Actualidad

Disponible en julio por 300 dólares, el nuevo Final Cut Pro X de Apple viene cargado de automatismos

 
13
ABR 2011

Ni Final Cut Pro 8 ni Final Cut Express 5. La nueva versión del popular software de edición de vídeo de Apple se llama Final Cut Pro X y fue presentada ayer en el salón NAB de las Vegas. Repleto de ajustes automáticos y con una interfaz totalmente rediseñada, el recién nacido programa saldrá a la venta por unos 300 dólares, un precio mucho más asequible que el de las anteriores versiones.

Definido por algunos medios especializados como una especie de iMovie Pro, lo cierto es que el nuevo Final Cut incluye un amplio surtido de automatismos más propios del software para uso doméstico que del profesional.

Destacan entre ellos el estabilizador de imagen, la detección automática de personas y tamaños de plano para la catalogación de las secuencias, la supresión automática de ruidos en la pista de audio o la posibilidad de igualar el color de dos clips con un solo clic. Buena parte de estos ajustes pueden programarse para que se apliquen de forma automática en el mismo momento en que importamos las secuencias de vídeo a nuestro proyecto.

Según representantes de Apple, Final Cut Pro X ha sido totalmente reprogramado para aprovechar al máximo la potencia de los sistemas de 64 bits. Así, el programa pude sacar provecho a una cantidad ilimitada de memoria RAM para realizar los "renderizados" en segundo plano.

Gracias a esto, Apple asegura que Final Cut Pro X puede mover con fluidez en la línea de tiempo cualquier resolución de vídeo hasta 4K. De la misma manera, el programa es ahora capaz de procesar de forma nativa y eficiente los formatos AVCHD y los vídeos comprimidos en H.264 que generan algunas cámaras réflex.

Final Cut Pro X estará disponible en la Mac App Store (la tienda de aplicaciones para ordenadores Mac inaugurada a principios de año) el próximo mes de julio.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar