• Prototipos réflex y Micro Cuatro Tercios de Olympus: primeras impresiones
  • HTC Touch Diamond: de un vistazo
Prueba de producto
INNOVANDO

Nikon D90: toma de contacto

 
25
SEP 2008
Iker Morán   |  Colonia

Se adelantó unas semanas a Photokina, y tal vez por eso ha perdido algo de fuerza ante las novedades de última hora que acaban de llegar a Colonia. Pese a ello, la nueva Nikon D90 es una de las cámaras más reclamadas en esta edición de la feria germana. Más allá de ser la hermana pequeña de la D300 y tomar prestadas gran parte de sus características, pasará a la historia como la primera SLR capaz de grabar secuencias de vídeo.

Puestos a elegir un titular para esta edición de Photokina y con el permiso de las primeras cámaras Micro Cuatro Tercios, es la función de grabación de vídeo en las SLR la que se lleva la palma.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Por ahora, son sólo dos las agraciadas, pero pocas dudas cabe tener sobre la paulatina implantación de esta nueva función, tal y como ha ido ocurriendo con la tecnología de limpieza del sensor o el modo de previsualización.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La Nikon D90 fue la primera en atreverse con el vídeo el pasado mes de agosto. Difícil aún de ver al otro lado de los Pirineos, se ha convertido en uno de los principales puntos de interés para los curiosos que estos días se acercan al stand más amarillo de Photokina.

Vídeo a 720p
Pese a los significativos cambios experimentados respecto a la anterior D80, externamente la D90 aporta pocas pistas sobre su función estrella. De hecho, contrariamente a lo que se podría pensar, no incorpora ningún mando que delate su casi exclusiva función de grabación de vídeo.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Una curiosa decisión que, pese a su evidente comodidad, parece restar importancia a un paso tan determinante como el dado por la D90. De hecho, con la cámara entre las manos, sólo aquellos usuarios que sepan de la nueva función se percatarán de que ésta no es una réflex digital más.

Tal y como ocurre con la EOS 5D Mark II de Canon, la activación de esta herramienta se realiza a través de la previsualización en pantalla. Una vez que se ha puesto en marcha la función Live View, basta con pulsar el botón situado en el centro del dial trasero para que comience la grabación.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Su manejo es, por tanto, realmente sencillo. La principal limitación de este primer intento -eso sí- es que el enfoque automático no funciona durante la grabación, con lo que si se cambia la focal una vez fijado el foco e iniciada la captura, habrá que recurrir al anillo de la óptica para reajustar el punto de enfoque.

La buena noticia es que la excelente resolución de la pantalla (de 3 pulgadas y 960.000 puntos, como en la D300, la D700 y la D3) hace que este ajuste manual sea bastante cómodo y preciso. Aun así, sería preferible disponer -lógicamente- de autofoco.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El tamaño del vídeo también se sitúa por debajo del que poco después ya ofrecía la nueva EOS 5D Mark II. En este caso, la D90 estrenó esta función con una resolución HD de 720 líneas, frente a las 1080 (Full HD) de la más nueva de las EOS.

Tamaño medio
Fiel al tamaño de esta gama, la D90 no supone un salto muy radical respecto al diseño de la D80, de la que copia la inmensa mayoría de los detalles y la disposición de los mandos. De hecho, sólo el tamaño de la pantalla y la aparición de un mando dedicado a la activación del Live View marcan distancias.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

También se dispone ahora de un botón "info" que permite manejar los ajustes de la toma navegando a través de la pantalla principal. De todos modos, no hay que olvidar que, como ya ocurría en la D80, contamos con un segundo LCD en la zona superior, cuyo tamaño es bastante generoso para este segmento.

La buena noticia de este continuismo es que se mantienen los dos diales de control. La mala es que los accesos directos a la sensibilidad o el balance de blancos quedan en una posición un tanto incómoda, en la parte inferior trasera de la cámara. Sería sin duda mejor idea reservarles un espacio en la parte alta de la cámara, tal y como Nikon hace con sus modelos de gama profesional.

Entre las novedades tampoco hay que olvidarse de la cada vez más habitual conexión HDMI, así como de un nuevo conector específico para un módulo GPS externo. Desgraciadamente, Nikon no lo ha incluido de serie, tal y como ocurre en la compacta Coolpix P6000.

Nuevo CMOS
Con el permiso de la función de grabación de vídeo, el cambio más sustancial de la D90 llega de la mano del nuevo captor de tipo CMOS empleado.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De este modo, Nikon no sólo refuerza su apuesta por la continuidad de la saga DX -pese al creciente empuje del formato completo FX-, sino que parece decidida a reservar los CCD para la gama baja e incluir los CMOS en la media y la alta.

Segmentaciones al margen, todo parece indicar que la D90 ha cogido prestado el sensor utilizado por la D300. Algo que, a la espera de poder disponer de una unidad de producción final para realizar las correspondientes pruebas, supondría un notable salto en calidad de imagen y control de ruido con sensibilidades altas respecto a modelos anteriores.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De momento, lo que sí sabemos es que la cámara dispone de ajustes de sensibilidad de 200 a 3200 ISO, así como de valores forzados que amplían este abanico de 100 a 6400 ISO.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El visor, con una cobertura del 96%, se muestra muy luminoso, al menos teniendo en cuenta el nivel de precios en el que nos estamos moviendo. Lo mismo ocurre con la cadencia de disparo de 4,5 fotogramas por segundo, que sin igualar la velocidad de la D300, aprovecha su comedida resolución para poner el acento en estas prestaciones.

El sistema de enfoque de 11 puntos (con un rendimiento más que aceptable con el nuevo zoom VR de 18-105 milímetros de Nikon) se acompaña con un mecanismo de enfoque por contraste al trabajar con el modo Live View.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Desaparece, por tanto, el llamado "modo trípode" que ofrece la D300 para enfocar durante la previsualización en pantalla sin tener que mover el espejo réflex.

Globo sonda
Con una lista de novedades bastante jugosa y una hoja de especificaciones que puede hacer replantear a más de uno ir a por la D300 -claro que la velocidad, el enfoque y la construcción marcan distancias-, la D90 bien puede ser un punto de inflexión en el mercado o un simple globo sonda.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El hecho de que Nikon haya decidido incluir la grabación de vídeo en un modelo intermedio en lugar de hacerlo en una SLR de gama profesional -no parece que haya grandes impedimentos técnicos para ello- deja claro que la firma pretende sondear el mercado para ver cómo se acepta el vídeo en el mercado fotográfico.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar