Actualidad

Minolta se pone las pilas con la nueva Dimage A1

 
8
AGO 2003

La esperada fusión Minolta-Konica, hecha oficial esta semana, ha traído consigo la presentación de cuatro nuevas máquinas digitales. De entre ellas, sobresale por sus prestaciones el nuevo buque insignia de la firma nipona: la 5 megapíxeles Dimage A1, relevo de las bien conocidas Dimage 7.

Nueva carcasa, estabilizador de imagen marca de la casa, once puntos de autoenfoque y un zoom 7x (equivalente a un 28-200, en paso universal, con una máxima abertura de f2.8) son algunos de los pequeños adornos que la nueva 5 megapíxeles de Minolta, bautizada Dimage A1, incorpora como tarjeta de presentación.

De entre estos nuevos alicientes, destaca sin duda el sistema denominado Anti-Shake. Se trata de un ingenioso mecanismo montado en la base del CCD que modifica la posición relativa del sensor dentro del cuerpo de cámara, tomando como referencia los datos suministrados por otros sensores externos de la carcasa. De esta forma, el sistema Anti-Shake balancea el CCD con oscilaciones contrarias a los movimientos que sufre la cámara. Se compensa así la inclinación que pueda sufrirse, haciendo posible tomar imágenes sin trepidación con velocidades de hasta tres pasos menos que en el modo normal.

Además de las ya citadas, otras características que deben mencionarse de la nueva A1 son su rango de sensibilidades ISO -desde 100 a 800-, la posibilidad de almacenar las imágenes en los formatos sin compresión TIFF y RAW, y la compatibilidad con los Microdrive de IBM, además de las tarjetas de memoria CompactFlash Tipo I y II.

Otro aspecto que Minolta esgrime como una de las principales prestaciones de la A1 es el denominado 3D Predictive Focus Control, un sistema que ajusta automáticamente el enfoque a un sujeto en movimiento desde el momento en que se pulsa el botón del obturador.

La A1 posee una modesta pantalla TFT de 1,8 pulgadas y su visor es electrónico. Se trata, en concreto, de un monitor de 0,44 pulgadas y 235.000 píxeles de resolución.

El sistema energético, por otro lado, se basa en una batería de ión de litio (NP-400) recargable. Su autonomía aproximada, según datos brindados por la propia Minolta, es de 330 disparos, manteniendo apagada la pantalla TFT y utilizando el flash.

Software y flash también nuevos
Relevo natural de la serie 7 de las Dimage, una de la gama de cámaras más aclamada y odiada al mismo tiempo, la A1 no llega sola. Junto a la presentación de esta cámara, han sido desvelados un nuevo software y un nuevo flash, diseñados expresamente para trabajar en con ella.

El software es un útil programa de control remoto desde el PC. Así, mediante la simple conexión al puerto USB, el usuario puede controlar todos lo parámetros -desde el encuadre hasta el balance de blancos- desde la pantalla del ordenador.

Asimismo, el flash presentado, denominado Program Flash 2500 (D), incorpora el nuevo sistema ADI (Advanced Distance Integration) que permite conseguir -según la firma japonesa- unas imágenes perfectamente expuestas. Este flash no sólo es compatible con la nueva A1, sino también con toda la serie Dimage 7 y las Minolta SLR de película.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar