• Fujifilm X-Pro1: toma de contacto
  • Olympus SH-21: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
RENOVACIóN A BASE DE PEQUEñOS DETALLES

Nikon D4: primeras impresiones

 
13
ENE 2012
Iker Morán   |  Las Vegas

Pese a los esfuerzos de Nikon por revestir de un mayor protagonismo a las dos primeras "vedettes" de su nuevo sistema sin espejo, resulta difícil competir contra la atracción del sonido de una D4 disparando a 10 fotogramas por segundo. Con esta banda sonora de telón de fondo, el nuevo buque insignia de la gama profesional nikonista ha hecho notar su presencia estos días en el salón CES de Las Vegas. Y puesto que analizar a primera vista una cámara de 6.000 dólares (su precio en euros todavía no ha trascendido) suena bastante pretencioso, hemos preferido centrarnos en descubrir de primera mano las mejoras y novedades que trae consigo esta veloz SLR de formato completo.

Tras el enorme salto que supuso para Nikon la llegada de la D3, era evidente que la esperada D4 no podía ejercer este mismo papel. Si algo funciona, no hace falta tocarlo demasiado. Ésta parece ser la consigna clave de la nueva réflex de gama profesional, que mantiene intacta la esencia de la D3s y se centra en ajustar pequeños detalles y otros no tan minúsculos.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque exigir cambios espectaculares en cada nueva generación es casi un tic instalado en el sector, Nikon no necesita ahora mismo dar un golpe de timón, sino afianzar la dirección tomada con la D3. Claro que hubiera sido bienvenido ese visor híbrido -como el de toda la vida, pero con más información- sobre el que hubo todo tipo de rumores semanas antes del anuncio, pero a estas alturas todos sabemos que la realidad es siempre un poco más aburrida que las especulaciones.

Continuista, claro

Por si las fotografías oficiales dejaban algún margen de duda, entre las manos la D4 corrobora sus planes continuistas respecto a la D3s. Empezando por el diseño. Así, tras una estructura y unas formas muy similares se esconden pequeños cambios orientados a mejorar el manejo o dar mayor relevancia a nuevas prestaciones.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El vídeo, por ejemplo, reclama ahora su propio espacio con un botón dedicado en la empuñadura, junto al disparador. Su reducido tamaño (compárese por ejemplo con el de las Nikon 1) parece querer dejar claro que se trata de una función supeditada en cierto modo a la tarea principal de una cámara optimizada para el fotoperiodismo.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, y visto el despliegue de accesorios de vídeo con los que se ha mostrado la cámara en el CES, resulta evidente que esta asignatura cada vez cobra más importancia en el escaparate nikonista.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Estrategias al margen, también son nuevos los dos diales posteriores, duplicados para que sean accesibles tanto en posición vertical como recurriendo a la empuñadura, que como siempre está integrada en el cuerpo de la cámara.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Su estructura de aleación de magnesio y, sobre todo, la experiencia acumulada a lo largo de los años no invita a dudar de su resistencia y contundencia. El diseño se mantiene en la línea de esta saga, aunque da la sensación de que se ha apostado por unas líneas algo más suaves que en la D3s.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque no es el momento de enumerar la larga lista de pequeños cambios y modificaciones que afectan a los mandos y menús de la cámara, uno de los que se perciben rápidamente está relacionado con el sistema de enfoque. Así, de la parte posterior desaparece el interruptor para seleccionar el área de enfoque, mientras que en el lateral se simplifica el que permite conmutar entre el enfoque automático o manual, al que se añade un botón de acceso rápido a los ajustes relacionados con esta función. De entrada, parece una excelente idea.

Formato completo y resolución moderada

Tampoco Nikon ha puesto patas arriba el interior de la cámara para concebir esta D4. Ahora que parece más que demostrado que su fórmula es la correcta (resolución moderada para hacer hincapié en la sensibilidad, que alcanza un valor de 12.800 ISO y se dispara hasta 204.800 ISO sin calibrar) la nueva SLR no puede hacer otra cosa más que potenciar esta senda.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Quesabesde
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así, el nuevo CMOS de formato completo pasa de 12 a 16 millones de píxeles. Sin embargo, echando mano de un nuevo procesador y de las lógicas mejoras que han experimentado los sensores a lo largo de estos tres últimos años, promete mejorar la sensibilidad en un paso (en realidad será más, aseguran los portavoces de la compañía) y aumentar el rango dinámico de las tomas.

De nuevo, pocas dudas cabe tener sobre la capacidad de este captor para mejorar el rendimiento del de la D3s, aunque también es cierto que la llegada de la Canon EOS-1D X posiblemente obligue a sacar la lupa dentro de no mucho para ver cómo va el partido entre estos dos renovados modelos.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En cualquier caso, lo que ahora ya sabemos es que ese aumento de resolución no le ha pasado factura a la velocidad de disparo de la D4, que crece de 9 a 10 fotogramas por segundo, ofreciendo también una modalidad de 11 tomas por segundo si se bloquea el enfoque y la exposición.

Esa sería la versión del optimista, porque del mismo modo algún usuario también podría preguntarse por los motivos de esa tibia mejora y por saber si existe algún límite físico para que el espejo no pueda subir y bajar más de 10 veces por segundo. De todos modos, no parece que haya muchos profesionales que se hayan quejado hasta ahora por quedárseles cortas estas ráfagas.

En todo caso, y por si a alguien le sabe a poco, también es posible hacer trampa (reduciendo la resolución a algo más de 2 megapíxeles) para activar un modo de captura de hasta 24 disparos por segundo. En este caso, además, al estar el espejo levantado y no producirse obturación mecánica, el funcionamiento de la cámara es totalmente sigiloso.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Interesante también es el estreno de las tarjetas XQD junto a las tradicionales CompactFlash. Aunque como siempre que se introduce un nuevo formato se disparan las miradas de sospecha (¿de verdad hacía falta complicarlo todo un poco más?), la celeridad de este nuevo estándar parece ir acorde con las exigencias de una cámara tan veloz como ésta.

Más vídeo

El enfoque automático se mantiene también en 51 puntos, si bien los datos oficiales hablan de una mejora notable en su rendimiento con escenas de poca luz y de novedades en lo que respecta al seguimiento de sujetos en movimiento.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Otra novedad que tampoco se percibe y que, en realidad, pasará inadvertida para un alto porcentaje de usuarios es la posibilidad de trabajar con ópticas de luminosidad máxima de hasta f8 sin renunciar al autofoco. Un dato que hasta ahora pasaba por ser muy secundario, pero tras las críticas dirigidas a Canon por reducir esta cifra hasta f5.6 en su EOS-1D X, este detalle ocupa ahora un lugar más destacado en las especificaciones de la D4.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La Nikon D4, montada en un soporte para hombro de grabación de vídeo y ataviada con un mando "follow focus" y otros accesorios.

Además de los nuevos mandos dedicados al vídeo y al Live View, otro detalle muy interesante vinculado a la creciente importancia de la grabación de secuencias es el conector para auriculares. Algo que puede parecer una característica menor, pero que resulta básico para controlar la entrada del audio durante la grabación de vídeo.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Se trata -como en el caso del puerto Ethernet, por ejemplo- de pequeñas cosas encaminadas a hacer que la D4 revalide el puesto que se ganaron las D3 y D3s como referentes en su segmento. Una misión en la que, eso sí, Nikon tendrá que tener en cuenta a la citada EOS-1D X, que sí parece haber apostado por un cambio más radical respecto a sus predecesoras.

Nikon D4
Nikon D4
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así que la pregunta no será tanto si la Nikon D4 es o no una buena cámara. Dudarlo a estas alturas, aun sin haberla probado en condiciones, sería absurdo. La cuestión es si será capaz de soportar el envite de Canon o, dándole la vuelta a la tortilla, si Canon conseguirá volver a recuperar su puesto en este segmento.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar