CULEBRAS DE VERANO

No es una Coolpix, no es una SLR: es la esperada EVIL de Nikon  

9
AGO 2011

Unos dicen que se llamará Nikon Coolpix Pro. Otros apuestan por Nikon Q (aunque lo cierto es que esta opción ha perdido bastantes puntos después de que Pentax usara esta misma letra para su diminuto sistema sin espejo). Sea cual sea el nombre y salvo cambios de última hora, lo que está claro es que Nikon se zambullirá en el segmento de las cámaras de óptica intercambiable sin espejo antes de que acabe 2011.

De hecho, todo apunta a que éste será un otoño muy movido para la compañía. Además de este nuevo sistema compacto, también se espera que llegue por fin el relevo para la veterana D700. Una noticia que, con el permiso de la también futurible EOS 5D Mark III de Canon, está llamada a ser el acontecimiento de la temporada.

Con esta futura EVIL de Nikon (o CSC o "mirrorless" o como prefieran llamar a estas cámaras de objetivo intercambiable desprovistas de espejo réflex) ocurre algo curioso: hay pistas bastante creíbles sobre cuándo se presentará y sobre algunas de sus características, pero su aspecto es un auténtico misterio.

Foto: Quesabesde

Así que, a la hora de imaginar una cámara de este tipo, seguro que más de uno ha tirado de hemeroteca para pensar en una versión digital de una de aquellas preciosas Nikon S o de las más recientes réflex de la saga FM. Aunque la idea resulta muy tentadora y posiblemente haría las delicias de los usuarios más clásicos y sibaritas, no parece que los tiros vayan por ahí.

Entre otras cosas porque parece bastante claro que Nikon optará por un sensor bastante más pequeño que el usado hasta ahora en sus réflex. Se habla, concretamente, de un captor incluso menor que el empleado por las Micro Cuatro Tercios y con un factor de multiplicación de 2,5x. ¿O será mucho más pequeño (1/2,5 de pulgada, por ejemplo) como insinuaban los últimos rumores?

Algo que sólo tiene sentido si en los planes de Nikon el reducido tamaño de esta cámara y sus ópticas es una cuestión prioritaria. Una idea que sitúa este sistema en la órbita de las Coolpix y que, de hecho, podría servir para rellenar el hueco que la firma tiene en su escaparate de compactas de gama alta. Y eso, por ahora, no lo han conseguido cubrir con éxito ni la Coolpix P7000 ni la P300.

Precisamente basándonos en la pequeña y elegante Coolpix P300 hemos elaborado este fotomontaje para imaginarnos cómo podría ser el nuevo sistema nikonista. Seguro que dentro de unos meses la realidad insiste en llevarnos la contraria, pero hay que reconocer que a este modelo le sienta muy bien una bayoneta para objetivos intercambiables.

¿Cómo será esa nueva montura y qué grado de compatibilidad ofrecerá con las actuales ópticas DX y FX de Nikon? ¿Estará orientada al fotógrafo profesional, como sugiere lo de "Coolpix Pro", o se trata de una cámara enfocada al aficionado y que en ningún caso pretende hacer competencia a las réflex?

Pese a que hace tiempo reina un misterioso silencio alrededor de este futuro lanzamiento -hay demasiados frentes rumorológicos abiertos-, seguro que en los próximos meses algunas de estas preguntas irán obteniendo respuestas.

La cuenta atrás -y sin espejo- ha comenzado para Nikon. ¿Y Canon, qué?, se preguntará alguno. Nosotros también.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar