Actualidad

NEC crea un chip que abre las puertas a un reproductor híbrido de HD DVD y Blu-ray

 
6
OCT 2006

Puede que la reedición de la guerra de formatos, ahora en su versión de alta definición, acabe sin vencedores ni vencidos. NEC, uno de los principales adalides del HD DVD, ha sorprendido con el anuncio de un chip capaz de acomodar ambos estándares, abriendo las puertas al posible nacimiento de un reproductor híbrido.

Sin extraer conclusiones precipitadas, llama poderosamente la atención que NEC, principal compañero de viaje de Toshiba en la defensa del HD DVD -al menos en el ámbito de la electrónica de consumo-, haya anunciado el desarrollo de un chip compatible tanto con este formato como con el Blu-ray.

El ingenio, que podría poner fin a la guerra entre ambas tecnologías, hace posible -asegura la compañía- la creación de un reproductor de alta definición híbrido. El chip comenzará su andadura en abril de 2007, pero es poco probable que un reproductor híbrido vea la luz a corto plazo.

A pesar de su carácter oficial, lo más prudente es tomarse con reservas el anuncio. Cabe recordar que no es la primera vez que una compañía habla de dispositivos compatibles con ambos estándares. Nombres como LG o Pioneer han contradicho oficialmente las informaciones al respecto que resonaban por los más diversos mentideros de la red.

Primer paso
El microprocesador, por sí solo, no garantiza la aparición del soñado reproductor de doble compatibilidad. Para ello, serán necesarios -entre otros- componentes ópticos duales, como los que actualmente desarrolla Ricoh.

Además, para hacer el proyecto realidad sería necesario que hubiera compañías dispuestas a pagar los derechos de explotación de las dos tecnologías, cuyas patentes sujetan celosamente sus impulsores.

Más allá de los detalles legales, los componentes que de por sí son necesarios para crear tanto un reproductor Blu-ray como un HD DVD requieren una gran inversión. Puede que el dispositivo no sea tan caro como los dos por separado, pero seguro que implicará un desembolso generoso por parte del consumidor.

Por ahora, la reacción de los demás fabricantes varía desde el rechazo a la hibridación, pasando por una aceptación hipotética. Al final, el consumidor decidirá y las compañías de electrónica -como es lógico- se adaptarán a la demanda.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar