Actualidad

Tres nuevas compactas, entre ellas la Coolpix SQ, abanderan la gama baja de Nikon

 
18
FEB 2003

Tras innumerables rumores y curiosas filtraciones, Nikon ha desvelado por fin de forma oficial el rostro de sus tres nuevas compactas de la gama Coolpix. Se trata de los modelos SQ, 2100 y 3100, siendo el primero de ellos el más innovador en el catálogo de la compañía japonesa.

La división japonesa de Nikon ha dado a conocer hoy las nuevas compactas de la popular saga Coolpix, objeto de múltiples comentarios y filtraciones en los principales medios y mentideros de la red. De entre ellas, la nueva Coolpix SQ es la novedad más destacable, con un diseño pionero debido a su cuerpo perfectamente cuadrado y su peculiar objetivo rotatorio, idiosincrásica marca de la casa. Las Coolpix 2100 y 3100, por su parte, aparecen como continuadoras de la saga representada por la popular 4300. Ambas cámaras son muy similares en prestaciones, pero pertenecen a rangos de resolución distintos.

De arriba a abajo, las nuevas Nikon Coolpix SQ (en la segunda imagen, con la base de recarga), 2100 y 3100.
Nikon Coolpix SQ, el habitual golpe de efecto de Nikon

La actuación promocional de Nikon con respecto a su última novedad de cuerpo rotatorio, la Coolpix SQ, derivó en una filtración que pasará a la historia por un imperdonable pecado de ingenuidad del fabricante japonés. Hoy, con su presentación oficial, la pequeña compacta de Nikon ya ha dejado de ser un secreto mal guardado para convertirse en la novedad más destacable de la nueva gama baja de la compañía.

Completamente automática, de la Coolpix SQ destaca sobre todo su cuerpo cuadrado, con unos 8 centímetros por lado, en el que puede distingue un original concepto de rotación del objetivo. Éste, con un zoom óptico 3x equivalente a un 37-111 mm en paso universal, es uno de los rasgos más notables de la nueva compacta, que viene avalada también por un sensor CCD de 3,1 megapíxeles efectivos, capaz de registrar imágenes en JPEG de hasta 2016 x 1512 píxeles.

La Coolpix SQ es, asimismo, la primera cámara de Nikon que utiliza un cradle o soporte de recarga de la batería y transferencia de archivos al ordenador. Se trata del Cool-Station MV-10), con la cual Nikon emula en cierto modo el concepto EasyShare de Kodak.

De entre el resto de características de la Coolpix SQ, destacan los 15 modos de exposición preprogramados; el enfoque macro de hasta 4 centímetros; la pantalla TFT de 1,5 pulgadas, que suple la ausencia de un visor óptico, y la delgada batería recargable incluida de ión de litio, que atorga una autonomía de hasta 65 minutos -dice Nikon- a la cámara.

Nikon Coolpix 2100 y 3100, dos complementos para la 4300
Cámaras hermanas, tal como Nikon las califica en su nota de prensa, las nuevas Coolpix 2100 y 3100 comparten casi la totalidad de sus características. Continuadoras -que no sucesoras- de la Coolpix 4300, los nuevos modelos poseen unos sensores, respectivamente, de 2 y 3,2 MP efectivos.

Ambas cámaras poseen un objetivo de distancia focal variable, equivalente, en paso universal, a un 38-115 mm, capaces de efectuar un enfoque macro a una distancia máxima de 4 centímetros del sujeto. La máxima abertura, en gran angular, de la 2100 es de f2,6, siendo de f2,8 la de la 3100.

Las nuevas 2100 y 3100 poseen 14 modos escénicos preprogramados; disponen de una pantalla TFT de 1,5 pulgadas, y se venden con 2 baterías recargables de Ni-MH.

Las cámaras difieren, dejando aparte los rasgos ya reseñados, en pequeños aspectos tales como la resolución de la pantalla TFT -mayor en la 3100- o la duración de las secuencias de imágenes -prácticamente 3 veces mayor en el caso de la 3100.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar