• Panasonic Lumix DMC-FZ38: toma de contacto
  • Nikon D3000: primeras impresiones
Prueba de producto
VíDEO TAMBIéN PARA LOS PROFESIONALES

Nikon D300s: primeras impresiones

 
30
JUL 2009

Tras semanas de rumores, no se puede decir que la recién presentada Nikon D300s llegue con muchas sorpresas bajo el brazo. Su escueta lista de novedades -centrada sobre todo en la grabación de vídeo- evidencia que se trata de una renovación menor. Pese a ello, la D300s pone sobre la mesa dos ideas muy interesantes para entender el futuro nikonista: el formato DX sigue vivo en su versión profesional y la apuesta por el vídeo ya no parece ser un mero ensayo con los modelos más sencillos.

El guión que la rumorología hacía ya días que había situado la D300s en los titulares no andaba desencaminado. Efectivamente, Nikon ha optado por dar el relevo a la ya veterana D300, pero sin dar el salto aún a la futurible D400.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En su lugar, la renovación se queda por ahora en una D300s que, más allá de la ligera mejora en la velocidad de disparo o las dos ranuras para tarjetas de memoria, trae consigo como principal novedad la adopción del vídeo de alta definición.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con la nueva SLR recién salida del horno, QUESABESDE.COM ya ha podido pasar unas horas descubriendo sus novedades en primera persona. No son muchas, pero algunas parecen marcar claramente el rumbo que puede tomar la firma japonesa en un futuro próximo.

Sutiles diferencias
El cuerpo de la D300s es prácticamente clónico al de su predecesora. No obstante, si nos fijamos con más detalle, en realidad la herencia más próxima es la de la D700, de la que toma prestado el dial trasero con un pulsador central. También como aquélla, la nueva SLR prescinde -desgraciadamente- del sistema de bloqueo de la tapa del compartimento de las tarjetas de memoria.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En su lugar, aparece ahora un nuevo botón que activa la previsualización Live View. No es ésta ni mucho menos una función nueva, pero parece que Nikon quiere darle ahora un mayor protagonismo, y sobre todo, facilitar la tarea a la hora de grabar vídeo.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre las contadas novedades, destaca especialmente la aparición de una segunda ranura para tarjetas de memoria, con lo que la D300s se convierte en la primera SLR de Nikon compatible al mismo tiempo con CompactFlash y SD Card.

Como suele ocurrir en los modelos de gama profesional, estas dos ranuras no se limitan únicamente a ampliar las posibilidades o la memoria total, sino que también abren las puertas a interesantes combinaciones.

Así, por ejemplo, es posible realizar una copia de seguridad del contenido de una tarjeta sobre la otra, o si se está disparando simultáneamente en RAW y JPEG, ir almacenando cada uno de estos formatos en una tarjeta diferente.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Novedades al margen, la D300s mantiene intacta la esencia de esta saga de cámaras semiprofesionales con formato DX: equilibrio entre prestaciones avanzadas, un cuerpo resistente y un precio y tamaño bastante ajustados.

Algo más de velocidad
Basada en el mismo sensor CMOS de 12 megapíxeles que su predecesora, la nueva SLR consigue estirar un poco más la velocidad de disparo en ráfaga.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la D300s se planta en el escaparate con una cadencia bastante espectacular de 7 fotogramas por segundo. Si, además, se recurre a la empuñadura opcional MB-D10 (la misma que en la D300), es posible llegar hasta los 8 disparos por segundo.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El obturador (con una vida útil de 150.000 ciclos), el potente sonido de éste y del espejo (de reacción muy rápida, incluso cuando disparamos con el modo Live View) o el visor con una cobertura del 100% (luminoso y con un buen compendio de datos de la toma) nos recuerdan que la D300s sigue jugando en una liga muy seria.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y ésta es, posiblemente, una de las novedades más interesantes que trae consigo la D300s: pese al conocido éxito comercial de los últimos modelos de Nikon de formato completo, la firma parece decidida a mantener viva su saga DX incluso en el catálogo profesional.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Consideraciones al margen, tampoco hay que olvidar el sistema de enfoque de 51 puntos que la D300s toma prestado de su predecesora. Habrá que ver qué tal se comporta con la nueva versión del zoom de 18-200 milímetros -un objetivo habitualmente vinculado a la D300- que Nikon acaba de lanzar.

Vídeo reforzado
Dejamos para el final de nuestro primer acercamiento a la D300s la que, sin duda, es la principal justificación de su llegada: la grabación de vídeo en alta definición a 720p.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque tampoco esto es una gran sorpresa, porque -efectivamente- tanto la D90 como la sencilla D5000 ofrecen esta modalidad. No se registran cambios en el tamaño de cuadro (1280 x 720 puntos), en la duración máxima de las secuencias (5 minutos) ni en el formato de grabación (MJPEG en contenedor AVI).

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a este aparente continuismo, hay novedades interesantes. De entrada, la D300s permite mantener activo el enfoque automático durante la grabación de las secuencias. No es -como suele ocurrir con los sistemas de enfoque por contraste- ninguna maravilla, pero puede llegar a ser útil en algunas circunstancias.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, este nuevo cuerpo dispone de una entrada para micrófonos externos. Algo que resulta casi imprescindible teniendo en cuenta que el micrófono incorporado es monoaural y que, dada su situación, el sonido del sistema de enfoque, del mecanismo del zoom o de la pulsación de cualquier mando se cuela en la grabación.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro detalle muy interesante relacionado con el audio de los vídeos es que la cámara cuenta con un ajuste que permite regular la sensibilidad del volumen de entrada, con tres niveles diferentes, además del modo automático.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque lo ideal sería disponer de un medidor de nivel ("vumetro") para controlar de forma gráfica esta entrada y un control de audio normal, estos pequeños ajustes son un paso interesante que, hasta ahora, ninguna otra cámara SLR con vídeo ofrecía.

La limitación sobre los controles manuales sigue marcando una frontera entre esta cámara y, por ejemplo, la EOD 5D Mark II de Canon o la Lumix DMC-GH1 de Panasonic. También el tipo de códec de compresión utilizado sigue dejando a la D300s un paso por detrás de sus competidoras.

Nikon D300s
Nikon D300s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, y a la espera de poder ver si la calidad de los vídeos está por encima de lo que ya daba de sí la D90, no podemos pasar por alto que la D300s es la primera cámara de corte profesional de Nikon que incorpora esta función de vídeo tras las primeras pruebas en la D90 y D5000.

Por si quedaba alguna duda de que el vídeo también se convertiría en un estándar en el seno de la gama profesional nikonista, la cuestión ya ha quedado prácticamente despejada.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar