, en las esquinas de la imagen.

Muestras: sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot G12 y una Nikon Coolpix P7000 a 800, 1600 y 3200 ISO
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12 y una nikon coolpix p7000 a 800, 1600 y 3200 iso
Canon G12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12 y una nikon coolpix p7000 a 800, 1600 y 3200 iso
Canon G12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12 y una nikon coolpix p7000 a 800, 1600 y 3200 iso
Canon G12
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12 y una nikon coolpix p7000 a 800, 1600 y 3200 iso
Nikon P7000
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12 y una nikon coolpix p7000 a 800, 1600 y 3200 iso
Nikon P7000
las fotografías se han realizado con una canon powershot g12 y una nikon coolpix p7000 a 800, 1600 y 3200 iso
Nikon P7000
Las dos cámaras disponen de ajustes para optimizar el rango dinámico. La P7000 recurre al clásico D-Lighting, con tres ajustes de intensidad que, como siempre, trabajan mejor las sombras que las luces altas. La G12, por su parte, dispone del modo iContrast, con resultados muy similares a los de la Coolpix.
RAW
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot G12. Imágenes realizadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.3 (versión preliminar). Haz clic bajo la imagen para decargar el archivo original en formato RAW
RAW
Las fotografías se han realizado con una Nikon Coolpix P7000. Imágenes realizadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.3 (versión preliminar). Haz clic bajo la imagen para decargar el archivo original en formato RAW
En este sentido, dentro de las escuetas novedades de la citada G12 respecto a su predecesora, también figura un modo HDR de alto rango dinámico y basado en la fusión de tras imágenes disparadas automáticamente con diferente nivel de exposición.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a nuestro temor inicial a ver una de esas terribles composiciones HDR cuya moda -afortunadamente- ya está pasando, la verdad es que las imágenes resultantes son muy correctas y poseen un efecto bastante moderado.

Vídeo HD
Hablando de novedades de la G12, otra de sus contadas mejoras respecto a la G11 es la grabación de vídeos HD de 1280 x 720 puntos. Una opción que también figura en la hoja de especificaciones de la P7000.

A diferencia de lo que ocurre en otras compactas, aquí el vídeo juega un papel totalmente secundario. Es un mero añadido a las opciones fotográficas, auténticas protagonistas de ambas cámaras.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, carecemos de opciones manuales o un botón propio para la grabación de vídeo. En su lugar hay que seleccionar esta modalidad en el dial principal de modos. A diferencia de la Canon, que integra un micrófono estéreo, la P7000 cuenta también con un conector para micrófonos externos.

Las secuencias se han grabado con una Canon Powershot G12 y una Nikon Coolpix P7000, utilizando en los dos casos los ajustes de mayor calidad en el modo de vídeo. Haz clic en las imágenes para descargar los archivos
Hasta aquí todo correcto. Lo que no es de recibo es que la G12 -igual que su hermana pequeña, la S95- no permita utilizar el zoom óptico durante la grabación de los clips. Algo que, por cierto, sí es posible en el caso de la P7000.

Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras este mal comienzo, lo cierto es que los resultados de la Canon son algo mejores que los de la Coolpix. Los vídeos resultan bastante más fluidos y con mayor detalle, algo que tampoco resulta extraño tras comprobar que los archivos resultantes pesan casi el doble debido a un flujo de datos muy superior en la PowerShot.

La experiencia se impone
¿Qué ocurre cuando dos cocineros preparan un mismo plato con ingredientes muy similares? Pues que, a falta de algún toque creativo para destacar, se acaba imponiendo la experiencia y los trucos que ésta otorga a la hora de manejar con mayor maestría el punto justo de cada elemento de la receta.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Eso es exactamente lo que ha ocurrido con esta Canon PowerShot G12 y la Nikon Coolpix P7000. Después de diez años de cámaras PowerShot G y algún que otro desliz, Canon conoce muy bien su producto y sabe marcar diferencias en los detalles. Nikon, aunque ha tanteado este segmento en otras ocasiones, en realidad es ahora cuando empieza a plantar cara en serio con esta Coolpix.

Nikon Coolpix P7000
Nikon Coolpix P7000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las dos son cámaras excelentes, de lo mejor que hay ahora mismo en el mercado. Pero puestos a elegir, Canon se impone en agilidad general, manejo, enfoque y, sobre todo, en saber extraer algo más de ese CCD de 10 megapíxeles en condiciones complicadas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La mejor baza de la Nikon está en la óptica. Su zoom es más potente, responde mejor y, de regalo, está operativo durante la grabación de vídeo. Pero más allá de este punto, a Nikon le falta ofrecer algo más para convencernos, o por lo menos para ofrecer lo mismo por algo menos de dinero.

Porque a igualdad de precio y si podemos sobrevivir con ese zoom de 28-140 milímetros, la G12 es a día de hoy la opción más razonable.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar