Actualidad

La Nikon D4s se atreve con una sensibilidad forzada de 409.600 ISO

35

Las ráfagas de hasta 11 fotos por segundo con enfoque continuo, el autofoco mejorado y un formato RAW de menor tamaño son algunas de sus novedades

Nikon D4s
Nikon D4s
25
FEB 2014

Tras dar las primeras pistas a principios de año y dejarse ver en los ya clausurados Juegos Olímpicos de Sochi, la Nikon D4s se ha convertido hoy en el nuevo buque insignia de la compañía. Una renovación que, siguiendo la estela de anteriores modelos con denominación “s”, mantiene la mayoría de prestaciones pero trae consigo novedades centradas sobre todo en la velocidad.

En cualquier caso, pese a que los últimos rumores llegaron a hablar de un cambio de resolución, finalmente no ha habido sorpresas y la D4s se mantiene fiel al CMOS de formato completo y 16 megapíxeles de la generación anterior. Se trata, eso sí, de un captor FX mejorado que, acompañado del nuevo procesador Expeed 4, eleva un paso su sensibilidad para ofrecer valores calibrados hasta 25.600 ISO y forzados hasta la cifra récord de 409.600 ISO.

Nikon D4s
Nikon D4s
Nikon D4s
Nikon D4s

El cuerpo sellado llega con algunos cambios en la ergonomía y distribución de los mandos, así como con un renovado sistema de obturación que promete suavizar el movimiento del espejo réflex y agilizar el tiempo de respuesta en el disparo en ráfaga.

El control del color –una de las contadas críticas recibidas por la D4- es otro de los puntos en los que Nikon hace hincapié. Así, esta réflex ofrece ahora la posibilidad de ajustar y calibrar el color del monitor y un sistema de medición puntual del balance de blancos.

Enfoque y RAW S

La velocidad de disparo es otra de las novedades, creciendo la cadencia de la ráfaga de 10 a 11 fotogramas por segundo cuando se trabaja con el sistema de enfoque continuo. Precisamente el autofoco es –tal y como Nikon ya había adelantado- otro de los principales pilares de esta renovación.

Se mantienen los 51 puntos de enfoque, pero se introducen cambios –explica la compañía- sobre todo en el sistema de seguimiento, que cuenta ahora con un nuevo modo de zonas por grupos diseñado para la obtención de tomas de acción en las que aparecen sujetos moviéndose muy rápido.

Nikon D4s
Nikon D4s

También se ha mejorado la capacidad de la cámara para aislar el sujeto principal del fondo a la hora de mantener el punto de foco, así como el llamado modo de bloqueo activo. Igual que en la generación anterior, es posible elegir entre 9, 21 y 51 puntos de foco, y el sistema de enfoque automático es operativo incluso con escenas de iluminación tan escasas como -2 EV.

En la lista de novedades destaca también la inclusión de un nuevo formato RAW con resolución reducida. Una opción ya veterana en muchos modelos de Canon pero que aterriza ahora por primera vez en una réflex nikonista.

Nikon D4s
Nikon D4s

Pese a la más que tibia acogida del formato de tarjeta XQD estrenado por la D4 y que ningún otro modelo o fabricante ha adoptado, la D4s mantiene esta opción junto a otra ranura para tarjetas CompactFlash. Tampoco hay cambios en los modos de recorte para fotografía y vídeo que ya incorporaba su predecesora. El puerto Ethernet, por su parte, aumenta su velocidad de transmisión de 100 a 1.000 Mbps.

En este terreno, los clips Full HD de 1920 x 1080 píxeles a 50p son la principal novedad respecto a la D4. Igual que en ese modelo, el nuevo buque insignia también ofrece controles manuales, conexión para micrófono y auriculares y salida por HDMI.

A la espera de que Finicon -la compañía importadora de Nikon en España- dé información sobre el precio y la disponibilidad de la D4s, la división alemana de la firma japonesa ha comunicado que la nueva réflex llegará a los escaparates en marzo por 6.150 euros.

Productos relacionados (2)
35
Comentarios
Cargando comentarios