• Nikon D5100: toma de contacto
  • Olympus XZ-1: análisis
Prueba de producto
EL GOOGLE PHONE DE SAMSUNG

Google Nexus S: análisis

 
6
ABR 2011

No tiene doble núcleo, no graba vídeo en alta definición, no usa materiales muy lujosos en su carcasa, no lleva ranura para tarjetas microSD? y para colmo ha perdido la pantalla Super AMOLED en países como España. Aun así, el Nexus S no deja de ser un smartphone de rendimiento impecable y perfectamente preparado para los tiempos actuales, especialmente si uno quiere disfrutar de Android 2.3 tal y como Google lo concibió y evitar problemas con las futuras actualizaciones de este sistema operativo.

Ya comentamos que el Nexus S no nos hacía ni fu ni fa cuando se presentó el pasado mes de diciembre. Si lo más lógico era pensar que Samsung echaría el resto con el hardware del último teléfono referencia de Google, la firma surcoreana ha básicamente repetido la fórmula de su exitoso Galaxy S I9000, con algunos retoques como el diseño frontal levemente curvado o la inclusión de un chip NFC al que de momento no es que se le pueda sacar mucho partido.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero a pesar de la oleada de smartphones con doble núcleo que se avecina, el propio Galaxy S sigue siendo hoy día una opción muy capaz. En la práctica, aún no hay muchos motivos para que el usuario se contagie de la carrera de las características que han montado los fabricantes del sector, y en este sentido el Nexus S garantiza un rendimiento bastante satisfactorio.



Un repaso a las características del Google Nexus S. Puedes ver el vídeo a pantalla completa y en alta resolución.

Con el añadido, claro está, de que durante bastantes meses será el primer teléfono en recibir todas las actualizaciones de software que se preparen en la cocina de Mountain View. Es al fin y al cabo el mejor motivo que había para hacerse con el Nexus One, y vuelve a serlo en el caso de este Google Phone firmado por Samsung, por mucho que en ambos casos la pantalla con tecnología AMOLED haya acabado por caerse de la hoja de especificaciones.

Samsung contra HTC: duelo de Nexus
En comparación con su predecesor, la primera impresión que transmite el Nexus S al sacarlo de la caja es que se da ha dado un pequeño paso atrás en lo que a la sofisticación del diseño se refiere.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Nexus S (derecha) comparado con el Nexus One.

Es más voluminoso (aunque mantiene el mismo peso de en torno a 130 gramos), su grosor de 10,9 milímetros supera el centímetro y medio en la parte inferior debido al prominente "culo" de su perfil y está rematado con la típica tapa trasera de plástico semirrígido, donde se mantiene el acabado en trama de diminutos cuadrados que vimos en el Galaxy S.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La sutil curvatura frontal del Nexus S se nota sobre todo en las partes superior e inferior.

No tiene un aspecto rompedor, pero la leve curvatura de la pantalla le aporta la singularidad suficiente. No hemos notado en cualquier caso mejoras destacables en la ergonomía al sostener el equipo en posición apaisada y a dos manos, que es una de las ventajas teóricas de la llamada Contour Display.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con la pantalla apagada, todo el frontal se confunde a primera vista en un negro brillante continuo, y eso le aporta bastante elegancia cuando lo sacamos del bolsillo. Lástima que Samsung haya vuelto a olvidarse de colocar un indicador LED, ya que si uno no oye ni siente alguna notificación sonora o vibratoria se nos pueden quedar llamadas perdidas sin contestar durante más tiempo de la cuenta.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Bajo la tapa trasera sólo encontraremos la batería extraíble y la ranura SIM, ya que el Nexus S no admite tarjetas microSD.

El apartado de controles y conectores es sumamente sencillo, ya que además de las teclas táctiles retroiluminadas a los pies de la pantalla, sólo hay un botón físico en cada lateral -un pulsador de apagado y encendido a la derecha y un control de volumen a la izquierda- y dos puertos juntos en la zona inferior: el clásico micro-USB y la salida de audio de 3,5 milímetros.

Sin AMOLED también hay paraíso
El lanzamiento del Nexus S en España confirmó las sospechas de que llegaría sin tecnología Super AMOLED en su pantalla. ¿Brillaría más que el panel Super Clear LCD de 4 pulgadas y 480 x 800 píxeles finalmente montado? Sí. ¿Conseguiría más contraste? También. ¿Tendría mejor visibilidad bajo la luz del sol? No mucho, pero el contenido de la pantalla sí que se difumina un poco más por culpa del astro rey que lo que recordamos del antes citado Galaxy S.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es por tanto perfectamente justificable reprocharle a Google y Samsung que no hayan cumplido su publicidad inicial. Pero en la práctica uno no llega a echar de menos los diodos orgánicos porque el TFT de este Nexus S no se queda excesivamente atrás en ningún aspecto, y ya hemos comprobado en repetidos análisis que la prometida mejora de autonomía del AMOLED es poco más que una leyenda urbana.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La mejor noticia sobre la pantalla, en cualquier caso, está en que es muy manejable y espaciosa, logrando el nivel de fluidez táctil y gráfico que se puede esperar en un Nexus. Además, Google ha hecho un par de incursiones en los gestos multitáctiles más allá de la pinza para el zoom: arrastrar dos dedos a la vez cambia el ángulo de visión vertical en la última versión de Google Maps, y si giran juntos en forma de círculo la hacen rotar sobre su eje.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Dos acotadores móviles sirven para seleccionar texto (izquierda), mientras que una sencilla pulsación sobre la zona de escritura hace aparecer un cursor fácilmente reubicable con el mismo dedo.

El nuevo sistema de selección de texto de Android 2.3 resulta mucho más cómodo, con la posibilidad de recorrer las palabras letra a letra y recolocar el cursor con la misma precisión que en Windows Phone 7. Y el teclado QWERTY virtual, sin ser de los mejores que hemos podido toquetear, da la talla para escribir mensajes o contestar algún correo sin mucha demora.

Gingerbread en estado puro
Para repasar muchas de las ventajas del Nexus S no hay más que enumerar las prestaciones de Android 2.3.3, versión lanzada en febrero (la 2.3 "a secas" salió en diciembre y le faltan elementos relacionados con la tecnología NFC, entre otros puntos). La última entrega del sistema operativo para smartphones de Google, si bien aún no se impone claramente en nada a la 2.2 (alias Froyo), sí que introduce algunos cambios estéticos destacables.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El "plegado" virtual de los iconos en la lista completa de aplicaciones (izquierda) y el leve destello que emite la pantalla cuando llegamos a un tope inferior al hacer scroll vertical.

El apagado de pantalla, sin ir más lejos, denota cierta nostalgia de los tiempos analógicos, ya que imita el efecto de desvanecimiento de los viejos monitores CRT (de tubo, para los amigos). Y en el menú de aplicaciones podemos ver cómo los iconos se pliegan virtualmente hacia atrás cuando usamos el scroll para explorar toda la lista.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La pantalla de desbloqueo (izquierda) y la pestaña de notificaciones.

Las ligeras iluminaciones que emite la pantalla cuando llegamos a un tope superior o inferior de alguno de los menús interiores de Android suponen otro de los detalles visuales con los que Gingerbread se distingue de sus predecesoras. Y también hay una novedad en la galería de fondos animados: se llama Microbes y, como su propio nombre sugiere, coloca en pantalla unos simulados microorganismos de colores en constante movimiento.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Sin novedades ni en los widgets ni en el mecanismo para distribuirlos por los escritorios principales, Gingerbread sí que introduce un cambio en el faldón inferior de teclas contextuales (imagen inferior izquierda), donde ahora hay un acceso directo al administrador de aplicaciones.

Una lástima que Google no haya decidido incorporar de serie a Gingerbread un útil recurso que, desde su estreno en HTC Sense, han ido imitando las interfaces propias de otros fabricantes: la previsualización de los escritorios principales en miniatura realizando el gesto de la pinza sobre cualquiera de ellos.

Algunas funciones en estado embrionario
Si bien es cierto que el Nexus S es el teléfono más indicado para quien quiera acceder a las próximas actualizaciones de Android tal cual vayan saliendo, no lo es menos que esto no evita algunos retrasos por motivos idiomáticos. Y lo decimos porque las Voice Actions, estrenadas en Android 2.2 hace ya bastantes meses, aún no están traducidas al español.

Configurando el reconocimiento de voz en inglés, eso sí, podemos usar la lengua de Shakespeare para iniciar llamadas, dictar mensajes y correos o abrir páginas web sin apenas usar los dedos. Pero en español no queda otra que pasar por una aplicación llamada Marcación por voz, y por desgracia su comportamiento la hace prácticamente inútil.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Las Voice Actions sólo funcionan de momento en inglés (izquierda) y la aplicación "Marcación por voz" es incapaz de interpretar correctamente los mismos comandos que expone como ejemplos.

Será cuestión de tiempo que la situación cambie a mejor, pues el reconocimiento de voz para buscar palabras clave en Google y lugares en el navegador GPS de Google Maps funciona a las mil maravillas en español. También habrá que esperar para poder sacarle partido a la conexión NFC (Near Field Communication).

Por el momento, dos unidades del Nexus S pueden aprovecharla para compartir entre sí tarjetas de contacto. Bastaría con crear las etiquetas correspondientes, activar el NFC en ambos dispositivos y acercarlos al menos a 20 centímetros de distancia.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El NFC se activa y desactiva desde el mismo apartado de conexiones inalámbricas (izquierda) para compartir información a través de una aplicación llamada Etiquetas.

También se puede aprovechar el estándar para leer del mismo modo las tarjetas que Google está distribuyendo para potenciar Hotpot, su plataforma para puntuar y recomendar hoteles, restaurantes y otros establecimientos.

El problema es que, según en qué sitios, estas tarjetas se dejan ver menos que los billetes de 500 euros, ya que la compañía de Mountain View sólo las está distribuyendo entre los comercios estadounidenses. Además de esto, Google también está trabajando en acuerdos con compañías como MasterCard, sin perder de vista su propio sistema Google Checkout (el que se usa para comprar aplicaciones en Android Market) de cara al uso del móvil como sistema de pago.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es la primera vez que una gran empresa intenta potenciar este estándar (lejos quedan ya modelos como el Nokia 6216 Classic, lanzado en 2009) para convertir el móvil en el futuro sustituto de la tarjeta de crédito. En la práctica, la situación no ha cambiado, pero las experiencias piloto se van multiplicando a lo largo y ancho del planeta y en países como España las operadoras están ya negociando su implantación, que en cualquier caso parece que aún se demorará algún que otro año.

Sin salirnos del ámbito inalámbrico, también hemos podido probar el envío y la recepción de archivos por Bluetooth (entre un Nexus S y un Nexus One, para que todo quede en familia) sin necesidad de emparejar los dispositivos ni introducir claves. Y tampoco falta el tethering para compartir la conexión de datos del Nexus S, ya sea a través de la función "Zona Wi-Fi portátil" o recurriendo al "Anclaje de USB".

Mononúcleo, pero matón
Se le ha criticado mucho a este Nexus S que no tenga doble núcleo. Pero el chip Hummingbird que calza, desarrollado por Samsung y que integra un procesador ARM Cortex A8 a 1 GHz y una unidad gráfica PowerVR SGX540, no deja de ser una pieza bien dotada y con un potencial gráfico bastante destacable.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Dos ejemplos de juegos que se pueden descargar gratuitamente de Android Market: Gun Bros (arriba) y Dungeons Defenders: First Wave.

Pensando en los videojuegos, eso sí, el problema está en que el catálogo de títulos con gráficos 3D disponibles en Android Market es todavía algo limitado con comparación con el del iPhone, que actualmente marca la referencia en esta materia.

Y si bien ya vimos que, por motivos de hardware, el terminal no puede cargar los juegos de Tegra Zone, al menos un título inicialmente exclusivo de la plataforma de Nvidia como "Dungeon Defenders", que emplea el potente motor gráfico "Unreal Engine 3", ya tiene una versión compatible con este Nexus S.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ausencia de una ranura para tarjetas microSD también ha despertado críticas, pero al menos el equipo dispone de 16 GB integrados, que en la práctica se traducen en 13,3 GB de almacenamiento real y unos 800 MB libres para instalar aplicaciones, por lo que la mayoría de usuarios no deberían tener problemas de espacio.

Sus 512 MB de RAM le permiten trabajar con varios procesos de fondo con cierta soltura, aunque tampoco hacen milagros. Que nadie espere andar escuchando música y jugando a "Angry Birds" mientras Google Maps Navigation monitoriza una ruta de fondo -por citar una situación rocambolesca- sin que ello suponga algún que otro momento de congelación gráfica.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Google Maps Navigation ya admite rutas a pie a través de calles peatonales igualmente representadas en Street View, que se controla arrastrando un monigote virtual hacia el punto al que queramos avanzar.

El navegador GPS de Google, aunque a estas alturas casi no haga falta repetirlo, es por supuesto una de las mejores aplicaciones que viene preinstaladas de serie. A todo su conocido bagaje de posibilidades ya se sumaron hace unos meses otras como la navegación peatonal, acompañadas mejoras generales de Google Maps como las imágenes de Street View de calles igualmente pensadas para viandantes.

Gmail y Facebook, cada uno en su sitio
Si bien el Nexus S puede aprovechar sus conexiones HSDPA y Wi-Fi (802.11 b/g/n) para acceder a Facebook ya sea a través del navegador web o desde su correspondiente aplicación del Android Market, esta última no tiene en Android 2.3.3 el privilegio de sincronizar sus contactos -o más bien intentarlo, porque lo más normal hasta ahora es que los duplique- con la agenda del teléfono.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Google quiere forzar así a que la compañía de Marck Zuckerberg sea recíproca a la hora de cruzar datos, ya que Facebook sí que puede acceder a los de las cuentas de Google pero no a la inversa. Quien se haya dedicado a ajustar la lista de contactos para que éstos coincidan con los de la popular red social e importe su cuenta de Gmail a un Nexus S, por tanto, habrá invertido su tiempo -que puede ser mucho- para nada.

No hay recortes de prestaciones, en cambio, en el navegador web. Además de lo anteriormente señalado sobre el sistema de selección de texto, el "plug-in" para tecnología Flash ha sido convenientemente actualizado a su última versión 10.2. Otros navegadores como Firefox 4 carecen aún de él, pero la alternativa de Mozilla incluye interesantes opciones de sincronización con su edición de escritorio.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La versión web de Android Market es un cómodo medio para descargar aplicaciones al Nexus o cualquier otro teléfono con Android.

Esto de la gestión remota desde el ordenador es precisamente la novedad más destacable que hemos podido probar en lo relativo a Android Market: su recientemente estrenada versión web. Si bien ya se podía guardar una copia en la nube de las aplicaciones instaladas para conservarlas en caso de cambiar de teléfono, ahora ésta puede monitorizarse cómodamente desde el ordenador.

Materias en las que ya se habían iniciado firmas como HTC en sus androides (como dimos cuenta al analizar el Desire HD), acompañadas en este caso de la ventaja de que no importa la marca de los dispositivos que usemos.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El mensaje con el que nos hemos encontrado al intentar comprar equipamiento para un personaje del juego Gun Bros.

También es importante -sobre todo para los desarrolladores- el pistoletazo de salida al pago dentro de las aplicaciones. Mientras se escribe este análisis, eso sí, las llamadas in-app purchases requieren una versión de Android Market que de momento no ha sido lanzada por Google al menos en España.

Austeridad multimedia
No es el Nexus S un terminal en el que las posibilidades de ocio audiovisual sean especialmente destacables respecto a otros smartphones. De hecho, carece de sintonizador de radio FM y lleva un sencillo altavoz monoaural -las dos incisiones situadas en la parte trasera al lado de la cámara- que, si bien consigue una potencia satisfactoria, queda prácticamente silenciado con sólo acercarle el dedo.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara de 5 megapíxeles, dotada de autoenfoque y flash de tipo LED, proporciona una calidad de imagen media, en la línea de lo que se estila en el mismo iPhone 4, si bien el procesado posterior de las tomas no está tan bien resuelto como en el teléfono de Apple. Además, el Nexus no graba vídeo en HD, quedándose con unas secuencias de 720 x 480 píxeles a 30 fotogramas por segundo.

Muestras: 5 MP
Las capturas se han realizado con un Google Nexus S
las capturas se han realizado con un google nexus s
las capturas se han realizado con un google nexus s
las capturas se han realizado con un google nexus s

Por el resto, nos encontramos con un captor frontal para realizar videollamadas en resolución VGA (640 x 480 píxeles) y un reproductor musical con las opciones más típicas, además de unos cascos de diseño intra-auricular en la caja. No hay salida HDMI y nos han sorprendido las limitaciones del equipo en lo que a la compatibilidad con formatos de vídeo se refiere.

Aunque las especificaciones oficiales del Nexus S citen códecs como DivX y XviD, lo cierto es que el reproductor que viene preinstalado de serie no llega a reconocerlos (curiosamente, sí que previsualiza las miniaturas de vídeos MKV, pero no consigue reproducirlos).

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La ya clásica galeria de imágenes de Android.

Basta una incursión en Android Market para descargar un reproductor alternativo y gratuito que solucione la papeleta y además brinde soporte para subtítulos, aunque conviene ir probando varios hasta dar con uno que mueva los vídeos de forma fluida.

Nexus a pesar de todo
Está claro que el Nexus S no es un smartphone muy indicado para quien esté más interesado en las últimas novedades de hardware -NFC aparte- que en las de software. Pero no deja de ser un Nexus, lo que lo convierte en la apuesta más segura -sin entrar en el terreno de las ROM alternativas- para no tener que esperar meses a la hora de actualizarse a las próximas versiones de Android.

Con todo, Google y Samsung ya podrían haber creado un dispositivo cuya hoja de características no se pareciese tanto a la del Galaxy S. Y más cuando este último ya tiene listo un sucesor -el Galaxy S II, para más señas- con mejoras como el doble núcleo, la grabación de vídeo HD o la pantalla Super AMOLED Plus, enésima revisión de la tecnología de diodos orgánicos de la firma surcoreana.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sí que hemos encontrado, no obstante, una mejora bastante significativa en este Nexus S respecto al susodicho Galaxy S: a pesar de que el nuevo Google Phone emplee en España un panel Super Clear LCD -o al menos así sucede con las unidades distribuidas por Vodafone y The Phone House-, su autonomía es bastante superior.

Un uso muy intensivo (especialmente si nos viciamos mucho con algún videojuego) no impedirá que tengamos que recargar su batería diariamente, pero si sólo dejamos el 3G activo para actualizar constantemente la bandeja de entrada del correo electrónico y acumulamos una media hora de conversación telefónica al día repartida en distintas llamadas, logra sin problemas unas dos jornadas completas de autonomía.

Google Nexus S
Google Nexus S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un smartphone que, en definitiva, supone una buena alternativa dentro de la gama alta para quien busque un sistema operativo más "libre" que el del iPhone y más fluido que plataformas en retroceso como Symbian, aunque su faceta multimedia queda algo en evidencia al compararse con las de otros androides.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar