• Panasonic Lumix GH2: análisis
  • Adobe Eazel, Color Lava y Nav: análisis
DE BUENA FAMILIA

Nikon D5100: análisis 1

1
JUN 2011

Nada como un buen árbol genealógico para asegurarse un plácido paso por esta vida. En el escaparate fotográfico ocurre algo parecido: si llevas rotulado Nikon en el frontal y heredas parte de las prestaciones de la D7000, tienes muchos números para triunfar. Es el caso de la Nikon D5100, que tiene por delante un camino muy sencillo, asfaltado con las buenas referencias de su CMOS de 16 megapíxeles, una nueva pantalla articulada y un precio de menos de 700 euros que, sin convertirla en la más barata del momento, sí la hace muy apetecible. Lo complicado en este caso será buscar una mancha en su expediente, aunque la firma japonesa ha puesto tanto empeño en marcar distancias con la D7000 que seguro que lo conseguimos.

Es una de las estrategias más conocidas y que mejor funcionan en este mercado: estrenar una nueva tecnología en un modelo de gama media o alta y después, poco a poco, ir acercándola a modelos más sencillos y asequibles. La reciente D5100 es uno más de estos casos, si bien es cierto que se ha colgado una medalla: ser la primera SLR que adopta el archiconocido CMOS de la D7000 en un cuerpo de precio bastante ajustado.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así que, aunque la pantalla articulada se postula como una de las principales novedades de esta Nikon, en realidad la clave está en ese sensor del que no cabe esperar ninguna sorpresa y sobre el que ya hemos hablado largo y tendido al analizar otras cámaras.

No obstante, y pese a imaginarnos el final de la película -que parece que acabará bien-, merece la pena acercarse lupa en mano a la que sin duda está llamada a ser una de las réflex de este próximo verano.

Ligera pero firme
Hablar del diseño y construcción de la D5100 no requiere demasiado tiempo. Más allá de los detalles y cambios respecto a la D5000, la fórmula sigue siendo la misma que en modelos anteriores de este segmento: un cuerpo bastante ligero y pequeño, pero suficientemente bien rematado como para que el plástico de su construcción no nos contagie esa sensación de fragilidad que a veces desbordan las SLR más baratas.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, los parecidos con la D3100 son evidentes en lo que respecta a ergonomía y distribución de mandos. Pese a ello, hay cambios interesantes, o por lo menos que llaman la atención, empezando por una nueva palanca de activación del Live View. Situada bajo el dial principal de modos, parece que Nikon le ha querido dar ahora un mayor protagonismo.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entendemos la jugada: si el plato fuerte de la cámara es el monitor articulado, es lógico invitar al usuario a usar la previsualización en pantalla. No obstante, le habíamos cogido cariño al mando de control de la ráfaga que la D3100 implementa en este mismo lugar. Incluso nos parecía un detalle digno de una cámara de mayor entidad.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Manías al margen, también el botón dedicado a la grabación de vídeo salta ahora a esta zona superior de la cámara. ¿Más cómodo? Tal vez, aunque insistimos en que la posición original tampoco estaba nada mal. Sí sería interesante que, puesto que este botón no ejecuta ninguna función hasta que la cámara está en modo Live View, pudiéramos asignarle alguna otra utilidad mientras trabajamos con el visor óptico.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por lo demás, en la zona trasera la aparición del nuevo LCD móvil que se abre hacia la izquierda -en la D5000 la pantalla se desplegaba hacia abajo- obliga a recolocar toda la hilera de botones que antes estaba en esta parte de la cámara. Aunque los usuarios de modelos anteriores de Nikon necesitarán unos días de adaptación para dejar de ir a buscar instintivamente los botones en esta parte, en general la reubicación está muy bien resuelta.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como siempre, echamos de menos un segundo dial de control y más accesos directos, puesto que el botón configurable ("Fn") será nuestra única opción en este sentido. Sin embargo, la necesidad de marcar distancias entre este modelo y la D7000 parece que ha llevado a Nikon a frenar cualquier posible mejora en este sentido.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin cambios tampoco en lo que respecta a los menús de control en pantalla, la clave vuelve a estar en una combinación de botones ("info" para acceder a la pantalla de controles y después "i" para modificar cualquier valor) que resta un poco de agilidad al proceso y nos obliga a separar el ojo del visor para la mayoría de operaciones.

Pantalla más móvil
Con permiso de su nuevo CMOS, una de las principales diferencias de la D5100 es la pantalla articulada, que gracias a su eje lateral gana movilidad respecto a la vista en la D5000. Un detalle que agradecerán quienes acostumbren a trabajar con trípode y que en general permite jugar un poco más a la hora de encuadrar y optimizar la posición para la grabación de vídeo.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de este cambio de giro, el monitor mantiene las excelentes cifras ya vistas en otras SLR de la firma, con una diagonal de 3 pulgadas y una resolución de unos 920.000 puntos.

La combinación de esta nueva pantalla y el citado interruptor para el modo Live View parece dejar bien claro que la previsualización es una prioridad para esta cámara. Una idea que choca un poco con uno de los detalles que menos nos ha gustado: la lentitud del movimiento del espejo a la hora de disparar mientras estamos encuadrando a través del monitor.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Recordemos que para poder ver la escena en el LCD es necesario que el espejo réflex esté levantado, dejando así que la luz llegue al sensor. Por tanto, en el momento de la obturación, el espejo realiza un doble movimiento, bajando y volviendo a subir para recuperar la imagen en la pantalla.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es cierto que esta falta de agilidad no afecta al retardo del disparo, aunque sí crea una pequeña pero excesiva espera para poder volver a encuadrar a través del LCD. Un detalle que, unido al escandaloso sonido que produce, sería perdonable en muchas cámaras, pero no en una que parece hacer hincapié en este punto.

Pero no es que la D5100 sea lenta. Como si se tratara de buscar el equilibrio perfecto entre las 3 fotos por segundo de la D3100 y las 6 de la D7000, este modelo ofrece una cadencia de disparo de hasta 4 fotogramas por segundo.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El "buffer", por su parte, limita un poco la duración de este disparo consecutivo a máxima velocidad. Si trabajamos en JPEG, a partir de unos 15 disparos la cadencia cae notablemente, aunque la cámara no llega a detenerse. En RAW ocurre lo mismo al alcanzar una docena de disparos, y si se combinan los dos formatos sólo será posible mantener esta velocidad máxima durante unas 10 imágenes consecutivas.

Enfoque de 11 puntos
Si, como veremos más adelante, el sensor utilizado es el mismo que el de la D7000 (Nikon se encarga de remarcarlo), ¿no supone entonces esta D5100 una especie de competencia intestina en el propio catálogo nikonista?

Aunque hasta cierto punto pudiera parecerlo, la diferencia está en algunos de esos detalles que hemos visto, como la construcción, la velocidad de disparo, la ranura única para tarjeras SD Card o el visor, que ofrece una cobertura del 95% frente al 100% de su hermana mayor.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Por si estos rasgos no fueran suficientes para justificar la diferencia de precio entre los dos modelos y situar a la D5100 en la gama que le corresponde, tampoco podemos pasar por alto que, frente al excelente sistema de enfoque automático de 39 puntos de la D7000, esta SLR se conforma con la versión de 11 puntos que desde hace tiempo Nikon reserva para sus modelos más sencillos.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Asumidas estas diferencias, lo cierto es que este mecanismo se defiende de forma muy digna incluso con el zoom 18-55 mm f3.5-5.6 VR, que como es bien sabido, no es un paradigma en lo que a velocidad de enfoque se refiere.

Del mismo modo, y tal y como ya destacamos en su momento al hablar de anteriores réflex nikonistas de esta gama, el sistema de enfoque continuo combinado con el modo 3D ofrece resultados muy decentes a la hora de seguir sujetos en movimiento. Hay que tener claro, eso sí, que ni esta cámara ni el objetivo que incorpora de serie son los más adecuados para irnos a cubrir un campeonato de Fórmula 1.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para no perder la tradición, si hay algo que mejorar, sería el sistema de enfoque por contraste que se utiliza al trabajar con la previsualización en pantalla, más lento e indeciso que el visto en la mayoría de modelos de ópticas intercambiables sin espejo, aunque (también hay que decirlo) algo más ágil que el utilizado en cuerpos SLR similares.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Respecto al ya conocido modo de enfoque continuo ("AF-F"), supone cierta mejora para la grabación de vídeo y facilitará las cosas a los usuarios ocasionales de esta función, pero sus fluctuaciones durante la grabación de una secuencia pueden resultar bastante molestas.

No hay que olvidar, por cierto, que igual que la D3100, esta D5100 tampoco incorpora motor de enfoque en el cuerpo, por lo que será necesario asegurarse de que la óptica que vayamos a utilizar lo implemente. Algo, no obstante, muy habitual en la mayoría de objetivos nikonistas presentados durante los últimos años, incluso si pensamos en los de terceras marcas.

El sensor del momento
Pero todas estas prestaciones y tibias novedades no son más que el aperitivo del plato fuerte de la D5100: su CMOS de tamaño APS-C y 16 megapíxeles heredado de la D7000. Tal y como ya demostró en esta cámara -y en alguna otra de Sony y Pentax-, este captor se ha convertido en un referente en lo que respecta a calidad de imagen, control de ruido y rango dinámico.
Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5100 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 DX VR
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
Por eso no es de extrañar que la historia se repita al pie de la letra en esta D5100, que puede presumir de unos resultados excelentes que sientan cátedra en este segmento del mercado, sobre todo si sacamos la lupa para fijarnos en el rendimiento con sensibilidades altas.
Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5100 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 DX VR
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
Con ajustes situados entre 100 y 25.600 ISO (incluyendo los valores forzados), la cámara se defiende sin ningún problema hasta 6.400 ISO, e incluso más allá podremos obtener imágenes perfectamente utilizables cuando las condiciones de luz no sean muy nefastas.
Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5100 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 DX VR. Haz clic en la imagen para ver un recorte
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
100 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr. haz clic en la imagen para ver un recorte
25.600 ISO
Sin irnos a estos extremos, los resultados en cuanto a color y nitidez también se sitúan entre los mejores de su clase, aunque como suele ocurrir, el sencillo zoom de 18-55 milímetros no aporta demasiado a la ecuación. De hecho, sea por culpa de esta óptica o debido a los ajustes estándares de los archivos JPEG, echamos en falta algo más de nitidez en las fotos. Subir el ajuste más allá del valor que la cámara trae de serie (3 de 9) no sería mala idea.
Muestras: sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5100 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 DX VR
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
2.000 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr
25.600 ISO
En lo que respecta al rango dinámico, aunque la D5100 ya está bien servida, disponemos de los clásicos ajustes de optimización "D-Lighting activo" y un nuevo modo HDR que combina dos imágenes y que nos permite regular su intensidad en hasta tres pasos de exposición.
Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5100 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 DX VR. Imágenes tomadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.3. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original
Incluso usando los ajustes más altos, los resultados son bastante moderados y alejados de los excesos que a veces se perpetran en nombre de esta técnica de alto rango dinámico. De todos modos, lo ideal sería reservar este modo para ocasiones puntuales -y con trípode, mejor- y dejar activo el "D-Lighting activo" en su ajuste medio.
Efectos y filtros antes y después de la toma
Exactamente igual que en anteriores modelos réflex de Nikon, la D5100 ofrece un amplio surtido de opciones de edición de la imagen en la propia cámara, tanto si trabajamos en JPEG como si queremos procesar un archivo en formato RAW sin tener que pasar por el ordenador.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de todas esas opciones, este modelo estrena un nuevo modo de filtros creativos que incluso tiene su propio espacio en el dial principal de la cámara bajo el epígrafe "effects". No es que sea nada revolucionario -hace años que modelos de la competencia lo ofrecen-, pero sí refuerza los guiños de la D5100 a los usuarios noveles que quieren obtener imágenes diferentes sin complicarse mucho la vida.

Muestras: efectos
Las fotografías se han realizado con una Nikon D5100 y un objetivo Nikon 18-55 mm f3.5-5.6 DX VR utilizando las opciones del menú "efectos"
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr utilizando las opciones del menú efectos
"color selectivo"
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr utilizando las opciones del menú efectos
"boceto en color"
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr utilizando las opciones del menú efectos
"clave alta"
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr utilizando las opciones del menú efectos
"clave baja"
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr utilizando las opciones del menú efectos
"maqueta"
las fotografías se han realizado con una nikon d5100 y un objetivo nikon 18-55 mm f3.5-5.6 dx vr utilizando las opciones del menú efectos
"siluetas"
La gama de filtros disponibles incluye un total de siete efectos, algunos más exagerados y que deberían usarse con mucha moderación ("boceto de color"), otros adecuados sólo para usos muy puntuales ("clave alta", "clave baja", "nocturno" y "siluetas") y nuestros dos preferidos: "selección de color", que deja toda la imagen en blanco y negro excepto los colores previamente seleccionados con una especie de puntura, y "efecto maqueta", que desenfoca las partes superior y baja de la imagen para darle un aspecto de miniatura.

Compatibles todos ellos también con la grabación de vídeo, especialmente curioso ha sido combinar este "efecto maqueta" con una secuencia. El resultado: una especie de miniatura en time-lapse que puede dar mucho juego.

Full HD y controles manuales
Si para hablar del rendimiento de la cámara en su vertiente fotográfica es casi obligatorio volver la vista hacia la citada D7000, tres cuartos de lo mismo ocurre con la función de grabación de vídeo.

Con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 puntos a 25 o 24 fotogramas por segundo (en el estándar PAL) y, a diferencia de la D3100, esta cámara sí dispone de una conexión de 3,5 milímetros para micrófonos externos con diferentes ajustes para controlar el volumen de entrada.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A falta de controles manuales completos, sí disponemos de cierto margen de maniobra en este terreno más allá de bloquear o compensar la exposición durante la grabación. Así, seleccionando en el dial principal el modo de prioridad al diafragma es posible controlar este valor, aunque eso sí, cualquier cambio habrá que hacerlo antes de comenzar la grabación.

De hecho, por algún extraño motivo que no llegamos a comprender es necesario realizar esta selección antes incluso de activar la previsualización Live View, puesto que la apertura de diafragma que figure en ese momento será la que se utilice en el clip de vídeo.

Más allá de las mencionadas limitaciones del enfoque automático en lo que respecta a velocidad y sonoridad (si usamos el micrófono de la cámara, es posible que se acabe colando el ruido del enfoque), los resultados son muy buenos para esta gama si nos fijamos en el nivel de detalle, fluidez, reproducción del color, nitidez y rango dinámico.

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Nikon D5100, editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Según los datos oficiales, la batería incluida (EN-EL14) presume de una vida útil de más de 650 disparos. No obstante, si abusamos del vídeo, la autonomía se resentirá. En nuestro caso, después de grabar unas 40 secuencias de vídeo de entre 20 y 30 segundos y realizar unos 250 disparos (JPEG y RAW simultáneamente), el indicador de carga estaba a un tercio de su capacidad.

Éxito seguro
La Nikon D5100 es una de esas cámaras que resulta fácil recomendar. Sus resultados y calidad de imagen admiten pocas pegas, el precio es competitivo para su segmento y el equilibrio entre prestaciones y facilidad de uso también está muy bien logrado.

Aunque Nikon no se ha andado con chiquitas a la hora de meter tijera y recortar funciones para dejar bien claro que los parecidos con la D7000 comienzan y acaban en el sensor, quienes busquen calidad de imagen a buen precio tienen en esta SLR un nuevo referente.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Claro que los usuarios más exigentes echarán de menos ciertos detalles de la ergonomía o estarían dispuestos a cambiar la pantalla articulada a cambio de -por ejemplo- un visor con una cobertura del 100% o un enfoque automático más sofisticado. Es lo que ocurre siempre que hay que colocar un nuevo modelo entre dos cámaras que ya gozan de muy buena acogida: son necesarios todo tipo de malabarismos para buscar un hueco sin molestar a las compañeras de catálogo ni quitarles ventas. Sobre todo al modelo más caro, claro.

Estrategias de marketing al margen, la D5100 no es sólo una interesante revisión respecto al modelo anterior -por fuera no cambia gran cosa, pero sí por dentro-, sino también una apuesta segura para quienes busquen una SLR sencilla y asequible con mucho potencial.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
1
Comentarios
Cargando comentarios