COMPARTIR
  • Panasonic Lumix DMC-GH1: la grabación de vídeo, a examen
  • Kodak EasyShare Z980: toma de contacto
Prueba de producto
DE 18 A 24 AUMENTOS

Nikon Coolpix P90: toma de contacto

 
5
MAR 2009
Iker Morán   |  Las Vegas

Más zoom, más resolución y más pantalla. Nikon ha echado mano de la más básica de las recetas para concebir una Coolpix P90 que da el relevo a la P80 sin demasiados alardes de originalidad, pero que permite a la firma subirse al tren de los zooms de 24 aumentos. Dotada de controles manuales, la ausencia del formato RAW y de la grabación de vídeo HD la colocan -a priori- un paso por detrás de sus principales competidoras.

Sería difícil -puestos a elegir- dictaminar si es la Coolpix P90 o la pequeña Coolpix L100 la que merece llevarse el premio a la novedad más destacada de Nikon en esta PMA 2009.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que, aunque los 24 aumentos de la P90 son un argumento contundente, el zoom angular de 15x de la pequeña y más asequible L100 también atrae muchas miradas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Más asequible que la P90 (y con un zoom de 15 aumentos), la Coolpix L100 es otra de las novedades de Nikon en esta PMA 2009.

Pero, dada la cruenta batalla en el escaparate de zooms más extremos entre los tres modelos que ahora mismo lucen un alcance focal de 24 aumentos (la Kodak EasyShare Z980, la Pentax X70, y esta Nikon) merece la pena detenerse por ahora en este apartado. Con el permiso, claro está, de los inauditos 26 aumentos de los que hace gala la también nueva Olympus SP-590 UZ.

Zoom familiar
Aunque hasta ahora Nikon se había conformado con un zoom de 18x, la P90 va más allá con un objetivo que rinde unas focales equivalentes a 26-624 milímetros y una luminosidad máxima de f2.8-5. Es decir, exactamente las mismas características ópticas que ofrecen los citados modelos de Kodak y Pentax.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco falta en este caso la estabilización, que pese a la denominación VR, tradicionalmente empleada por algunas ópticas para cuerpos SLR de Nikon, apuesta por un sistema mecánico basado en la movilidad del sensor.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque por ahora no hemos podido poner a prueba su eficacia ni el rendimiento del interesante sistema de compensación de la distorsión -que en anteriores modelos funcionaba bastante bien- por lo menos sí podemos corroborar que el comportamiento del zoom en cuanto a agilidad de respuesta y enfoque se sitúa en lo que suele ser habitual en este tipo de modelos.

La pantalla manda
Con un diseño muy similar al de las Coolpix predecesoras y algo más pesada y firme entre las manos que sus principales competidoras, puestos a buscar algún rasgo que defina a esta P90 nos quedamos -sin duda- con la pantalla posterior.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No tanto por su generoso tamaño de 3 pulgadas o la correcta resolución de 230.000 puntos, sino porque se trata de un monitor abatible que permite encuadrar y realizar tomas desde posiciones elevadas y bajas de forma mucho más sencilla.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Unos argumentos que, a la vista del resto de especificaciones y a la espera de poder comprobar la calidad de imagen que brinda la P90, es el principal as en la manga de esta compacta para marcar terreno ante la competencia.

En busca del RAW
La receta nikonista tampoco se olvida de otro ingrediente básico en este menú: los controles manuales. Efectivamente, la P90 dispone del abanico de ajustes PASM, cuyo control centraliza el pequeño dial situado en la parte superior de la zona trasera, al alcance del dedo pulgar.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras pasar unos minutos con la cámara, constatamos que su ergonomía es estupenda, pero que resulta mucho más sencillo cambiar la velocidad de disparo o el diafragma que -llegado el caso- modificar el balance de blancos.

Y es que Nikon ha optado por una distribución de mandos un tanto minimalista en esta zona posterior, de forma que los ajustes básicos se integran en el menú principal de la cámara sin que haya ninguna vía de acceso rápido. Un rasgo heredado de la mayoría de compactas de la marca, pero que en un cuerpo con aspiraciones más elevadas hace que el conjunto cojee.

Lo mismo pasa con otra ausencia ya clásica de este segmento. Igual que la nueva X70 de Pentax, la Olympus SP-590 UZ o la PowerShot SX10 IS de Canon, esta P90 pasa de largo por la estación del formato RAW.

Y otro tanto ocurre con otra prestación cada vez más en boga entre los modelos compactos y a la que Nikon no está prestando por ahora mucha atención: la grabación de vídeo en alta definición.

Nikon Coolpix P90
Nikon Coolpix P90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque es cierto que esos dos factores puede que sean secundarios para muchos potenciales compradores, no cabe duda de que son el talón de Aquiles de la Coolpix P90, que tendrá que defender su versión del ya popular zoom de 24x aupándose principalmente en la pantalla abatible y -esperemos- en la calidad de imagen.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar