• Asus P750: de un vistazo
  • HP Photosmart A826: de un vistazo
Prueba de producto
EL ESPERADO PASO INTERMEDIO

Nikon D700: bajo la lupa

 
1
JUL 2008

Era un secreto a voces. Ni el nombre ni las especificaciones... ni siquiera el aspecto de la recién llegada Nikon D700 sorprenderán a estas alturas a nadie. El cuerpo de una D300 con el sensor de una D3 puede ser un excelente resumen para esta nueva réflex de gama profesional. Desoyendo el consejo de no citar la competencia al describir un producto, muchos la han bautizado ya como la EOS 5D de Nikon.

Un repaso más calmado a las especificaciones de la cámara deja bien claro que la D700 es la evolución lógica de un sistema FX que ha llegado para quedarse.

Nikon D700
Nikon D700

Si la D3 supuso un innegable punto de inflexión, la D700 ratifica el nuevo rumbo y cierra cualquier atisbo de vuelta atrás: el futuro de Nikon, al menos en el ámbito más profesional, pasa por los sensores de formato completo.

Bautizada por muchos como la EOS 5D de Nikon, la D700 combina el cuerpo de una D300 con el sensor de una D3

La decisión supone que, en el mejor de los casos, los formatos DX y FX están condenados a entenderse y convivir. O al menos por ahora. De hecho, tampoco ha pasado desapercibido que Nikon ha elegido una denominación que deja espacio para futuras D400 y D500, y parece querer decir que hay formato DX de corte profesional o semiprofesional para largo.

En todo caso, la duda -aplicable también a Canon, que en la actualidad ofrece tres formatos diferentes- es si seguirá habiendo vida en el terreno de los sensores APS-C cuando el precio de los captores de formato la haga peligrar.

Limpieza FX
Otro tópico que la D700 vuelve a poner sobre la mesa es aquél que dice que las réflex "inferiores" dejan en evidencia a sus hermanas mayores. ¿Por qué la D3 no incorporó en su momento el sistema de limpieza de sensor que la más asequible D300 sí estrenó?

El CMOS de la D3 llega ahora dotado del mecanismo de limpieza que puede que alguien ya esté echando en falta

La D700 ha aclarado cualquier duda al respecto: no era un problema de implementación técnica, sino una simple cuestión de plazos y desarrollo.

El mismo CMOS FX de 12,1 megapíxeles llega ahora dotado del mecanismo de limpieza que puede que algún usuario de la D3 ya esté echando en falta. Todo un peliagudo asunto para los responsables de ventas que tengan que explicar la jugada.

Y es que si hay algo que queda claro es la posición que asume la D700 en el escaparate profesional de Nikon: un paso por encima de la D300, a modo de versión reducida y más asequible de la mastodóntica D3.

Nikon D700
Nikon D700

Parece que la firma ha hecho los deberes y suficientes filigranas con las especificaciones para que los tres segmentos se rocen, pero sin llegar en ningún momento a pisarse.

¿Tienen el mismo perfil el usuario de la D3 que el de la D700? Salta a la vista -y al tacto y al bolsillo- que no, pero eso no quita que el potencial comprador de una D3 no esté hoy mismo rehaciendo sus planes y pensando en la óptica que puede comprarse con los más de 1.000 euros que se va a ahorrar por renunciar a unos cuantos fotogramas por segundo, un obturador más resistente y un cuerpo a prueba de casi todo.

Cuestión de precio
Si hay o no espacio para los tres modelos el tiempo lo dirá. La experiencia de Canon así parece acreditarlo, aunque también es cierto que el salto desde sus EOS 30D o EOS 40D a la EOS 5D es más considerable en precio y envergadura que el que habrá que dar para pasar de la D300 a la D700.

Los menos de 3.000 euros que -dicen- costará el cuerpo de la cámara la sitúan en un equilibrio casi matemáticamente perfecto entre los más de 4.000 que hay que pagar por una D3 y los 1.500 por los que ya es posible encontrar la D300.

Nikon D700
Nikon D700

Con todo, puede que la rápida evolución de los precios -también la EOS 5D costaba más de 3.000 euros en su momento- convierta la D700 a la larga en una prima incómoda para sus compañeras de catálogo.

Aun así, es posible que quienes ya dispongan de unas cuantas ópticas DX o aquéllos que tengan en cuenta que un sensor FX requiere una considerable inversión en objetivos de calidad hagan de su respectivo argumento una consistente barrera para frenar cualquier eventual salto.

¿Responderá Canon este verano con esa EOS 5D Mark II que se espera desde hace tanto tiempo?

Lo que es ya casi innegable es que, tal y como se pronosticaba desde hace tiempo, los captores de 24 x 36 milímetros van apareciendo paulatinamente. Nikon ya se ha subido definitivamente a este tren, Sony ha comprado el billete, y todo parece indicar que Pentax también ha reservado su plaza.

¿Soportarán todas las compañías del sistema Cuatro Tercios la creciente presión de tanto 24 x 36? ¿Responderá Canon este mismo verano a la nueva D700 con esa EOS 5D Mark II que se espera desde hace tanto tiempo? ¿Convencerá la fórmula planteada por Nikon de menos resolución y más calidad con sensibilidades altas que parece haber dado alas a la D3?

Suficientes preguntas para empezar a vislumbrar -ahora que Nikon ya ha dejado ver la altura de su listón- un verano y un otoño cargados de interesantes movimientos en el normalmente más calmado segmento profesional.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar