• Panasonic Lumix DMC-FX35 y TZ5: toma de contacto y primeras muestras
  • Fujifilm FinePix S100FS: toma de contacto
Prueba de producto
LLEGA EL RELEVO DE LA D40X

Nikon D60: toma de contacto

 
31
ENE 2008
Iker Morán   |  Las Vegas

Con las relativamente nuevas D3 y D300 como protagonistas indiscutibles, la D60 a duras penas mantiene su condición de producto estrella de Nikon en esta PMA 2008 que hoy abre sus puertas. Temprano relevo de la D40x y la más joven del actual catálogo réflex nikonista, QUESABESDE.COM ha aprovechado la jornada de prensa previa a la inauguración de la feria para pasar unos minutos con ella.

Sustituta de la D40x, pero no de la D40. Eso fue lo primero que nos encontramos en el pequeño stand de novedades de Nikon durante el Sneak Peek celebrado ayer como antesala de la PMA 2008. Y es que a la vista de los cuerpos expuestos en el espacio reservado para Nikon, la D60 convivirá al menos por ahora con su hermana pequeña de 6 megapíxeles y se limitará a ocupar el espacio de la D40x.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un relevo que, además, se produce con una lista de nuevas prestaciones bastante escueta (o por lo menos más limitada de lo que cabría esperar).

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Casi un año después de que en esa misma sala conociéramos la D40x, pocas cosas parecen haber cambiado. Pese a que la D3 y la D300 han insuflado una bocanada de aire fresco en el seno de Nikon, no parece que las novedades más interesantes hayan descendido hasta la base de su oferta réflex.

Sin motor de enfoque
La D60 sigue apostando, como su predecesora, por un tamaño y un peso muy controlados. Pequeña y ligera, la facilidad de uso a través de la misma interfaz gráfica que ya ofrecían la D40 y la D40x sigue siendo una de las claves de este modelo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Nikon D60 (a la izquierda), junto a la aún vigente D40.

Una sencillez de manejo que, no obstante, sigue estando reñida con los accesos directos a las funciones más habituales. Cambiar la sensibilidad, el balance de blancos o el tamaño de la imagen requiere pasar por el menú principal o configurar el botón "Fn" para que se encargue de uno de estos ajustes.

Aunque Nikon había pasado por alto este detalle el día de su presentación, lo cierto es que una de las pocas novedades de la D60 radica en la pantalla posterior, que ahora incorpora un sensor similar al que utilizan las Alpha de Sony: al acercar el ojo al visor, la pantalla TFT trasera se desconecta automáticamente.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No obstante, permanece intacta una de las características idiosincrásicas de esta familia réflex de Nikon. Y es que la D60 sigue careciendo de motor de enfoque y delega esta tarea a las ópticas.

Limpieza de sensor
Hasta que no sea posible probar a fondo la cámara y constatar que la intervención del nuevo procesador Expeed es palpable -más allá de que la D60 emplee el mismo CCD de 10 megapíxeles que la D40x-, por ahora es mejor centrarse en aquellas novedades más evidentes.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de limpieza de sensor es -por ejemplo- una de las más notables, y no deja de ser una prueba evidente de que Nikon tiene la sana intención de integrarlo en todos sus próximos modelos.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lástima que la función de previsualización en pantalla no aparezca también en la lista de novedades, ahora que incluso Sony se ha atrevido con ella. En este caso, no obstante, el uso del CCD parece que es aún un estorbo para el Live View.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La optimización del rango dinámico, convertida ya en una de las nuevas modas entre las diferentes marcas, toma aquí la forma del llamado Active D-Lighting: en lugar de procesar la imagen y aplicar el ajuste de luces y sombras una vez realizada la toma, ahora la operación se realiza a priori.

Estabilización para todos
A la vista de su elenco de prestaciones, surge la eterna pregunta que siempre plantea la aparición de un nuevo modelo: ¿era necesaria la actualización? La respuesta tampoco parece especialmente relevante, teniendo en cuenta que la D40x está ya en vías de extinción y que, por tanto, tampoco habrá lugar para la disyuntiva entre decantarse por ella o la D60.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, y pese a las expectativas algo más amplias, hemos de reconocer que el buen funcionamiento del sistema de limpieza podría llegar a justificar por sí solo el salto a la D60.

Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D60
Nikon D60
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De lo que no cabe duda es que más interesante que el nuevo cuerpo resulta el objetivo 18-55 mm f3.5-5.6 que lo acompaña. Se trata de una nueva versión del zoom con el que formaban el kit estándar las D40 y D40x, que suma a su cuadro de especificaciones la estabilización óptica VR.

Nikkor 18-55 mm f3.5-5.6 VR
Nikkor 18-55 mm f3.5-5.6 VR
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ciertamente, acercar la estabilización a las ópticas más sencillas es un gesto plausible. Aunque también podría verse como una medida casi obligatoria para Nikon, teniendo en cuenta que cada vez son más las cámaras de gama baja (véanse la Sony A200 o la Pentax K200D) que disponen de un cuerpo estabilizado capaz de extender esta prestación a todas las ópticas compatibles.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (2)
Opinión
29 / ENE 2008
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar