Actualidad

La japonesa Che-ez se apunta a la moda de cámaras pequeñas y delgadas

 
10
ABR 2002

La compañía Che-ez, fabricante de peculiares y vanguardistas cámaras compactas digitales, comercializará en Japón la llamada Moni-Me. Se trata de una cámara delgadísima, en la línea de los últimos modelos de Casio y Axia.

Primero fueron las Exilim de Casio, con 12 milímetros de grosor; en apenas tres días, la filial de Fujifilm, Axia, presentaba la cámara Eyeplate, de tan sólo 6 milímetros. Ahora, el sorprendente fabricante japonés, Che-ez ha presentado una nueva cámara ultradelgada, la Moni-Me, que luce un estilizado cuerpo de 19 milímetros de grosor. No se trata de ningún récord, pues, pero la nueva Che-ez no deja de inscribirse por ello en la nueva onda de cámaras pequeñas, delgadas y económicas.

Como sucede con todas estas diminutas cámaras de bolsillo, la Che-ez Moni-Me incorpora un sensor de imagen CMOS de baja resolución; concretamente, de 0,3 MP, con los que puede capturar imágenes de hasta 640 x 480 píxeles. Al igual que sus homónimas, no dispone de ranura para tarjetas de memoria adicionales, y ofrece en su defecto 4 MB de memoria flash interna para almacenar las fotografías. Sí incorpora pantalla LCD, aunque de tan sólo 1,5 pulgadas de tamaño. La lente, como es de esperar, es de distancia focal fija, equivalente a un 45 milímetros en paso universal.

La Moni-Me mide tan sólo 7 centímetros de ancho por 5,5 de alto, y su peso aproximado -sin las pilas alcalinas- es de 60 gramos.

Artículos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar