• Samsung Galaxy S III: toma de contacto
  • HTC One X: análisis
Prueba de producto
TRANSICIóN TRANQUILA

Nikon D4: prueba de campo

 
7
MAY 2012

Aspirante a revalidar el título de su predecesora como equipo de referencia en el ámbito del fotoperiodismo (al menos hasta que la EOS-1D X de Canon llegue y se atreva a cuestionar esa condición), la Nikon D4 presenta contadas pero interesantes novedades que afectan al diseño, a su sensor de formato completo de 16 megapíxeles y a la grabación de vídeo. Tras conocerla en la feria CES a comienzos de año, ahora hemos tenido la oportunidad de pasar unos días con la nueva estrella nikonista entre las manos para jugar a ser los reporteros más envidiados del lugar.

Aunque la D800 le ha robado gran parte del protagonismo, no podemos perder de vista que es a la D4 a la que le corresponde el papel de buque insignia del catálogo de Nikon. Concebida -como todas sus predecesoras- para la fotografía deportiva y los fotoperiodistas, la lista de novedades de esta SLR se articula en torno a un renovado sensor de 16 megapíxeles y las funciones de vídeo, que ahora adquieren una relevancia mucho mayor.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como suele ocurrir en esta gama -al menos cuando las cosas van bien-, la D4 es un punto y seguido respecto al camino marcado por la D3s. Más centrada en pulir detalles y en ponerse al día en el tema del vídeo que en un cambio revolucionario, durante unos días les hemos hecho un hueco en nuestra mochila a esta réflex de 5.600 euros y al zoom 24-70 mm f2.8 de Nikon.

Un contexto favorable

Aunque hacemos nuestros pinitos como reporteros gráficos en ruedas de prensa y ferias del sector, lo cierto es que no somos profesionales del fotoperiodismo ni nos pasamos el día acarreando una de estas réflex. No obstante, en los últimos años han pasado por nuestras manos todas y cada una de las cámaras de Nikon y Canon que conforman este selecto grupo, así que desde que la D4 fue anunciada a principios de años esperábamos ansiosos el momento de echarle el guante a una unidad funcional.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con ella y el citado zoom de 24-70 milímetros nos hemos paseado cual reporteros domingueros por una jornada de huelga general en Barcelona -por aquello de la fotografía de conflictos-, hemos sido fieles a nuestro ya clásico despliegue de postales turísticas de Barcelona y hasta nos hemos escapado a Bilbao para ver qué tal se llevaba esta réflex con climas más húmedos y cielos encapotados.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Antes de enzarzarnos con el clásico guión sobre enfoque, ruido y calidad de imagen, sería imperdonable no tener presentes un par de datos que ayudan a contextualizar esta nueva réflex. Su elevado precio, de entrada, no es una buena noticia. No sólo llega en un pésimo momento para el sector al que va dirigida, sino que supone un aumento considerable de presupuesto respecto a la D3s.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al otro lado de la balanza, la D4 llega con una ventaja que posiblemente no estaba prevista desde las filas nikonistas: aunque la EOS-1D X de Canon fue anunciada meses antes, su retraso en la llegada a los escaparates y el cada vez más cercano horizonte de los Juegos Olímpicos y la Eurocopa están jugando a favor de Nikon.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco es ningún secreto que mientras Canon tiene por delante una especie de remontada tras la tibia acogida que cosecharon sus anteriores modelos, la D4 simplemente está obligada a mantener el nivel. Su camino es, dicho de otro modo, mucho más sencillo.

Un cuerpo retocado

¿Qué ha cambiado en el diseño de la D4 respecto a su predecesora? A primera vista podría parecer que poca cosa o que sólo pequeños detalles. En realidad se trata de eso, de ligeros retoques que sirven para poner al día las líneas y los mandos de este cuerpo (además de dotarlo de mejores argumentos).

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algunas novedades son tan básicas como la iluminación de los botones. Puesto que estamos hablando de cámaras capaces de trabajar casi en total oscuridad, parece una idea más que lógica. Otro detalle aparentemente insignificante: la reducción del peso del cuerpo.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque no hemos tenido oportunidad de juntarlas, la D4 pesa unos 100 gramos menos que la D3s. Y lo que es más importante: en las manos nos ha dado una mayor sensación de ligereza. Ligereza entre comillas, claro, porque estamos hablando de un cuerpo de 1.340 gramos, resistente y construido para soportar casi todas las inclemencias.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por lo que recordamos de la D3s, la sujeción en esta D4 ha mejorado sobre todo a la hora de realizar tomas verticales. Al diseño original se le suma ahora un punto de apoyo en la empuñadura vertical, así como un segundo "joystick" y un botón de función para trabajar en esta posición.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de un notable rediseño de los dos "joysticks", que ahora son más pequeños y manejables con el pulgar, también la previsualización en pantalla y la grabación de vídeo ganan ahora más protagonismo. Así, un interruptor permite activar la primera función y elegir entre la captura de foto y vídeo, y un pequeño botón cerca del disparador inicia la grabación (aunque es posible reconfigurarlo a nuestro gusto).

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin salir de esta zona trasera, el compartimento para tarjetas de memoria incorpora una de las novedades más controvertidas de esta D4. Además de la ranura para tarjetas CompactFlash, se incorpora otra para unidades XQD, un nuevo soporte abanderado por Sony con el que sólo esta SLR de Nikon es compatible (por ahora).

¿Compensa la teórica mayor velocidad de este estándar el engorro que supone tener que añadir a la bolsa un nuevo lector y nuevas tarjetas? De entrada no parece una idea que los profesionales vayan a aplaudir.

51 puntos de enfoque

Sin cambios en el número de puntos de enfoque (51) ni en la denominación del motor encargado de gestionarlos (Multi-CAM 3500FX), los datos oficiales sí hablan de una mejora respecto a la versión anterior. En concreto se destaca el aumento del número de puntos en cruz (15) y se recuerda que, a diferencia de lo que ocurre con la EOS-1D X, 11 de estos puntos pueden operar con objetivos cuya apertura máxima sea de f8.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Igual que en otros apartados, la nueva SLR más que demostrar sus dotes simplemente tiene que revalidar la fama conseguida por sus predecesoras en lo que respecta a velocidad y precisión del enfoque. En las pruebas realizadas con el zoom de 24-70 milímetros los resultados no dejan margen a las dudas: el enfoque sigue siendo muy veloz y su capacidad de acierto en tomas en movimiento con el sistema de seguimiento 3D es indiscutible.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque los datos coinciden con el sistema de enfoque visto en la D800 que recientemente también pasó por nuestras manos, sí hemos notado una mejor capacidad de reacción del autofoco de esta D4 a la hora de enfrentarse a escenas en las que la luz es realmente escasa.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo menos entusiasmados nos ha dejado el sistema de enfoque por contraste que la cámara utiliza cuando se encuadra a través de la pantalla y a la hora de grabar vídeos. Si bien hay que darle a este sistema la importancia real que tiene -no demasiada, para ser sinceros-, se echa de menos algún avance en este campo teniendo en cuenta que a día de hoy ya hay cámaras con un sistema de enfoque por contraste muy veloz.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla, por su parte, crece hasta las 3,2 pulgadas y conserva su resolución de más de 900.000 puntos. Pese a las críticas que han recibido algunos modelos por las dominantes verdosas que mostraba el monitor, la verdad es que tanto a la hora de componer como al revisar las imágenes no le hemos encontrado ningún problema a este LCD.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Volviendo al tema del enfoque y a los cambios en los botones, Nikon ha optado por eliminar el interruptor trasero para elegir el tipo de autofoco y la opción "AF-C" (enfoque continuo) del selector frontal, mando que ahora sólo permite alternar entre las modalidades de enfoque manual ("M") y automático ("AF").

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora todas estas opciones se controlan desde el botón integrado en este mismo mando, que combinado con los dos diales permite elegir el tipo de enfoque (simple o continuo) y el modo de selección de los puntos de enfoque. Aunque es cierto que se consigue algo más de orden, es posible que algunos profesionales echen de menos la posibilidad de cambiar estos ajustes con un solo gesto en lugar de tener que combinar dos mandos.

Ráfagas y control remoto

La velocidad de disparo es otro de los pilares sobre los que se sustenta este segmento orientado al fotoperiodismo. Tampoco en este caso hay grandes sorpresas, y como no podía ser de otro modo la D4 ha demostrado ser realmente rápida tanto en el proceso de encendido como en el momento del disparo.

El disparo en ráfaga mejora ligeramente para llegar hasta los 10 fotogramas por segundo en la máxima resolución (11, si se bloquea el enfoque y la exposición). Además de esta modalidad de alta velocidad, el dial de control ofrece un modo de velocidad configurable por el usuario y otro de disparo silencioso ("Q") que amortigua el golpe del espejo y consigue reducir la sonoridad de la obturación.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de poder usar el nuevo, pequeño y caro (cuesta unos 800 euros) adaptador Wi-Fi opcional WT-5, la D4 integra como novedad un puerto de red Ethernet que puede facilitar mucho la transmisión y el control remoto de la cámara. Con un cable de red a mano (lógicamente), en un par de minutos está todo listo para poder controlar el disparo y la previsualización de la cámara mediante el protocolo HTTP, con lo que cualquier dispositivo con un navegador web (tablet, teléfono, portátil...) nos permitirá manejarla.

Recuperando luces

Tampoco los cambios en el interior de la D4 deparan demasiados sobresaltos. Frente al salto dado por la D800 en cuanto a resolución, aquí el control del ruido sigue siendo la prioridad y Nikon se ha conformado con elevar sólo de 12 a 16 megapíxeles la resolución de este CMOS de formato completo.

Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Nikon D4 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.

Lo resultados son excelentes en cuanto a control del ruido. Con un abanico interminable que cubre desde 50 hasta 204.800 ISO (valores forzados incluidos), no es ninguna locura fijar la sensibilidad automática máxima en 12.800 ISO (o más, llegado el caso) y olvidarnos de este parámetro.

Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Nikon D4 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 AF-S. Haz clic en la imagen para ver un recorte.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
50 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
100 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
25.6000 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
52.400 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
104.800 ISO
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s. haz clic en la imagen para ver un recorte.
204.800 ISO

El ruido es mínimo, y cuando se deja ver al superar los 6.400 ISO en escenas con poca luz lo hace de una forma bastante limpia, con una textura granulada agradable a la vista y sin que ello afecte demasiado al detalle de la imagen.

Muestras: sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Nikon D4 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.

Aunque, hablando de la nitidez de las tomas, quienes trabajen en JPEG tal vez deberían modificar el ajuste estándar de la cámara y pasar del valor 3 que Nikon propone al 5, o incluso un poco más. Igual que nos pasó con la D800, el procesamiento un poco conservador en este sentido puede dar una primera impresión de falta de nitidez en algunas tomas. Algo que queda desmentido al elevar este ajuste o si procesamos los ficheros RAW.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Nikon D4 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 AF-S. Imágenes realizadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 4. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original.

En este sentido, además del ruido nos ha sorprendido -en realidad no mucho, porque era previsible- el excelente rango dinámico de la cámara y su capacidad para recuperar información de zonas aparentemente "quemadas" o de sombras sin textura. Combinando los ficheros NEF con el nuevo Lightroom 4 y su capacidad mejorada para trabajar con sombras y luces altas, habrá que andar con cuidado para evitar caer en las garras de imágenes con cierto aspecto HDR.

Muestras: nitidez
Las fotografías se han realizado con una Nikon D4 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
estándar (+3)
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
nitidez +5
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
nitidez +7
Muestras: recortes
Las fotografías se han realizado con una Nikon D4 y un objetivo Nikon 24-70 mm f2.8 AF-S.
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
FX
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
1,2X
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
DX
las fotografías se han realizado con una nikon d4 y un objetivo nikon 24-70 mm f2.8 af-s.
5:7

¿Y qué pasa si enfrentamos esta D4 a la también nueva D800? Pues que descubriremos que el principal enemigo de esta SLR no es otro que la citada D800 y su excelente captor de 36 megapíxeles, que consigue un equilibrio entre detalle y ruido muy bueno.

Foto: Quesabesde
Fotografías realizadas con una Nikon D4, una Nikon D800 y una Canon EOS 5D Mark III. Haz clic en la imagen para ver el cuadro comparativo a mayor tamaño.

Claro que esta D4 gestiona mejor las escenas extremas, pero la diferencia de precio (el doble) obliga a recordar que es la velocidad de disparo o la construcción y filosofía del cuerpo lo que establece las fronteras entre una cámara para deportes y fotoperiodismo y un modelo de estudio con aspiraciones polivalentes.

Más vídeo

La mejor manera de saber qué nos puede deparar esta D4 a la hora de grabar vídeo es remitirse al análisis de esta función que realizamos en QUESABESDE.COM con la D800. Y es que ambas cámara comparten la mayoría de las prestaciones en este campo, especialmente en lo que se refiere a modos de vídeo, opciones de configuración y controles manuales.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, las diferencias fundamentales en este sentido las encontramos en el sensor de la cámara y -evidentemente- en el diseño del cuerpo. La D4 es una cámara mucho más voluminosa y pesada, en gran parte debido a su empuñadura para realizar disparos en vertical, algo absolutamente prescindible para la grabación de vídeo. Sí es una ventaja, sin embargo, la batería de mayor capacidad que ésta puede alojar.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Evidentemente, no podemos pasar por alto la diferencia de resolución entre uno y otro sensor. Pero las consecuencias reales no son tan evidentes como cabría suponer. Incluso en lo que respecta al control del ruido, la salida en Full HD hace que también en este sentido se igualen mucho los resultados y la D800 no desmerezca en absoluto, pese a que fotográficamente está algo por detrás en este terreno.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Nikon D4. Las imágenes han sido editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Comparando los clips de vídeo grabados con una y otra, la D800 aporta un poco más de nitidez y detalle que su hermana mayor, especialmente si prescindimos de los modos de recorte que ofrece su generoso sensor. Esto indica que la D800 hace un mejor trabajo de procesamiento a la hora de comprimir su alto recuento de píxeles para lograr la resolución necesaria en un flujo Full HD.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por el contrario, si se recurre al modo de recorte de 2,7x que ofrece la D4, la calidad mejora sensiblemente y se equipara a la de la D800. Y es que al usar una menor superficie del sensor para la grabación de vídeo, el procesador no tiene que realizar tanto trabajo para generar la señal de vídeo. El inconveniente es que, si queremos obtener la máxima calidad de imagen, tendremos que usar el modo de recorte con la subsiguiente multiplicación de la focal del objetivo.

Sin sobresaltos

¿Es la ausencia de grandes titulares una buena noticia? Cuando se está hablando de un segmento que desde hace dos generaciones funciona perfectamente, sin duda lo es. Frente a los últimos altibajos canonistas con los modelos de la gama EOS-1D y a la espera de que la nueva EOS-1D X suponga un borrón y cuenta nueva, la Nikon D4 tiene todo lo necesario para recoger el testigo de sus predecesoras y revalidar el título.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No hay grandes novedades porque, sencillamente, no hacían falta. Siempre se podría pedir algo más o soñar con inventos que algún día llegarán (pantalla táctil, visores híbridos...), pero en este caso Nikon ha optado por una vía más conservadora y segura: algo más de velocidad, algo más de resolución, detalles de los que cuentan (conectividad, ergonomía...) y un enfoque perfeccionado.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un precio más alto del que gustaría a los profesionales -y en estos tiempos más que nunca-, el mayor enemigo de la D4 puede ser -como decíamos- la D800. Pero no hay que olvidar que son cámaras muy diferentes. Frente al carácter todoterreno que ha asumido la segunda, la D4 es ni más ni menos que lo que se esperaba de ella: una herramienta profesional y muy especializada de la que se esperan resultados y resistencia, no grandes novedades.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar