Actualidad

Llega una nueva Bigjob con sensor SuperCCD de cuarta generación

 
28
NOV 2003

Paralelamente a su gama de compactas digitales, Fujifilm actualiza su oferta de cámaras orientadas al sector de la construcción. Esta semana, la compañía nipona ha presentado su última máquina digital Bigjob, con el mismo sensor SuperCCD HR que incorpora la FinePix S5000.

La familia de robustas cámaras Bigjob se amplía esta semana con la llegada de la nueva HD-1, destinada al trabajo en las obras o bajo condiciones especialmente adversas. Al igual que el resto de máquinas de esta saga de Fujifilm, la HD-1 es notablemente resistente a los golpes, ofrece un agarre seguro -hasta con guantes de trabajo, garantiza la compañía-, puede mojarse hasta cierto punto y está diseñada para capear las eventuales agresiones del polvo.

La saga de máquinas bigjob, de la que la HD-1 es la última componente, está orientada a los profesionales de la construcción.
La peculiaridad de la nueva máquina es la integración de un sensor SuperCCD de cuarta generación, el mismo del que disfruta otra cámara digital de la compañía dirigida al gran público, la FinePix S5000. Dicho sensor, con un total de 3 megapíxeles efectivos, permite capturar imágenes de hasta 2816 x 1210 píxeles, esto es, de 6 millones de puntos.

Tal como señala Fujifilm en su nota de prensa, el sensor que incorpora la HD-1 permite también trabajar con sensibilidades de 160 a 800 ISO. En este último caso, no obstante, se sacrifica el tamaño de la imagen final, que no puede sobrepasar los 1280 x 960 píxeles.

Entre las principales características de la HD-1, cabe enumerar las siguientes: un objetivo con zoom de 3 aumentos; una pantalla TFT de 1,5 pulgadas, y una ranura para tarjetas de memoria xD-Picture Card.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar