Actualidad

Un inocente desliz de Nikon permite filtrar información sobre la nueva Coolpix SQ

 
11
FEB 2003

Nikon ha pecado de ingenuidad y ha constatado -en carne propia- que los caminos de Internet no son del todo inescrutables. Un notable descuido en la campaña para la presentación de su próxima cámara digital ha propiciado la filtración de su nombre -Coolpix SQ- y de la primera imagen de ésta.

La tradicional campaña de promoción basada en el suspense que Nikon realiza cada año con vistas a la feria PMA de Las Vegas se ha ido parcialmente al traste. Un considerable despiste a nivel de programación ha facilitado el libre acceso a información teóricamente reservada sobre una de sus próximas novedades en fotografía digital, la cámara -o saga de cámaras- Coolpix SQ.

A juzgar por las imágenes filtradas, la nueva SQ de Nikon, aparentemente pequeña y compacta, imprime un renovado estilo a la gama Coolpix.
El desliz de la compañía nipona ha supuesto la revelación, con unas semanas de antelación, del nombre oficial de la nueva cámara, así como de una imagen que desvela su aspecto frontal.

Cualquier otro tipo de información sobre el nuevo producto está aún por conocer, y se prevé que Nikon no ofrecerá más datos hasta los días previos al PMA, que abre sus puertas el próximo 3 de marzo.

Bendita inocencia
El descuido de Nikon no ha sido, ni mucho menos, un reto para el más hábil de los hackers. Sirviéndose de la lógica más elemental, cualquier usuario habituado a Internet podría haber desbaratado la pomposa campaña de la compañía.

Dicha campaña está basada en la publicación periódica de una serie de clips correlativos, cada uno de los cuales contribuye a aumentar la intriga sobre la nueva cámara de la compañía, de la que oficialmente no se conoce ningún dato.

Accesibles desde la página nikon-coolpix.com, los clips -archivos elaborados en Flash- se descargan desde direcciones URL perfectamente visibles para cualquier usuario. El error de los programadores de Nikon no ha sido otro que el de terminar tales direcciones con una denominación correlativa de los clips en Flash: phase1.swf, phase2.swf, etc.

La lógica, en esta ocasión, se impone, e invita a cualquier internauta inveterado a sustituir la parte numérica del archivo .swf (extensión correspondiente a los archivos Flash) por su consiguiente correlativo: phase3.swf, phase4.swf, etc. Ello permite, en definitiva, acceder hasta el último de los clips, en el que aparece la imagen y el nombre de la nueva cámara.

Ante el descubrimiento de su pequeño secreto, Nikon ha actuado rápido y ya no es posible acceder a los últimos clips de la campaña, que sigue su curso como si nada hubiera sucedido.

De esta anécdota, resulta irónica la sentencia que aparece en el segundo de los clips de Nikon, apelando directamente a la conciencia del internauta: "Tú no sabes qué es", reza el título, en referencia al "enigma" -dice la compañía- que está a punto de desvelar.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar