COMPARTIR
  • "Hacías fotografía para ti mismo, no para retratar una época"
  • "Estamos aquí para acostumbrar a la gente a comprar fotos"
Entrevista
CARLOS ORMAZABAL, FINICON

"No creo que la D200 sea competencia de la EOS 5D, una cámara que no ha aportado nada nuevo"

 
1
NOV 2005

Equilibrio. Ésta es la palabra favorita de Carlos Ormazabal para hablar de la D200, aquel "bombazo" que nos adelantó en Sonimagfoto y que ahora ya tiene nombre. Además de desgranar sus pormenores, la cara más conocida de Finicon, compañía importadora de Nikon en España, habló con QUESABESDE.COM días antes de la presentación oficial de la D200 sobre Nikon y la competencia, defendiendo a capa y espada el formato DX y la estabilidad de la que hacen gala las réflex de la marca.

¿Qué aspecto de la D200 permite hablar de "bombazo"?

La cámara se puede calificar de "bombazo" precisamente por el equilibrio. Es una cámara perfecta en su segmento porque lo tiene todo. Es un puente perfecto entre un aficionado avanzado que busca una cámara profesional y un profesional que busca un segundo cuerpo con fiabilidad. No tiene una característica en concreto que sobresalga más que las demás que hay en el mercado.

Para mí, lo que hace que sea un producto perfecto es ese equilibrio en resolución, en velocidad, en sensibilidades, en montar un sensor CCD, que para nosotros siempre ha sido una referencia en calidad de imagen. [La D200] es equilibrada en prestaciones -wireless, flash CLS- y en menús.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Entendemos, además, que la relación entre precio y prestaciones será excepcional. Es un bombazo, por tanto, conseguir un producto equilibrado y homogéneo. En su segmento, creemos que el mercado lo va a respaldar.

¿Apostar por los 10 megapíxeles ha sido una cuestión comercial, de limitación tecnológica o de costes?

Casi todo el mundo reconoce que, excepto en estudio o aplicaciones muy concretas, con 6 ó 7 megapíxeles se pueden hacer el 99% de las cosas. Se puede demostrar, además, que 10 megapíxeles es el límite técnico que, en general, las ópticas son capaces de aguantar a nivel de autofoco y de su propia resolución. Hablamos de objetivos medios y normales, porque los excepcionales, evidentemente, resisten más.

En cualquier caso, el usuario está viendo que en cámaras de 10 megapíxeles o más empieza a haber problemas. El foco es más restrictivo y falla más, debido, en parte, a ese exceso de resolución respecto a la óptica montada.

¿Significa eso que nunca veremos una Nikon de 16 o más millones de píxeles?

10 megapíxeles es el límite técnico que se ha descubierto a día de hoy, pero ya se sabe que esto varía muy rápidamente. Pero eso en absoluto significa que nos quedemos ahí; seguramente saldrán cámaras con más resolución.

Nikon D200
Nikon D200
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El hecho de que sea muy restrictivo no significa que no se pueda hacer. Por poner un ejemplo, no todo el mundo puede llevar un Fórmula 1 como Fernando Alonso: a mí se me calaría y él lo lleva a 320 kilómetros por hora. Más resolución exige mejores ópticas, electrónica y también más concentración y trabajo sobre la imagen por parte del fotógrafo.

Por eso decía que la cámara me parece muy equilibrada: tiene una resolución alta para hacer el 99% de las cosas y, por otro lado, estás en el límite técnico que no exige del profesional que esté totalmente metido y concentrado en su manejo.

La D200 lleva incorporado un CCD, pero la D2X, la más profesional de la marca, emplea un CMOS...

Me gustaría que esta cuestión quedara bien clara. Que yo prefiera el CCD no significa que el CMOS sea malo, como no significa que el diesel sea malo porque se prefiera la gasolina. Es una cuestión de percepción muy personal.

Los CMOS actuales, los de Nikon y los de otras marcas, son muy buenos. Pero sí es cierto que hay diferencias. En concreto, en determinadas texturas hay usuarios a los que les gusta mucho más el CMOS, y viceversa.

A partir de ciertas resoluciones cuesta mucho que las cámaras tengan unas prestaciones determinadas. La D2X da la misma velocidad que la D200 con 2 megapíxeles más y permite hacer hasta 8 fotos por segundo con un recorte. Todo esto sólo es posible con CMOS, y la calidad de imagen, a día de hoy, nadie la puede cuestionar. Es, por tanto, una cuestión de gustos, no de calidad.

Nikon D2X
Nikon D2X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Eso sí, la D200 es la primera cámara en el mercado que con un CCD de esta resolución consigue hacer 5 fotos por segundo. Luego tenemos la D2H, que con un sensor parecido al CMOS y 4 megapíxeles hace 8 fotos por segundo. No hay sensores buenos o malos; hay diferentes aplicaciones. Pese a ello, nosotros siempre hemos defendido que, puestos a escoger, el CCD da un extra que el CMOS no da.

¿EL sensor JFET-LBCAST queda apartado o está reservado para otro tipo de cámaras?

No tengo una noticia oficial al respecto, pero yo creo que se trata de un tema de coste. Nikon ha utilizado siempre sensores del mercado y también desarrolló el suyo.

Nikon siempre hace las cosas a largo plazo. Es un proyecto que ahí está, así que no se puede descartar que la siguiente cámara tenga un sensor JFET-LBCAST.

El sensor, por tanto, no lo ha fabricado Nikon, pero al ser un CCD, evidentemente tampoco se confirma el rumor que le colocaba el mismo sensor que la Cyber-shot DSC-R1 de Sony...

No te puedo confirmar quién ha fabricado el sensor. Respecto a la R1, lo habitual es que las producciones de los elementos fabricados por terceras partes para Nikon en cámaras como ésta son exclusivas durante un determinado tiempo.

¿Los 5 fotogramas por segundo pueden verse como una forma de plantar cara a la Canon EOS 5D?

La verdad es que, en mi opinión, la 5D no aporta nada nuevo. Me parece una revisión a la baja de la EOS-1Ds Mark II. Es más asequible, pero no deja de ser una cámara centrada en el estudio. 3 fotogramas por segundo es una prestación que da una cámara barata de Nikon o de Canon.

Pero yo no creo que la D200 sea competencia de la 5D, sino que está en otro rango. Por otro lado, el precio será comparativamente bastante menor.

Canon EOS 5D
Canon EOS 5D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Respecto a la resolución, nosotros ya tenemos una cámara de 12 megapíxeles muy bien considerada. Nikon siempre lo ha dicho y mantiene esa coherencia: la resolución no da más calidad de imagen. No sé porque sigue siendo un parámetro tan importante para definir la calidad de un producto. Para Nikon nunca lo ha sido.

Todo el mundo se pregunta por qué ha tardado tanto en llegar el relevo de la D100.

Todo esto es siempre un contrasentido. Por un lado, el usuario se queja de la rapidez con que cambian los modelos, y por otro lado, nos dicen que nosotros no cambiamos con suficiente rapidez.

La D100, a día de hoy, sigue siendo una cámara muy buena, aunque tecnológicamente ya se ha avanzado mucho. Una cosa no desmerece la otra. No se ha cambiado antes porque Nikon ha creído prioritario desarrollar otros productos, como la D2X. No olvidemos que la D1X ya llevaba seis años en el mercado, así que la D200 ha llegado relativamente muy rápido.

Nikon no ha sido nunca partidaria de cambiar con tanta velocidad los modelos, y sí de hacer cámaras que duren en el mercado y que, además, sean muy estables. Es un producto que cuando sale a la calle está acabado, y por eso hay tan pocas actualizaciones de firmware. El mercado quiere cambios cada vez más rápidos, pero al profesional le crea una inseguridad y le obliga a estar pendiente de cosas que no tienen que ver con la fotografía.

Sin embargo, parece que esta política ha dejado a Nikon en un segundo plano.

Puede ser que Nikon en este momento no sea el número uno, pero aparte del otro competidor [en alusión a Canon] no hay nadie más en el mercado. Seguimos con esa dicotomía. No se avista ni de cerca ni de lejos ninguna otra marca que pueda acabar con esa hegemonía.

Nikon D200
Nikon D200
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo que me gustaría remarcar es que, si en algo piensa Nikon, es en el profesional. El producto puede que no sea el que en términos de marketing aparenta ser el mejor, pero lo que tienen [los usuarios] en las manos ha sido siempre un producto pensado para el profesional.

La D200 no deja de ser otro producto de este tipo, para el que auguramos lo mismo que para el resto: estabilidad, fiabilidad contrastada... compatible con todo lo que hay. Un producto para tenerlo muchos años.

La D200, entonces, puede llegar a permanecer en el mercado tantos años como la D100...

Yo calculo que, como mínimo, tanto como la D100. Así que no creo que en menos de dos años Nikon plantee ningún relevo. Y menos viendo cómo es [la D200], porque no creo que nadie pueda hoy pedir más de lo que da esta cámara. Por eso insisto en la idea del bombazo, porque lo tiene todo. No es la que tiene más megas, ni la más rápida, ni la más grande... ni falta que le hace.

Nikon D100
Nikon D100
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

¿Se espera esa misma demora para la llegada de unas supuestas D2, o en la feria PMA veremos algo nuevo?

No lo sé, pero por las noticias que yo tengo no hay en los próximos meses ningún añadido en la gama profesional. Además, tampoco tenemos noticias de que esta política de Nikon vaya a cambiar. Esto puede decepcionar a algunos, pero alegrará a los que han comprado recientemente un producto [de Nikon].

La EOS 5D ha reabierto el debate sobre los sensores de 24 x 36 milímetros. ¿Tampoco se esperan cambios en cuanto al formato DX?

¡Formato DX "forever"! En principio, no hay ningún plan para pasarse a formato completo en las próximas épocas. Al menos que nosotros sepamos. Eso no significa que algún día Nikon se descuelgue con ese cambio, pero no a corto o medio plazo.

Además, tampoco tiene ningún sentido. Si llevamos aguantando carros y carretas en el mercado, fabricando unas ópticas que son lo mejor en este formato... después de siete años con esta coherencia no sería imposible que alguien en Nikon decidiera cambiar, pero sí resultaría muy extraño.

El eterno binomio Nikon-Canon parece que se mantiene. ¿Se ve con recelo el sistema Cuatro Tercios de Olympus o el desembarco en el segmento réflex de marcas tan potentes como Sony?

Puede parecer una postura prepotente, pero, francamente, no creemos que nada de eso pueda afectarnos. El mercado es el que manda. El sistema Cuatro Tercios lleva ahí unos cuantos años, e independientemente de su calidad y soluciones, su implantación en el mundo profesional es muy limitada.

No creemos que esto cambie en el futuro, sobre todo si Nikon y Canon siguen sacando modelos de estas características. Sí es verdad que, probablemente, esto pueda influir en el sector medio y aficionado de las réflex, pero no en la gama profesional.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar