Actualidad

La nueva Casio Exilim Card EX-S500 toma el relevo de la pionera S100

 
9
JUN 2005

Casio ha ampliado hoy a dos el número de componentes de la escuálida familia Exilim Card. A la primigenia S100 le hace compañía ahora la S500, con más píxeles (5 millones), un poco más de pantalla (2,2 pulgadas) y un objetivo más luminoso (f2.7-5.2). Casio no aclara si la recién llegada incorpora, como la S100, una óptica de material cerámico.

Los 5 megapíxeles de resolución y los 16,1 milímetros de grosor de su cuerpo se perfilan como un potente anzuelo para el fotógrafo ocasional. Orientada precisamente a este público, hoy ha asomado su cabeza entre la nutrida oferta de cámaras ultracompactas de Casio la Exilim Card EX-S500, en los colores blanco, gris y naranja.

El reducido tamaño de la carcasa es uno de los principales atractivos de la Exilim Card EX-S500.
La nueva cámara se erige como sucesora de la compacta de 3 megapíxeles S100, la primera de la saga Exilim Card y cuyo principal rasgo de identidad era el pequeño objetivo de material cerámico desarrollado por la propia Casio.

En las especificaciones de la S500 que ha hecho públicas hoy Casio, se detalla que el objetivo consta de 6 lentes -una de ellas asférica- organizadas en 5 grupos. Esto y el aspecto que presenta el objetivo al desplegarse hacen pensar que el fabricante ha abandonado el material cerámico en su construcción.

La nueva óptica, en cualquier caso, ha visto notablemente mejoradas sus prestaciones. Se trata de un zoom de 3 aumentos (38-114 milímetros, en paso universal) que luce una luminosidad de f2.7-5.2; una relación de diafragmas mucho más holgada que la del modelo original, de f4-6.6.

La pantalla de 2,2 pulgadas y casi 85.000 píxeles de resolución es otro de los principales reclamos de la S500. El monitor TFT de la S100, recordémoslo, redondeaba su longitud en 2 pulgadas.

Otra prestación que Casio subraya es el denominado Anti Shake DSP, un sistema presumiblemente digital -que no óptico- de estabilización de imagen, sobre el que la compañía evita dar demasiados detalles técnicos.

Automática, cómo no

La S500 conserva el espíritu de cámara de apuntar y disparar del que están imbuidas la inmensa mayoría de cámaras ultracompactas. La nueva cámara ofrece algunas concesiones manuales al fotógrafo, como la posibilidad de compensar la exposición o cambiar la sensibilidad (de 50 a 400 ISO).

Casio Exilim Card EX-S500
Casio Exilim Card EX-S500

A diferencia de lo que sucedía con la S100, con la S500 pueden escogerse hasta tres modalidades de medición distintas: puntual, central y matricial. Ambas cámaras comparten el generoso surtido de modos escénicos Bestshot, si bien la S500 rebasa la treintena de opciones disponibles.

La S500 almacena las imágenes en tarjetas de memoria SD Card y MMC, además de disponer de poco más de 8 MB de memoria interna. La cámara captura vídeo codificado en MPEG-4 y a una resolución de 640 x 480 píxeles, con el único límite del espacio de almacenamiento disponible.

Casio Exilim Card EX-S500
Casio Exilim Card EX-S500

Casio no ha comunicado el precio de lanzamiento de su nueva Exilim Card EX-S500, que se venderá con una batería de ión de litio y una base de recarga y conexión (al ordenador y al televisor). La nueva compacta saldrá a la venta -por lo menos en Japón- a principios de esta veintena.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar