• Nokia Lumia 820: análisis
  • Samsung Galaxy S III mini: análisis
Prueba de producto
GAMA MEDIA REFORZADA

Nikon D5200: análisis

5
24
ENE 2013

Un rápido vistazo a su hoja de especificaciones podría llevar a pensar que la nueva Nikon D5200 es una D3200 con pantalla articulada o una D5100 con un sensor de 24 megapíxeles. Aunque el juego de las comparaciones y los números siempre resulta muy útil para situar una cámara en el escaparate, en realidad esta SLR va un poco más allá de esa escueta descipción. Y es que su sistema de enfoque de 39 puntos deja en evidencia al de modelos teóricamente muy superiores y el citado CMOS de 24 millones de puntos no decepciona. Aunque el visor y los detalles de la ergonomía nos recuerdan que es una cámara sencilla, tras pasar uno días con la réflex está claro que nuestra impresión inicial -buen momento para ir a por la D5100- requiere algún matiz.

Ya lo dijimos en su momento: la D5100 de Nikon era una de esas réflex bien equilibradas, con un precio ajustado, fáciles de recomendar... de esas que ponen complicada la labor de buscarle pegas. Con un precio que ahora mismo ronda los 500 euros con el zoom de 18-55 milímetros, al oír hablar de la nueva D5200 y su hinchada resolución automáticamente se nos puso mirada escéptica. ¿Para qué 24 megapíxeles a cambio de los cuales hay que pagar más de 800 euros?

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con esta idea en la cabeza, durante unos días hemos convivido con la más reciente de las réflex nikonistas. Un nuevo peldaño entre la D3200 y la ya veterana D7000 que trae consigo más novedades y mejoras de las que nos esperábamos.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Suficientes para justificar la diferencia de precio respecto a la generación anterior? Ésa es la gran pregunta.

Manejo de gama media

Exteriormente no han cambiado muchas cosas en esta D5200 respecto a su predecesora. La filosofía sigue siendo la misma: un cuerpo bastante ligero y pequeño pero con un acabado decente. La diferencia con la D3200 en este sentido se percibe entre las manos, y aunque está claro que esto no es un cuerpo de gama profesional, transmite buenas sensaciones.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La aparición de un botón dedicado al ajuste del disparo en ráfaga en la zona superior de la cámara es uno de los contados cambios que se perciben a primera vista. El resto se mantiene a grandes rasgos en su sitio, así que lo que ya nos gustaba de la D5100 (la palanca para activar el Live View, el botón de función configurable en el lateral, la pantalla articulada...) se repite ahora.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y lo mismo pasa con todos esos detalles que no están tan bien cuidados. Por ejemplo: el botón "i" que da acceso al control de la mayoría de opciones en la pantalla de la cámara sigue sin estar en una posición cómoda para su manejo. De hecho, intentar realizar la mayoría de estos ajustes sin separar el ojo del ocular requiere bastantes malabarismos. Eso sin olvidar que esta fórmula necesita de una media de tres pasos para cambiar la mayoría de ajustes.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También sería interesante que se pudieran configurar los botones del pulsador trasero de la cámara para habilitar cuatro accesos directos. Y el visor con un 95% de cobertura es perfectamente aceptable en esta gama, pero no podemos evitar pensar en la Pentax K-30 (de precio similar) y su visor con una cobertura del 100%.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puestos a enumerar detalles que echamos de menos en la D5200, el nivel electrónico (en pantalla y en el visor) se ha vuelto ya una prestación bastante común en modelos de esta gama.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de la ya mencionada pantalla articulada (3 pulgadas y 920.000 puntos, como en el modelo de la generación anterior), la interfaz gráfica se ha puesto al día y ofrece tres posibles configuraciones. Aunque la orientación general es facilitar las cosas al usuario con un marcado aire didáctico, también podemos escoger el tipo de interfaz que queremos en función de si estamos trabajando con el modo automático o cualquiera de los avanzados (PASM).

39 puntos para enfocar

Con el permiso de su renovado CMOS, el sistema de enfoque de la D5200 merece ser uno de los protagonistas de esta réflex. Se trata de un mecanismo de 39 puntos (Multi-CAM 4800DX, como el de la D7000) que toma el relevo del sistema de 11 puntos visto hasta ahora, y que queda relegado a la gama de réflex nikonistas más sencillas.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Incluso con el sencillo zoom 18-55 mm f3.5-5.6 VR su funcionamiento es estupendo en cuanto a agilidad y precisión. Es también destacable el comportamiento más que decente del sistema de seguimiento 3D de la cámara para escenas de acción y la cobertura que los puntos de enfoque ofrecen a lo largo de la escena.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin duda es ésta una de sus mejores bazas y un auténtico reto para los mecanismos de enfoque de modelos de la competencia en esta misma gama de precios o incluso muy superiores. Salvando las distancias -evidentes- y el rendimiento con poca luz, ¿alguien está pensando en la EOS 6D que recientemente ha pasado por nuestras manos? Lo suponíamos.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No hay que olvidar que, igual que el resto de modelos de las gamas D3000 y D5000 de Nikon, esta D5200 carece de motor de enfoque en el cuerpo y por tanto requiere utilizar ópticas de tipo AF-S o con motor integrado.

Live View con alguna limitación

El tema se complica al activar el Live View. No es que el enfoque por contraste sea un desastre, pero comparado con el de las cámaras sin espejo (las Nikon 1, sin ir más lejos) deja bastante que desear en lo que respecta a su velocidad de reacción.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La buena noticia es que, a la hora de grabar vídeo, el modo de seguimiento ("AF-F") funciona bastante bien, y aunque sigue siendo algo lento y ruidoso permite conseguir unas transiciones bastante decentes al cambiar el plano de foco.

Trabajar con la ayuda de la pantalla trasera tampoco es muy recomendable si la agilidad del disparo es nuestra prioridad. Igual que ya hemos señalado al probar otras réflex de Nikon de esta gama, el movimiento del espejo es muy lento entre disparo y disparo, produciéndose una pausa de más de dos segundos que puede llegar a resultar desesperante.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra curiosidad del Live View: en modo manual no es posible bajar la velocidad de obturación de 1/30 de segundo (algo que sí es posible en el modo de prioridad a la velocidad) ni modificar la apertura de diafragma.

Misterios al margen, esta relativa falta de agilidad en el disparo al tener activada la previsualización en pantalla choca con la mejora de la D5200 en cuanto a la ráfaga. Así, y pese al aumento de la resolución de 16 a 24 millones de puntos, el disparo continuo crece también de 4 a 5 fotogramas por segundo.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su duración, eso sí, no es ninguna maravilla: unos 14 disparos consecutivos en JPEG y apenas 5 en RAW o combinando ambos formatos. Una cifra que incluso empeora si se activa el sistema de corrección de la distorsión óptica, reduciéndose a media docena las fotografías que pueden hacerse en JPEG a máxima velocidad.

Quienes pretendan disponer de ráfaga ilimitada deberán desactivar este sistema, trabajar en JPEG y elegir el modo de disparo continuo a 3 fotogramas por segundo. Es, suponemos, el precio a pagar por esos 24 megapíxeles.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Teniendo en cuenta que el sonido de la obturación y el espejo es bastante contundente en esta D5200, los fotógrafos que pretendan pasar un poco más desapercibidos deberían probar suerte con el modo silencioso ("Q"). En lugar de un golpe fuerte, en este caso el disparo se produce en dos tiempos y con un sonido algo más amortiguado.

Más que 24 megapíxeles

La D5200 deja atrás los 16 millones de puntos de la generación anterior y apuesta ahora por un CMOS de tamaño APS-C y 24 megapíxeles. ¿Era necesario? Posiblemente no, más aún teniendo en cuenta que el captor de la D5100 era uno de los más aplaudidos en este segmento. De todos modos el mercado tecnológico es así, y de nada sirve lamentarse.

Muestras: 24 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5200 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 VR:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
Muestras: 24 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5200 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 VR:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:

¿Se trata del mismo sensor que, con idéntica resolución y tamaño, vimos aterrizar hace poco en la D3200? Aunque es un detalle que al 99% de los usuarios les da absolutamente igual, lo cierto es que eso pensábamos en QUESABESDE.COM. No obstante, según han recogido algunos medios, se trata de una nueva versión salida de la factoría de Toshiba. Una mera curiosidad sin mayor importancia hasta que, al poner frente a frente los resultados, nos sorprende gratamente descubrir que la D5200 no sólo supera a la D5100 en cuanto a equilibrio entre ruido y resolución, sino también a la citada D3200.

Muestras: comparativa sensibilidad
Fotografías realizadas con una Nikon D5200, una Nikon D5100 y una Nikon D3200 con un zoom Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 VR usando diferentes sensibilidades. Haz clic sobre la imagen para ver la comparación a tamaño real:
fotografías realizadas con una nikon d5200, una nikon d5100 y una nikon d3200 con un zoom nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr usando diferentes sensibilidades. haz clic sobre la imagen para ver la comparación a tamaño real:

Y es que, pese al temor inicial que pueden provocar esos 24 millones de puntos, el control del ruido es excelente (la cámara cuenta con ajustes que se sitúan entre 100 y 25.600 ISO, incluyendo los valores forzados) y el rango dinámico de las escenas tampoco admite pegas.

Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5200 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 VR:
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
100 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5200 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 vr:
25.600 ISO

El sistema Active D-Lighting puede ayudar algo a la hora de "subir" las sombras, pero en realidad tampoco hace demasiada falta, y trabajar en RAW es -como siempre- la mejor opción para optimizar el rendimiento en luces altas y zonas oscuras. Atención, eso sí, porque el incremento de la resolución hace que los ficheros RAW ronden ya los 30 MB.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5200 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 VR. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo RAW original:

Esta filosofía a medio camino entre los fotógrafos exigentes con ganas de más y aquellos que dan sus primeros pasos hace que la D5200 tampoco se olvide de los clásicos automatismos. Cabe destacar el modo dedicado a las tomas HDR, así como los filtros artísticos que ya vimos en el modelo predecesor y que pueden aplicarse durante la toma o a posteriori (y también combinarse con las secuencias de vídeo).

Vídeo completamente manual

En lo tocante al vídeo, la mayor aportación de esta D5200 respecto a su predecesora es la aparición -ahora sí- de controles manuales completos sobre los parámetros de la exposición. La generación anterior tan sólo permitía manipular el diafragma. Otra novedad interesante es que ahora, al activar la previsualización, la cámara muestra en su pantalla un par de franjas ligeramente sombreadas que funcionan como guías de encuadre para el formato 16:9 de las secuencias de vídeo. Una buena manera de poder hacer la composición de la imagen correctamente antes de comenzar la captura.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A pesar de que la D5200 viene armada con un nuevo sensor no hemos notado en las tomas de vídeo ninguna mejoría digna de mención. Los niveles de detalle, fluidez, nitidez, reproducción del color y rango dinámico mantienen la misma buena nota que vimos en la D5100.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con la Nikon D5200 y sometidas a un proceso de compresión optimizado. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

El resto de prestaciones y modos de vídeo se mantienen también inalterables de un modelo a otro. Así, la D5100 es capaz de grabar secuencias de 1920 x 1080 píxeles a 25 y 24 fotogramas por segundo, y de 1280 x 720 píxeles a 50, 25 y 24 cuadros.

Por 800 euros

No suele ocurrir, pero la D5200 aporta más novedades de las que a priori nos esperábamos. Creíamos que se trataba sólo de un mero aumento de la resolución, pero detrás de esos 24 megapíxeles y del nuevo sensor se esconden unos excelentes resultados que no dudaríamos en situar entre los mejores vistos en una cámara con captor APS-C.

Claro que, para conseguir aprovecharlos, lo suyo sería completar esta cámara con ópticas que estén a la altura y que no limiten su potencial, como ocurre con el sencillo zoom de 18-55 milímetros que la acompaña de serie.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de la posibilidad de usar un adaptador Wi-Fi externo y de los controles manuales para el vídeo, el segundo de los pilares que justifican esta D5200 es el sistema de enfoque de 39 puntos. Una prestación más propia de una gama superior y que en cierto modo descompensa otras prestaciones de la cámara, como sus mejorables manejo y distribución de mandos.

Con un precio que en el momento de publicarse este artículo ronda los 830 euros -con el citado zoom-, se nos ocurren dos grandes objeciones a tener en cuenta antes de animar a nadie a lanzarse a por esta réflex. La primera es el precio actual de la D5100 (unos 550 euros con óptica). Si podemos sobrevivir con 16 megapíxeles (sí podemos) y 11 puntos de enfoque, es un gran momento para conseguirla a precio de derribo.

Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5200
Nikon D5200
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el otro extremo tendríamos la D7000, ya veterana, cuyo cuerpo cuesta hoy día unos 800 euros. Es cierto que el sistema de enfoque es el mismo, que el captor de la D5200 es superior y que ofrece además una pantalla articulada. Pese a todo ello, quienes busquen una cámara un poco más ambiciosa deberían echar un vistazo a esta réflex, que se sitúa un paso por encima en construcción y gama. Claro que, si de lo que se trata es de presumir de SLR musculada, la Pentax K-30 es imbatible en ese campo. Y en precio, aunque el enfoque no tenga nada que ver con el de esta D5200.

Hechas las aclaraciones pertinentes y suponiendo que el precio de la D5200 no tardará en moderarse (como ocurre con todos los modelos pasados unos meses), podemos certificar que estamos ante una soberbia réflex de gama media cuya calidad de imagen y sistema de enfoque obligan a quitarse el sombrero.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
5
Comentarios
Cargando comentarios