• Leica Macro-Elmarit 45 mm f2.8 Macro: prueba de campo
  • Canon EOS 7D: primeras muestras
Prueba de producto
(RE)MARCANDO DISTANCIAS

Nikon D3s: toma de contacto

 
14
OCT 2009
Iker Morán   |  Saint Andrews (Escocia) / Barcelona

Aunque su denominación no invita a pensar en grandes novedades, lo cierto es que la Nikon D3s combina pequeños reajustes con cambios interesantes, sobre todo en lo que respecta al vídeo y la sensibilidad, con un espectacular tope de 102.400 ISO que podría eclipsar el resto de prestaciones. Adelantándose a su anuncio oficial, QUESABESDE.COM pudo probar hace unos días en Escocia uno de los primeros modelos de preproducción de esta réflex, que aspira a revalidar el papel de referencia que en el mundo del fotoperiodismo ha desempeñado hasta ahora la D3.

Dos años después del golpe de timón que para Nikon supuso la llegada de la D3 y del formato FX, la firma ha revisado su buque insignia para -fiel a sus costumbres y nomenclaturas- sacarse de la manga una D3s con una lista de novedades que a algunos les parecerá espectacular y a otros menor. Sobre todo si se habían tomado en serio aquellos pronósticos que hablaban de 14 fotogramas por segundo y vídeo Full HD.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Exteriormente idéntica a su predecesora, la clave de la D3s no es sólo rellenar algunos huecos de la hoja de especificaciones de su predecesora (empezando por el sistema de limpieza del sensor) o cumplir los pronósticos con la previsible función de grabación de vídeo, sino también marcar distancias afilando aún más argumentos como el de la sensibilidad y el control del ruido.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque todavía es pronto para juzgar el éxito de los cambios experimentados por el sensor y el procesador (no es posible publicar las fotos recopiladas durante estos días y que nos han servido para trazar las primeras conclusiones), nada mejor que descubrir con más detalle y en el incomparable paisaje escocés esa lista de novedades.

Pequeños reajustes
Aunque a primera vista parece que nada ha cambiado, en realidad Nikon ha reubicado algún que otro mando en esta D3s, escuchando -en teoría- las sugerencias realizadas por los profesionales a lo largo de estos dos últimos años.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Una de las novedades más perceptibles es la aparición de un botón en la parte trasera que se encarga de activar la previsualización Live View. Sin duda, es ésta una posición más accesible que la que ocupa este mismo botón en la D3, aunque no resulta especialmente fácil alcanzarlo con el pulgar sin tener que variar el agarre de la cámara.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El cambio de ubicación de este mando dejaba un vacío en el dial para escoger la velocidad de la ráfaga que Nikon ha decidido ocupar con otra funcionalidad: el modo de disparo silencioso, que se encarga de amortiguar el sonido del obturador y el golpe del espejo.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Convertir una réflex del tamaño de la D3s en una cámara discreta es algo imposible, pero aunque el sonido sigue siendo perceptible, la verdad es que los profesionales acostumbrados a trabajar en -por ejemplo- teatros lo acogerán encantados.

Vídeo y enfoque
Como era de esperar, la grabación de vídeo en alta definición es uno de los pilares de esta actualización. Sus prestaciones son casi idénticas a las vistas en la reciente D300s: 1280 x 720 puntos a 24 fotogramas por segundo; formato MJPEG; archivos con extensión AVI limitados a 5 minutos, y control manual sobre la abertura del diafragma.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque a estas alturas ya es de sobra sabido que este formato resulta mucho menos fluido y eficiente que -por ejemplo- el AVCHD que emplea Panasonic, desde Nikon se defiende su mayor aceptación entre los usuarios. Una afirmación que podría avalarse a la hora de reproducir los archivos en ordenadores no especialmente potentes, pero cuya defensa es más complicada si se tiene en cuenta el tamaño de los archivos resultantes.

La incorporación de dos ranuras para tarjetas CompactFlash, por cierto, hace que sea posible grabar las fotos en una de ellas y dedicar la otra sólo para las secuencias de vídeo.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La D3s también incluye un conector para micrófonos externos -durante la presentación de la cámara en Escocia ya se dejaron ver varios cuerpos con este accesorio en su zapata- y la posibilidad de controlar el nivel de entrada del audio. Desgraciadamente, la representación gráfica de esa entrada, el "vumetro", no figura entre las novedades.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Además de poder procesar los archivos RAW en la propia cámara, también es nueva la herramienta dedicada a extraer un fotograma de la secuencia de vídeo.

Limitada a las piezas de 1280 x 720 píxeles de tamaño, hemos probado esta nueva función, y aunque el tamaño reduce mucho las posibilidades reales de uso, esos 2 megapixeles de resolución seguro que pueden ser útiles en más de una ocasión para la prensa diaria, cuyos requisitos de tamaño y calidad pueden ser más ajustados.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A diferencia de las SLR de otras firmas, la D3s no incorpora un modo propio para la grabación de vídeo ni mandos dedicados a ello. No obstante, el inicio de la grabación puede hacerse tanto con el botón central del dial trasero como con uno situado en el frontal de la cámara, junto a la bayoneta. Una leve mejora para la ergonomía que, no obstante, nos obligará a recurrir a un buen trípode si queremos realizar tomas de vídeo en condiciones.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Activo durante la grabación de vídeo, el enfoque por contraste también ha experimentado una mejora de un 30% en su velocidad de respuesta, según rezan los datos oficiales. Cifras al margen, la verdad es que sí resulta perceptible este avance respecto al modelo anterior.

Misma velocidad, sensibilidad ampliada
Con un sensor de resolución y tamaño idénticos al CMOS de formato completo de la D3, la nueva réflex nikonista tampoco altera la velocidad de disparo, que se sitúa en 9 u 11 fotogramas por segundo (en el segundo caso, sólo si se trabaja con el recorte DX y con una resolución de 6 megapíxeles).

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Hasta aquí los parecidos. De entrada, el captor llega ahora acompañado -por fin- de un sistema de limpieza integrado cuya ausencia resultaba inexplicable en un modelo de esta categoría y tan centrado en la fotografía de acción.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

También Nikon ha hecho los deberes al doblar la capacidad del buffer de la cámara, con lo que la cadencia de disparo puede ahora mantenerse hasta 82 fotos en formato JPEG o 42 en RAW, siempre trabajando con la máxima resolución.

Es también interesante la inclusión de una nueva opción de recorte que permite multiplicar la focal de la óptica por 1,2x a cambio de reducir la resolución, que pasa de 12 a unos 9 megapíxeles. Un trato que seguro que a muchos fotógrafos deportivos -tal vez no tanto a los de naturaleza- les puede resultar útil.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero si hay una novedad que no deja indiferente a nadie en esta D3s, ésta tiene que ver -o vuelve a tener que ver, mejor dicho- con la sensibilidad.

Ahora que las cifras de la D3 (hasta 25.600 ISO) ya comenzaban a no ser tan exclusivas, la nueva estructura del CMOS y las mejoras del procesador Expeed han permitido a Nikon ir más allá en la D3s, con una sensibilidad calibrada de 200 a 12.800 ISO y unos valores forzados de 100 y hasta nada menos que 102.400 ISO.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque los modelos de preproducción probados en Escocia no deberían servir para sacar conclusiones, revisando esas primeras muestras preliminares la verdad es que no cabe sino juzgar los resultados obtenidos de espectaculares.

Hasta 6400 ISO las imágenes admiten pocos peros, incluso en las condiciones más complicadas. A 12.800 ISO el ruido es visible pero tolerable, e incluso en los valores forzados la reducción del ruido cromático es excelente y el nivel de detalle y nitidez, muy bueno.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Quesabesde
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Quesabesde

De hecho, la primera tentación que uno tiene con una D3s entre las manos es buscar el rincón más oscuro a la vista, colocar el ajuste de sensibilidad en "Hi.3", aprovechar la luminosidad de f2.8 de la óptica y comprobar hasta qué punto es la cámara capaz de trabajar casi en total oscuridad.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Quesabesde

¿Podremos hacer una doble página a 102.400 ISO y en un entorno de poca luz? Evidentemente que no, o al menos no en color y con unas expectativas de calidad estándar. Pero, de nuevo, en prensa diaria o en blanco y negro su uso no es descartable. Ni que decir tiene que los paparazzi también estarán encantados con las nuevas posibilidades que estas increíbles cifras abren.

Argumentos reforzados
Si algo funciona, no lo toques demasiado. Nikon ha seguido esta archiconocida fórmula combinando una buena dosis de conservadurismo (la misma resolución, la misma velocidad, el mismo diseño) con pequeños reajustes que inciden, justamente, en lo que mejor hacía la D3.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Dejando a un lado la previsible incorporación de la función de grabación de vídeo (aparentemente imprescindible, pero con no pocas implicaciones laborales y artísticas en el segmento profesional), las novedades que trae consigo esta D3s parecen adelantarse a los pasos que Canon podría dar en apenas unos días con su esperada EOS-1D Mark IV.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si la D3 ha sido capaz de dar la vuelta a la tortilla del fotoperiodismo profesional -antaño dominado por Canon, y ahora mucho más repartido entre las dos firmas-, la D3s refuerza los mejores argumentos de aquella SLR, convertida ya en uno de los puntos de inflexión más importantes de la historia nikonista.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Tiene sentido una renovación de este tipo sin modificar la resolución y la velocidad de disparo y sin ofrecer vídeo Full HD?

El mensaje de Nikon no puede ser más claro: no hace falta más resolución, sino pensar en las necesidades reales del fotoperiodista, ofreciendo un control del ruido aún más espectacular, un enfoque al que no puedan hacerse objeciones y más opciones de recorte.

Nikon D3s
Nikon D3s
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Esperamos ansiosos la respuesta que a este implacable -ya veremos si impecable- guión se da desde Canon.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar