• Nikon D300s: primeras impresiones
  • Canon PowerShot D10: de un vistazo
Prueba de producto
AúN MáS SENCILLA

Nikon D3000: primeras impresiones

 
31
JUL 2009

¿Hay espacio para una réflex más sencilla y barata que la D5000 en el catálogo de Nikon? A la vista de las especificaciones de aquélla, estaba claro que sí, pero para disipar cualquier duda Nikon acaba de sacarse de la manga su nueva D3000. Extremadamente sencilla, más que una revisión a la baja de la citada D5000 la nueva SLR se muestra demasiado fiel al legado de la D60.

Esperábamos una D5000 ligeramente capada y nos hemos topado con una D60 sutilmente retocada. Justa o no, ésta es la primera impresión que uno tiene al repasar la hoja de especificaciones de la recién presentada D3000 e indagar entre las opciones de sus menús.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que la llegada de la D300s ha eclipsado el estreno de la más sencilla y asequible de las SLR de Nikon, en QUESABESDE.COM hemos querido acercarnos también a este joven modelo llamado a renovar el catálogo más popular de la firma.

Pequeña
Muy parca en novedades, la D3000 se mantiene fiel al archiconocido diseño empelado por Nikon en sus modelos más sencillos. Pese a que la denominación escogida podría hacernos llevar a pensar lo contrario, la falta de pantalla basculante hace que comparar la nueva SLR con la D60 sea más apropiado que hacerlo con la D5000.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, el tamaño contenido y un peso muy ligero -menos de 500 gramos- siguen siendo la marca de la casa. En este contexto, posiblemente esté fuera de lugar pedir grandes alardes ergonómicos, pero seguimos echando de menos una segunda rueda frontal, y en todo caso, que la rueda trasera sea un poco más generosa en sus dimensiones para facilitar su manejo.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puestos a destacar algo, nos volvemos a quedar con el botón de función personalizable situado en el lateral de la óptica y que nos va a permitir acceder a cualquier ajuste con un solo toque. No es que el resto de menús sea complicado, ni mucho menos, pero siempre se agradece disponer de un atajo.

Enfoque y pantalla
Aunque nos hubiera gustado ver en esta D3000 el excelente CMOS de 12 megapíxeles que Nikon emplea en réflex de gama superior como la D5000 o la D90, el CCD se mantiene firme en su trinchera. Así, la nueva SLR emplea un captor de 10 megapíxeles y tamaño DX que, presumiblemente, ha permanecido intacto respecto al empleado en la D60.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que en este nivel de precios pocas quejas podemos tener sobre el rendimiento de este CCD, la estrategia nikonista hace que la D3000 prescinda del vídeo -como ya se esperaba- y también siga arrinconando la previsualización Live View. Un detalle que, pese a su lógica técnica, resulta curioso si tenemos en cuenta el hincapié que desde Nikon se hace en la facilidad de uso de la cámara.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin cambios en el diseño ni en la arquitectura interna, las novedades hay que buscarlas en dos frentes: la nueva pantalla LCD de 3 pulgadas de diagonal y el mejorado sistema de enfoque automático, heredado -ahora sí- de la D5000 y con 11 puntos de enfoque, en lugar de los 3 empleados hasta ahora.

Sin duda, éste es el salto más notable de la D3000, que gracias a este nuevo mecanismo se convierte en la cámara de su segmento -y suponemos que de su precio- con el mejor enfoque del momento.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Según hemos podido comprobar, pese a la sencillez del objetivo Nikkor 18-55 mm f3.5-5.6 VR empleado en nuestras fugaces pruebas el funcionamiento es excelente. No hay que olvidar, eso sí, que el cuerpo de la D3000 sigue careciendo de motor de enfoque, por lo que en el dudoso caso de que pretendamos usar un objetivo antiguo sin motor de enfoque con esta cámara, tocará recurrir al enfoque manual.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El visor, sin ser ninguna maravilla, tampoco está nada mal en cuanto a tamaño y luminosidad (contextualizándolo siempre en el segmento en el que compite la D3000).

Sencillez extrema
A falta de grandes cambios en el hardware, el menú de la D3000 esconde alguna sorpresa especialmente pensada para los usuarios que por primera vez se acercan a una réflex.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dejando a un lado los numerosos efectos de edición que ofrece la cámara (apuntamos en la lista de deberes probar la simulación del efecto "Tilt & Shift"), la gran novedad reside en el llamado "menú de guía".

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como cabe deducir por su nombre, el objetivo es conducir al fotógrafo, paso a paso, por todos los ajustes necesarios para conseguir un efecto determinado o afrontar un tipo de escena. No es nada nuevo, es cierto, pero el nivel de explicaciones que facilita esta cámara es insólito.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, no descartamos que algún fotógrafo medianamente experimentado se pueda llegar a sentir ofendido por tanta guía y tanto consejo. La cámara incluso explica lo que hay que hacer para visualizar las imágenes una vez capturadas.

¿Son suficientes estas mejoras para justificar la renovación de la D60? Puestos a aceptar que así sea, sin duda nos quedamos más con las mejoras experimentadas por el sistema de enfoque que con esta vuelta de tuerca al ya de por sí sencillísimo manejo de la cámara.

Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D3000
Nikon D3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, será el precio el que determine si tiene sentido o no plantear una réflex como la D3000. Con la D5000 por debajo ya de los 700 euros y con prestaciones mucho más completas, el margen de maniobra de la nueva SLR no es muy amplio, aunque todos sabemos que son estas SLR de 400 euros las que luego arrasan en los catálogos de ofertas.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar