• Acer Chromebook R11: análisis
  • Sony RX10 III: primeras muestras
Prueba de producto
Nikon D5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Nikon D5: poniendo al límite su sensibilidad

31
21
ABR 2016
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Las primeras Nikon D5 comienzan a llegar a los escaparates españoles tras su puesta en escena a principios de año. Así que, impacientes como somos, no hemos querido esperar más y nos hemos ido a la recién inaugurada tienda de Foto K en el centro de Barcelona para poder pasar un rato con la nueva réflex estrella de la firma.

Aunque ya pudimos tenerla entre manos en Las Vegas el pasado mes de enero, lo cierto es que quedaron pendientes unas cuantas preguntas por responder. De esas que solo se resuelven con una tarjeta dentro de la cámara y unos cuantos JPEG y RAW para revisar con la lupa.

Ponemos a prueba -entre otras cosas- las altas sensibilidades de la Nikon D5.

Y es que estamos hablando de una de las cámaras más potentes del momento, que llega con una lista de prestaciones de esas que hace poco eran sencillamente impensables: 153 puntos de enfoque, ráfagas de hasta 14 disparos por segundo a máxima resolución (20 megapíxeles), vídeo 4K y sobre todo una sensibilidad máxima de 3 millones ISO que ha acaparado todos los titulares desde que la cámara fue anunciada.

Eso es precisamente en lo que nos queremos centrar. Porque no nos engañemos: esta es una cámara que solo puede probarse sobre el terreno, en un campo de fútbol o en el día a día de un fotoperiodista, no con un paseo de unas cuantas horas o una sesión de foto nocturna por la ciudad. Así que, al menos, vamos a intentar resolver una de las preguntas más repetidas cada vez que se habla de la D5: ¿lo de los 3 millones ISO es solo un titular o hay algo más?

Ráfaga y enfoque

Además de aspectos que se dan por hecho (resistencia, autonomía, calidad de imagen), el enfoque y la velocidad de disparo son siempre dos de los pilares de este segmento. La D5 no defrauda, y como ya comentamos en su momento, llega con novedades en estos dos terrenos.

La ráfaga crece hasta los 14 fotogramas por segundo si se mantiene el espejo levantado y alcanza las 12 fotos por disparo en modo normal. Todo ello a máxima resolución, trabajando en JPEG y RAW de forma simultánea y con un buffer bastante espectacular que supera las 50 imágenes consecutivas con esta configuración y que es prácticamente inagotable (se puede limitar a 200 o menos fotos) en JPEG.

nikon d5nikon d5nikon d5nikon d5
Superlativa

153 puntos de enfoque, ráfagas de hasta 14 fotos por segundo a 20 megapíxeles, vídeo 4K y una sensibilidad máxima de 3 millones ISO son algunas de las contundentes cifras de esta D5

nikon d5
Nikon D5
Álvaro Méndez (Quesabesde)
nikon d5
Nikon D5
Álvaro Méndez (Quesabesde)
nikon d5
Nikon D5
Álvaro Méndez (Quesabesde)
nikon d5
Nikon D5
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una cosa es decirlo, y otra -claro- verlo y escucharlo en funcionamiento. Y revisar las imágenes y comprobar que con esta cadencia casi estamos grabando vídeo. Pero más allá de estas cifras pensadas para quemar tarjetas, hay que recordar que la D5 llega con dos configuraciones: con doble tarjeta para CompactFlash o XQD.

Aunque la insistencia con este último formato de Sony puede sorprender, no es ningún secreto que la velocidad de estas tarjetas es la que permite aprovechar al máximo las capacidades de la cámara incluso allí donde las CompactFlash más veloces no llegan.

El renovado sistema de enfoque con 153 puntos es otro de los puntos fuertes de la cámara. No obstante, y más allá del espectacular rendimiento demostrado durante esta breve e improvisada prueba (la escena de patinadores con buena luz era relativamente sencilla para una cámara como la D5), hay un par de matices que no podemos obviar: de esos 153 puntos solo 55 de ellos son seleccionables, y el área que ocupa la zona enfoque dentro de la escena sigue resultando un tanto limitada.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Nikon D5 y un objetivo Nikkor 24-70 mm f2.8 AF-S

Ocurre también en los modelos de la competencia, y de forma más acusada en otras réflex de formato completo y gama inferior, pero es un dato que hay que tener en cuenta. La comparación es injusta, pero no podemos perder de vista que, más allá de las diferencias de sistema, los usuarios están cada vez más acostumbrados a poder seleccionar cualquier punto de la escena y llevar allí el foco sin tener que reencuadrar.

Algo que también podemos hacer con la D5 –por supuesto- levantando el espejo y aprovechando además su nueva pantalla táctil. Puede parece un capricho absurdo para una cámara de este nivel, pero nos ha parecido realmente práctico, sobre todo a la hora de revisar y ampliar las imágenes.

Así suena la ráfaga de 12 fotogramas por segundo de la Nikon D5.

Pero volviendo al tema del enfoque y ya que hablábamos de comparaciones con los sistemas sin espejo, sería injusto citar esa cobertura relativamente limitada –sigue siendo de las más amplias del mercado- sin mencionar que el sistema de enfoque continuo y de seguimiento de esta D5 está a tantos años luz de lo visto en cualquier sistema sin espejo que la comparación no tendría ni sentido.

Sensibilidad al límite

Pero hemos dicho que íbamos a hablar del ISO e intentar llevar la D5 al límite combinando escenas con poca luz y sus ajustes más extremos. Algo que, como ya nos pasó al probar la D4s hace unos años, no es tan fácil como parece porque nos sobra luz por todas partes.

Así que configuramos la cámara en ISO automático, con limitación de velocidad a 1/200 de segundo para asegurarnos de que no haya trepidación (la D5 pesa, y el 24-70 mm f2.8 que hemos usado para esta prueba es la versión sin estabilizar), y salimos a la calle.

Muestras: ISO
Fotografías realizadas con una Nikon D5 y un objetivo Nikkor 24-70 mm f2.8 AF-S
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
25.600 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
51.200 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
102.400 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
204.800 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
409.600 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
819.200 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
1.638.400 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
3.276.800 ISO

¿Fotos a 100.000 ISO aprovechables? Sin duda. Estamos ante fotos que aguantarían sin problema para ser publicadas

Los ajustes calibrados van de 100 a 102.400 ISO, y dentro de ese margen podemos trabajar sin apenas preocuparnos de nada. ¿Fotos a 100.000 ISO aprovechables? Sin duda. Hay ruido, claro. Sobre todo si la escena es oscura y contiene sombras muy marcadas que luego querremos recuperar, pero incluso trabajando en color estamos ante fotos que aguantarían sin problema para ser publicadas.

Al fin y al cabo de eso es de lo que se trata en estas cámaras, por mucho que nos guste sacar la lupa y poner nota en base a unos criterios que tienen que ver más con un laboratorio que con la realidad en la que se va a mover esta cámara.

Muestras: nocturnas
Fotografías realizadas con una Nikon D5 y un objetivo Nikkor 24-70 mm f2.8 AF-S
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
24.000 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
25.600 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
102.400 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
102.400 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
91.000 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
409.600 ISO

¿Y los 3 millones ISO? Bonita cifra, pero poco más que un titular para presumir, como era fácil de suponer

Aunque esos 100.000 ISO utilizables ya nos sitúan en un nuevo récord –simplemente utilizables, insistimos-, vamos un poco más allá. Y es que la D5 ofrece nada menos que cinco valores forzados por encima de esta cifra. Pasados los 200.000 ISO, que todavía nos han dado alguna sorpresa agradable, dependerá mucho del tipo de escena para obtener algo decente o una imagen que solo en blanco y negro podría salvarse.

Si hay un poco de luz en zonas puntuales, se puede jugar con el contraste y no es demasiado importante el color, podemos encontrarnos con resultados absolutamente sorprendentes, como imágenes a 1 millón ISO que más o menos aguantan el tipo. ¿Y los 3 millones ISO? Bonita cifra, pero poco más que un titular para presumir, como era fácil de suponer.

Muestras: nocturnas
Fotografías realizadas con una Nikon D5 y un objetivo Nikkor 24-70 mm f2.8 AF-S
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
58.000 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
51.200 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
819.200 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
45.000 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
1.638.400 ISO
fotografías realizadas con una nikon d5 y un objetivo nikkor 24-70 mm f2.8 af-s
3.276.800 ISO
¿Quién necesita tanta sensibilidad?

Aunque es fácil dejarse llevar por el entusiasmo de estas cifras impensables hace apenas unos años, otra de las preguntas que siempre surge cuando la D5 está sobre la mesa es quién necesita trabajar con semejantes valores.

¿Cuántas fotos a 100.000 ISO vas a hacer?, comentan muchos fotógrafos a propósito de esta Nikon. Posiblemente pocas, así que de 1 millón ISO, ni hablamos. Pero poder trabajar en deportes de interior con las altas velocidades de obturación que requieren sin tener que sufrir para no subir la sensibilidad a 25.000 o 50.000 ISO seguro que muchos lo agradecen. Por no hablar del fotoperiodismo. ¿Alguien ha visto la foto ganadora del último World Press Photo?

¿Alguien ha visto la foto ganadora del último World Press Photo? Para eso sirve la tecnología y para eso sirven estos modelos: para poder hacer fotos que de otro modo tal vez se nos escaparían

nikon d5
Nikon D5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para eso sirve la tecnología y para eso sirven estos modelos. Para poder hacer fotos que de otro modo tal vez se nos escaparían. Para que, una vez allí, la cámara no sea una limitación para captar lo que vemos. O quizás ni eso, porque esta D5 casi ve más que nuestros ojos. Para, con un poco de suerte, confiar en que en breve esta tecnología se traslade a modelos de gama inferior o más asequibles como lleva años ocurriendo.

Productos relacionados (2)
31
Comentarios
Cargando comentarios