Actualidad

Adobe Premiere Pro cuenta ya con el soporte de Canopus y Matrox

 
8
JUL 2003

Dos de los fabricantes y desarrolladores más importantes de productos para la edición de vídeo digital, Canopus y Matrox, han anunciado la implementación de soporte en su gama de productos para el nuevo Adobe Premiere Pro. Por su parte, Pinnacle anunció, a principios de mes, su intención de dejar de ofrecer soporte para la línea de productos Adobe Premiere.

Tras el comunicado que Adobe hizo ayer sobre el próximo lanzamiento del nuevo Adobe Premiere Pro, poco han tardado Canopus y Matrox en dar a conocer los preparativos efectuados en sus productos para dotarlos de soporte hacia esta nueva plataforma. Ambas marcas aprovechan el amplio nivel de escalabilidad de la potencia de proceso del nuevo software sobre plataforma Windows XP, así como su amplio nivel de prestaciones, para optimizar el rendimiento de las posibilidades de edición en tiempo real de sus sistemas.

La ventaja, en general, que obtienen todas las plataformas de hardware con soporte para Adobe Premiere Pro, es el aumento de prestaciones, la rapidez de respuesta y la mayor agilidad en la edición. Por otra parte, respetando los requisitos mínimos de los sistemas informáticos indicados por los fabricantes, es posible editar varias capas de vídeo simultáneas sin necesidad de renderizados ni tiempos de espera.

Pinnacle juega sus cartas
El apoyo de Canopus y Matrox a Adobe Premiere contrasta con la política de Pinnacle de potenciar el lanzamiento de sus propias aplicaciones para la edición de vídeo digital. Si bien hasta ahora Pinnacle siempre ha tenido en cuenta los últimos desarrollos del producto estrella de Adobe para la edición de vídeo, el pasado 3 de julio anunció su voluntad de no incorporar el soporte para las versiones posteriores a Adobe Premiere 6.5.

Pinnacle Edition y Pinnacle Edition Pro pasan a ser, así, las nuevas estrellas de su gama profesional de productos para la edición de vídeo no-lineal.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar