Crónica

Lo que podría haber sido -y lo que finalmente es- el sistema Nikon 1

 
2
NOV 2011
Iker Morán   |  Shanghái

Tamaño y velocidad son las palabras mágicas. A ellas han recurrido una y otra vez los portavoces de Nikon a la hora de remarcar las diferencias entre sus recientes V1 y J1 y otros sistemas. Precisamente para conocer la factoría donde se ensamblan estos dos primeros modelos del sistema Nikon 1, la firma ha desplazado durante estos días hasta Shanghái a diversos medios de la prensa internacional.

Un destino perfecto si de lo que se trata es de hablar de futuro sin perder totalmente de vista el pasado. Aunque, a juzgar por su deslumbrante "skyline", y más allá del bonito y desgastado tópico, esta ciudad también parece sugerir un borrón y cuenta nueva sin demasiados miramientos.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Shanghái, megalópolis que refleja a la perfección el cambio de paradigma chino.

En una situación parecida podría decirse que estaba Nikon a la hora de diseñar su futuro sin espejo. "Podríamos haber hecho simplemente una réflex en miniatura, limitarnos a eliminar el espejo o incluso coger y fusionar las mejores ideas de otros sistemas", apuntaba Jordi Brinkman, responsable de producto para la gama Nikon 1, durante la conferencia de prensa celebrada ayer en la urbe china.

Pero en su lugar -explicaron- se optó por partir de cero y crear algo diferente, sumando una tercera variable a la ecuación ya existente. Para Nikon el discurso ya no trata sólo de calidad de imagen y tamaño de la cámara, sino también de velocidad.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Representantes de Nikon durante el acto de ayer, con Brinkman sentado a la derecha.

Velocidad de disparo, de procesamiento y de enfoque que no sólo se traduce en agilidad de funcionamiento y facilidad de uso, sino también en nuevas herramientas que desdibujan la línea entre imagen fija y en movimiento. Así, el vídeo y la llamada "instantánea de movimiento" figuran sin complejos entre las funciones a las que desde la compañía se da mayor relevancia.

Pero más allá del discurso oficial y de la ya conocida comparación según la cual la Panasonic Lumix DMC-GF3 vendría a ser una motocicleta, la Nikon D3Xo la Canon EOS 7D un Porsche y las nuevas Nikon 1 un avión, ¿era esto lo que esperaban los usuarios?

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El pase de diapositivas presentado por Brinkman dio bastante de sí.

Gráficos y estudios de mercado en mano, en Nikon están convencidos de ello. No es ningún secreto que los usuarios más avanzados y los nikonistas entusiastas no estarán de acuerdo. Tampoco que ellos no son el objetivo preferente de un sistema que, por otro parte, supone un notable ejercicio de equilibrio "marketiniano" para introducir una nueva categoría sin molestar a las ya existentes en el propio catálogo.

Evidentemente, eso no se dice en los discursos oficiales, pero perderlo de vista dificulta mucho entender por qué las Nikon 1 son así y no como a muchos -también nosotros a ratos- nos hubiera gustado.

Ideas de futuro
Aclarado cuál es el camino que ha elegido Nikon y con las J1 y V1 como indiscutibles protagonistas, la firma tampoco ha desaprovechado la ocasión en China para esbozar algunas pistas de sus próximos movimientos. El desarrollo de más ópticas compatibles con la nueva montura y diseñadas para el captor CX parece un paso lógico, y de hecho desde la compañía han confirmado que ya trabajan en nada menos que otros siete objetivos.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sin más detalles al respecto (en la diapositiva mostrada parece que hay espacio tanto para ópticas fijas como para zooms), sí se ha confirmado que se trata de un plan cuyo desarrollo tendrá lugar a lo largo de los próximos tres años.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A partir de aquí, vía libre a ese tipo de ideas que -al menos de forma oficial- todavía no han pasado de ser un desarrollo conceptual a un plan de futuro. Una Nikon V1 convertida en una auténtica videocámara mediante un monitor y un foco con batería auxiliar, un proyector externo y acoplable a la cámara, un flash anular o un kit de conexión Wi-Fi son algunos de los proyectos mencionados por Nikon que, tal vez, algún día lleguen a los escaparates.

También para profesionales
Como era de esperar, en la rueda de preguntas y respuestas de ayer no faltaron las previsibles cuestiones sobre las carencias de la V1 y J1 para los usuarios más avanzados. Desde la compañía no se saltaron el guión esperado, echando balones fuera y sin llegar a aclarar si hay espacio o no para una Nikon 1 pensada para fotógrafos más avanzados.

Pese a que el discurso oficial -una cámara para familias con o sin hijos- deja poco margen a las dudas, la fotógrafa Nina Berman parece no estar del todo de acuerdo. "Veo un nicho de mercado para esta cámara", aseguraba tras mostrar algunas de las imágenes captadas en Nueva York durante las últimas semanas con la V1 y la J1.

En este sentido, y tras reconocer que ella también era escéptica ante este tipo de cámaras, ha destacado el valor que tienen para pasar desapercibido a la hora de hacer fotografía callejera. ¿Con qué versión nos quedamos?

Como no hay nada mejor que probarlo uno mismo, nosotros estamos ejerciendo de turistas con una Nikon J1 y un 10 mm f2.8 (un conjunto realmente pequeño y discreto) por las calles de Shanghái. A falta de Twitter, una de las muchas webs que permanecen bloqueadas en China, resulta un plan excelente para pasar el tiempo.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar