• Motorola Razr XT910: análisis
  • SanDisk Memory Vault: análisis
Prueba de producto
BUSCANDO EL EQUILIBRIO

Nikon D800: primeras muestras

1
20
MAR 2012

No era lo que la mayoría esperaba, critican algunos. No se puede considerar el relevo de la D700, corrigen otros. En cualquier caso, la Nikon D800 y sus 36 megapíxeles se han convertido en uno de los temas más candentes y espinosos de las últimas semanas. Dejando a un lado los debates y nada más recibir la primera unidad funcional de esta SLR de formato completo, hemos salido de paseo para poder probarla y responder algunas de las cuestiones más urgentes sobre la que sin duda es una de las estrellas de la temporada.

La fórmula usada hasta ahora por Nikon en sus modelos de gama alta (excepto en la D3X) se basaba en una resolución muy moderada y un espectacular rendimiento al trabajar con sensibilidades altas. Pero la nueva D800 ha trastocado totalmente la receta vista en la D3s y la D700, y apuesta ahora por un CMOS de formato completo que, con 36 millones de píxeles, se convierte en el de mayor resolución de las réflex de 35 milímetros.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así que la pregunta es obligada: ¿se ha sacrificado el control del ruido en pro de una mayor resolución? Éste es uno de los primeros enigmas que, con una D800 entre las manos y unas cuantas decenas de muestras sobre la mesa, pretendemos responder.

Diseño con ligeros retoques

Si tomamos la D700 como referencia de diseño (que no como filosofía de cámara), la D800 mantiene a grandes rasgos el tamaño y el volumen de aquélla. Consistente entre las manos y muy bien rematada, pocas pegas podrían ponérsele a la construcción de esta réflex.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a seguir un guión similar, evidentemente el paso del tiempo se nota en muchos detalles y mandos de la cámara. Ya habrá tiempo para repasar uno por uno sus controles, pero este primer contacto sobre el terreno ya da para detectar algunos de sus mejores rasgos. Por ejemplo: el interruptor de Live View para vídeo y foto; el pequeño botón de grabación de vídeo junto al disparador; el botón de función configurable de la zona frontal, y el control del modo de enfoque integrado en el mismo mando lateral que permite pasar del enfoque automático al manual.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si se trata de buscar alguna pega, sigue sin convencernos la posición de los cuatro accesos directos (ahora se le suma uno nuevo para el "bracketing") concentrados en la rueda de la parte superior izquierda. Tal y como ocurría en la D700, no resulta fácil modificar los parámetros sin separar el ojo del ocular de la cámara. Puestos a pedir, un dial trasero algo más grande tampoco vendría nada mal.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Precisamente este dial, en combinación con el botón "info", puede ser una interesante vía alternativa para controlar y modificar muchos de los ajustes de la cámara a través de la pantalla trasera.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más detalles que merece la pena destacar: la pantalla, que crece ligeramente hasta las 3,2 pulgadas y mantiene la característica protección de plástico que tanto nos gusta; la doble ranura para tarjetas SD Card y CompactFlash, y el excelente visor, con una cobertura del 100% y bien provisto de información, incluido un nivel electrónico que por defecto activamos con el citado botón de función frontal.

Enfocando y disparando

Armada con una resolución de 36 megapíxeles, no parece necesario aclarar que la velocidad de disparo no es una de las prioridades de una cámara como la D800, más orientada hacia la fotografía de estudio, naturaleza o el reportaje sin demasiada acción.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No obstante, sus datos no están mal si se contextualizan con la cifra de megapíxeles: 4 fotogramas por segundo en JPEG limitados a 100 disparos (o menos si así lo configura el usuario) y unas 16 imágenes consecutivas en RAW hasta agotar el "buffer" de la cámara. Aplicando alguno de los recortes de formato de la cámara es posible ampliar esta velocidad hasta 5 disparos por segundo (media docena, si se recurre a la empuñadura vertical).

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque automático de 51 puntos, por su parte, muestra un comportamiento excepcional en combinación con el zoom 24-70 mm f2.8 G ED AF-S, tanto en tomas estáticas como a la hora de enfrentarse a sujetos en movimiento en su modalidad de seguimiento 3D.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con 51 puntos de enfoque, sobre el papel los datos en este último apartado parecen idénticos a los de la también nueva D4. Sin embargo, cabe suponer que entre uno y otro mecanismo tiene que haber detalles que marquen las diferencias. Sin ir más lejos, durante las pruebas nocturnas realizadas con la D800 hemos descubierto que el enfoque automático en condiciones de luz muy escasa flaquea. Algo que, al menos basándonos en los datos oficiales, intuimos que no ocurrirá con la D4.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque por contraste cuando trabajamos con la previsualización en pantalla o a la hora de grabar vídeos tampoco parece hacer evolucionado mucho respecto a modelos anteriores. Aunque es cierto que es bastante silencioso y suave, se muestra algo dubitativo.

Más de 40 MB de RAW

Con una resolución que hasta hace bien poco resultaba impensable fuera del ámbito de los respaldos digitales, también el tamaño de los archivos generados por esta D800 ha crecido proporcionalmente. Así, trabajando con los 36 megapíxeles que ofrece la cámara, los JPEG resultantes rondan los 15 MB, mientras que los RAW superan los 40 MB. Si optamos por disparar en TIFF, un formato que la D800 mantiene, la cosa se complica, con ficheros de unos 100 MB.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de un buen arsenal de tarjetas de memoria, un dato a tener muy en cuenta por los interesados en esta cámara es que su equipo informático tendrá que estar a la altura para poder gestionar estos archivos y procesar las imágenes en formato RAW.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Nikon D800 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 G ED AF-S.

¿Y cómo se comportan esas decenas de megapíxeles? Los resultados hablan por sí solos, con un excelente nivel de detalle que, eso sí, parece pedir algo más de nitidez en el procesamiento que se aplica por definición a los JPEG. Vista la capacidad resolutiva disponible en los RAW, no sería una mala idea trastear con los ajustes de imagen ("picture control") y elevar la nitidez más allá del punto 3 (de 9 en total) en el que ésta aparece fijada.

Muestras: 36 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D800 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 G ED AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.

Nos ha sorprendido gratamente el rango dinámico de la cámara en RAW, sobre todo a la hora de recuperar información de zonas de la imagen aparentemente quemadas. Tanto es así que, utilizando la última versión de Adobe Lightroom (que precisamente potencia esta función de recuperación de luces y sombras), hay que andar con cuidado para no acabar convirtiendo la imagen en uno de esos HDR que tan poco nos gustan.

Muestras: 36 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D800 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 G ED AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.

En cualquier caso, y si bien es cierto que al trabajar con sensibilidades forzadas (con unos valores de 50 ISO y de un par de pasos por encima de 6.400 ISO) el rango dinámico también se resiente, alegra comprobar que la elevada resolución no se ha llevado por delante estos buenos resultados.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dejamos para el final el tema que más ríos de tinta ha hecho correr desde que la D800 viera la luz: el control del ruido al emplear sensibilidades altas. Con ajustes situados entre 50 y 25.600 ISO (incluyendo los valores no calibrados), tal y como puede apreciarse en las imágenes el ruido sólo comienza a ser molesto y visible en su vertiente cromática a partir de 3.200 ISO. En escenas nocturnas o con iluminación muy escasa, mejor no pasar de ese punto si queremos conservar un buen nivel de detalle.

Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Nikon D800 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 G ED AF-S. Haz clic en la imagen para ver un recorte.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
50 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
100 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
25.6000 ISO

Aunque ya habrá tiempo para comparaciones con otros modelos de formato completo (que desgraciadamente ahora mismo no tenemos a mano), es lógico pensar que estos resultados no estarán a la altura de los que pueda llegar a ofrecer la D4.

Muestras: sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Nikon D800 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 G ED AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d800 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 g ed af-s.

No obstante, quienes por pura curiosidad rebusquen entre las muestras publicadas en su momento de la D700, descubrirán que también aquella cámara mostraba un incipiente ruido al acercarse a 6.400 ISO. Todo ello nos hace pensar que Nikon ha hecho un buen trabajo a la hora de equilibrar resolución y ruido a partir de una balanza que, de entrada, se inclina a favor de la primera variable.

¿Y el vídeo?

Pese a que el entusiasmo ante la llegada de esta cámara ha sido mayor en el mundo de la fotografía, Nikon no duda en plantear su D800 como una cámara orientada también al vídeo profesional. Precisamente por eso, y teniendo en cuenta la interesante lista de prestaciones que incluye en este apartado, hemos optado por tratar el vídeo por separado en otro artículo en el que ya estamos trabajando.

Un dato para quienes no estén interesados en esta función: tras disparar unas 500 instantáneas (sin flash) y con un uso bastante moderado del modo de previsualización en pantalla, la batería todavía mantenía un 30% de su carga.

Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D800
Nikon D800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Queda todavía mucho por probar, pero estas primeras horas de convivencia al menos han servido para ahuyentar parte del susto inicial que también a nosotros nos provocaron esos 36 millones de píxeles.

Relevo o no de la D700 (nos apuntamos a la segunda teoría), en este caso más que nunca Nikon parece llevar al límite la búsqueda del deseado equilibrio, intentando contentar a quienes buscan resolución y control del ruido y apostando a partes iguales por fotografía y vídeo.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (2)
1
Comentarios
Cargando comentarios