• LG Secret: de un vistazo
  • Nikon D90: primeras muestras
Prueba de producto
LA PRIMERA VIDEOCáMARA RéFLEX

Nikon D90: la función de grabación de vídeo, a examen

 
10
OCT 2008

El estatus de primera réflex capaz de grabar vídeo convirtió la D90 en una de las novedades más celebradas de la pasada Photokina. Una vez superado el impacto inicial, y con varias firmas dispuestas a seguir el camino iniciado por Nikon, en QUESABESDE.COM analizamos las luces y las sombras de esta insólita prestación.

El modo de grabación de vídeo de la D90, bautizado por Nikon como D-Movie, ha hecho correr ríos de tinta y ha despertado mucho interés. Mientras muchos fotoperiodistas temen que este avance tecnológico pueda obligarlos a realizar dos funciones a la vez, algunos operadores de vídeo ven con recelo una potencial intrusión en su segmento profesional.

Sin embargo, con esta SLR pionera en las manos, tales temores se revelan hoy por hoy infundados. Y es que a pesar de su gran sensor, su alta sensibilidad y sus innegables cualidades ópticas, la D90 no le puede hacer sombra todavía a una videocámara.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La D90 es sólo el primer eslabón hacia la implantación de esta función en las SLR digitales. De hecho, Canon ya ha dado un paso adelante con su EOS 5D Mark II, capaz de grabar vídeo HD con 1080 líneas.

Fuera del ámbito réflex, Panasonic ya ha anunciado el desarrollo de una Micro Cuatro Tercios con función de captura de vídeo y un objetivo con enfoque silencioso para que no estropee el audio.

Sin autofoco
Sin duda, uno de los factores más valorados tanto en una cámara réflex como en una videocámara es su precisión y velocidad de enfoque, algo que año tras año demandan los profesionales y usuarios avanzados.

Por este motivo, la ausencia de autofoco durante la captura de vídeo en la D90 supone, de entrada, una drástica limitación que frustra las expectativas que muchos habían depositado en esta revolucionaria prestación.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que este déficit anula la validez de la función de vídeo para cualquier aplicación que requiera un mínimo de agilidad. Al iniciar la captura, el foco queda fijo en la última posición y sólo podemos variarlo manualmente.

(A pesar de ostentar el título de pionera, la D90 queda rezagada en este apartado con respecto a la citada EOS 5D Mark II, cuyo sistema de autofoco permanece activo durante la grabación.)

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, la grabación de vídeo sólo funciona mediante el modo Live View, y el proceso de enfoque debe realizarse con la pantalla TFT de 3 pulgadas.

Mucho más precisos serían los resultados si para esta función pudiera utilizarse el estupendo visor del que hace gala la D90. Por otro lado, la postura que uno debe adoptar para encuadrar con el monitor trasero no es la más adecuada para manipular el anillo de enfoque de la óptica.

Un aspecto de cine
Al margen de la limitación del enfoque, lo más destacable de los vídeos tomados con la D90 es su atractiva textura cinematográfica. El rango dinámico y la gestión del color que ofrece esta réflex son muy superiores a los de la gran mayoría de las videocámaras de precio similar que podemos encontrar hoy en día en los escaparates.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Del mismo modo, la posibilidad de usar múltiples ópticas es algo que sólo encontramos en videocámaras de gama profesional y de varios miles de euros.

De hecho, una de las grandes carencias del actual escaparate de videocámaras para aficionados es la posibilidad de disponer de ópticas con angulares mayores a los 35 milímetros.

1280 x 720 píxeles a 24 fps
Los vídeos se han capturado con una Nikon D90 y un objetivo Nikkor 18-105 mm f3.5-5.6 DX VR. Pulsa en la imagen para descargar el archivo AVI en tu disco duro
La D90 es también capaz de producir bellos desenfoques, muy característicos de las producciones cinematográficas e imposibles de conseguir con un camascopio de precio comedido.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todo esto se logra gracias al inmenso tamaño de su sensor CMOS, de 23,6 x 15,8 milímetros, que supera con creces las dimensiones de los que arman todas las videocámaras de menos de 6.000 euros.

alta sensibilidad
Los vídeos se han capturado con una Nikon D90 y un objetivo Nikkor 18-105 mm f3.5-5.6 DX VR. Pulsa en la imagen para descargar el archivo AVI en tu disco duro
Las peculiaridades del sensor repercuten también en la respuesta al trabajar con sensibilidades altas. Y es que podemos grabar secuencias de vídeo en 3200 ISO con una presencia de ruido inusualmente escasa en comparación con lo que podemos esperar de una videocámara dirigida al público aficionado.
Problemas de procesamiento
La D90 graba vídeo HD con un tamaño de cuadro de 1280 x 720 píxeles y una cadencia de 24 fotogramas por segundo. Las secuencias se comprimen según el estándar MJPEG y se almacenan en el popular contenedor AVI, por lo que su compatibilidad con los principales reproductores de vídeo no debería ser un problema.

Revisando los vídeos grabados, salta a la vista que la cámara no realiza un procesamiento eficiente. Algunas tomas muestran serios problemas de compresión, con bordes dentados y zonas con baja nitidez y emplastamiento.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se aprecia asimismo un movimiento poco natural y entrecortado en las secuencias obtenidas, especialmente evidente cuando filmamos objetos que se mueven a gran velocidad.

Curiosamente, estos problemas son menos visibles en algunas cámaras fotográficas compactas muchísimo más baratas, que además no limitan la duración de los clips. La D90, recordémoslo, tan sólo permite hacer capturas de hasta 5 minutos de duración.

Un largo camino por recorrer
Visto lo visto, es improbable que un fotoperiodista con una D90 pueda llegar a sustituir la labor de un operador de vídeo con un buen camascopio.

Y ya no es sólo por la ausencia de autofoco y por los problemas de procesamiento del vídeo, sino también porque la ergonomía de una cámara réflex no es la más adecuada para hacer una filmación.

Efectuar una panorámica o un movimiento en condiciones con la D90 es muchísimo más difícil que con una videocámara bien asentada en el hombro o con alguno de los ultraligeros modelos que pululan por el actual escaparate de vídeo digital.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cabe destacar, además, que el sonido registrado con la D90 resulta totalmente inutilizable para cualquier aplicación mínimamente seria.

Aun así, no cabe duda de que la D90 abre un interesante camino por explorar. Pese a sus defectos, es capaz de generar pequeños clips de vídeo realmente hermosos, con una estética que fascinará a muchos cineastas aficionados.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar