Actualidad

"Hace un año que se trabaja en la sustituta de la D3", apuntan durante el estreno de la D3X

 
5
DIC 2008
Eduardo Parra   |  Madrid

Pocos días después de que la Nikon D3X, la réflex más potente y cara del arsenal nikonista, viera la luz, la importadora oficial de la marca para España y Portugal, Finicon, celebró ayer su puesta de largo en Madrid. Centrado más en los detalles y las bondades de la D3X que en hacer sangre de sus rivales, Carlos Ormazabal, portavoz de la compañía, sorprendió al hablar de una futurible D4: "Un equipo de desarrollo lleva un año trabajando en la sustituta de la D3."

Aunque no faltaron a la cita los medios de información y blogs habituales, la multitudinaria presentación en sociedad de la Nikon D3X celebrada ayer en Madrid estaba especialmente concebida para los usuarios -o futuros usuarios- de la marca. Tal vez por eso, el discurso de Carlos Ormazabal, portavoz de Finicon, fue un canto al dulce momento que vive Nikon en el mercado actual y a las bondades de la nueva SLR.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
El ubicuo Ormazabal presentó ayer al público madrileño la nueva D3X.

Novedades, claro, ninguna. Y es que si de algo se ha hablado durante estos últimos días en el sector fotográfico es de la D3X y su sensor de formato completo y 24,5 megapíxeles. Así, no es de extrañar que gran parte de las cuestiones que los asistentes trasladaron ayer al portavoz de Nikon versaran sobre aspectos técnicos muy concretos o pequeños detalles.

D4 en desarrollo
Pese a que resulta obvio, uno de los momentos más interesantes de la charla llegó con la confirmación de que Nikon ya trabaja en el relevo de la D3. No se tratará, sin embargo, de un proceso a corto plazo, teniendo en cuenta que el propio Ormazabal apuntaba hace pocos días a este medio que la vida comercial de las cámaras de gama profesional de Nikon seguiría siendo de dos o tres años.

Fue a colación del eterno debate sobre la ausencia de sistema de limpieza del sensor -justificada por Nikon con el argumento de que la serie D3 se empezó a diseñar cuando este sistema no existía- cuando Ormazabal aseguró que los próximos modelos sí lo llevarán.

"Un equipo de desarrollo [de Nikon] lleva un año trabajando en la sustituta de la D3, y me gustaría saber en qué están pensando", dijo el representante de Finicon, que apostilló: "Seguro que [sistema automático de] limpieza lleva."

Mejor que cualquiera
Aunque desde Finicon se cuidaron mucho de mencionar la competencia, lo que no faltó fue una pequeña dosis de autocrítica sobre modelos anteriores. En este contexto, se aseguró que las prestaciones de la D2H no fueron en su momento demasiado competitivas y que el ruido generado por la D2X pudo resultar decepcionante para algunos usuarios.

Ante esta situación, los altos mandos de Nikon en Japón -explicó Ormazabal- dieron vía libre a los nuevos proyectos siempre que cumplieran un requisito: ser mejores que cualquier otro producto ya presente en el mercado.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Menos contundencia hubo a la hora de hablar de precios oficiales. El portavoz de Finicon escurrió el bulto asegurando que el cuerpo de la D3X costará entre 6.000 y 7.000 euros, si bien a él le gustaría que estuviera más cerca de la primera cifra "para que los fotógrafos puedan tener las dos [en referencia a la D3]".

Aunque en un pequeño despiste dialéctico apareció el término "cara" al hablar de esta cámara durante la presentación, enseguida se rectificó indicando que "es costosa, pero lo vale".

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar