Actualidad

Canon da a conocer una esperada pero poco innovadora PowerShot G5

 
2
JUN 2003

Tras mucho ruido durante las últimas semanas, la presentación oficial de la esperada PowerShot G5 se ha materializado ya. Canon Japón ha desvelado las características de su nuevo baluarte en fotografía digital no profesional, que se erige como una discreta actualización de la reputada G3. Tal como se había avanzado, la nueva máquina se sitúa en el rango de los 5 megapíxeles.

Canon ha saciado hoy las expectativas sobre la nueva PowerShot G5 que han precedido su lanzamiento en forma de filtraciones y rumores durante los últimos días en varias páginas web especializadas. La nueva compacta de gama alta está basada en el modelo precedente, la G3, de la que se distingue, básicamente, por un sensor de mayor resolución -5 megapíxeles efectivos- y la carcasa, que en este caso es de color negro. Estas son, en efecto, las dos principales novedades del anhelado modelo de Canon.

La nueva G5, con un sensor de 5,3 megapíxeles totales, actualiza en resolución a la G3.
Capaz de almacenar las imágenes en los formatos JPEG y RAW, la G5 realiza capturas a una resolución de hasta 2592 x 1944 píxeles. Sin más novedades de relieve que ésta, la nueva PowerShot incorpora la tecnología de procesamiento de imagen DiGIC, presente en el modelo anterior, que contribuye a optimizar el consumo de la batería.

A nivel de óptica, la G5 es idéntica al modelo precedente. Así, la máquina está dotado de un objetivo con zoom 4x, equivalente a un 35-140 mm, en formato de 35 mm, y con una máxima abertura de f2.0. La G5 permite regular manualmente el enfoque y dispone de un modo de enfoque macro con un alcance de 5 centímetros.

Una de las características idiosincrásicas de esta popular familia de las PowerShot es, sin duda, su pantalla giratoria. La G5, como no, incorpora también un monitor TFT de 1,8 pulgadas, que puede rotarse en distintas direcciones facilitando ciertas tomas desde ángulos poco ortodoxos.

En la misma línea que el resto de la saga, la G5 dispone de una ranura para tarjetas de memoria CompactFlash Tipo I y II, que ofrece compatibilidad con los discos Microdrive de IBM. De hecho, Canon ofertará la venta opcional de la G5 junto con uno de estos discos duros miniaturizados.

Destaca también en la G5 la presencia de una zapata para la inclusión de unidades de flash externas, preferentemente -señala el fabricante japonés- de la familia Canon Speedlite.

Disponible a finales de junio -asegura Canon Alemania en una nota de prensa-, la nueva G5 tiene un precio aproximado de salida, en Europa, de 900 euros.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar