Actualidad

Kodak pone el punto final a la producción de sus réflex DCS Pro SLR/c y SLR/n

 
1
JUN 2005

Recolocación de recursos en aquellos sectores en los que la posición de la marca es más fuerte. La apuesta por las cámaras compactas es la razón que esgrime Kodak para justificar el cese definitivo de la producción de sus dos únicas réflex digitales vigentes, las DCS Pro 14 SLR/c y SLR/n. La medida surtirá efecto a finales de este mismo mes.

Los distribuidores de Estados Unidos fueron los primeros en conocer por boca de Kodak, ayer, el negro futuro que aguarda a las DCS Pro SLR/n y SLR/c. A partir de ahí, la noticia no tardó en propagarse en la red: a partir del 31 de junio, las dos únicas máquinas réflex digitales de Kodak dejarán de producirse y quedarán definitivamente descatalogadas.

Fuentes de Kodak España, además de corroborar estas informaciones, han asegurado a QUESABESDE.COM que se mantendrán vigentes todas las garantías y el servicio de posventa para los actuales usuarios de ambos modelos. Las actualizaciones del firmware de las cámaras y del software que las acompaña están también garantizadas.

Aunque la noticia certifica algo que ya dejaba entreverse -las réflex digitales de Kodak no pasaban por su mejor momento tras el bache de la 14n-, la pregunta es si la marca volverá a apostar por las SLR o se dedicará en exclusiva a las compactas digitales.

En este sentido, los responsables de la marca han mostrado a este medio su escepticismo sobre la reaparición del alguna SLR digital con la rúbrica de Kodak. La presencia en el sector profesional -aseguran- se mantendrá a través de la fabricación de sensores CCD y CMOS para otros fabricantes, así como dispositivos de impresión, consumibles y programas para la gestión del flujo de trabajo de los fotógrafos profesionales.

16 meses de historia
Los dos modelos fueron presentados en febrero del pasado año, con la complicada tarea de tomar el relevo de la polémica DCS Pro 14n.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El cambio del sensor CMOS de formato completo y 14 millones de píxeles de resolución -que tantos problemas de ruido había generado en el modelo original- y el aumento del rango de sensibilidades fueron los principales argumentos de la DCS SLR/n, dotada de montura Nikon.

Pocas semanas después, Kodak sorprendía con la vuelta a lo que durante años había sido una práctica habitual para la compañía y para la saga de réflex DCS: presentar un mismo modelo con montura para Canon. La DCS Pro SLR/c fue la elegida para recuperar esta tradición.

Ninguna de las dos consiguió una implantación notable en el segmento profesional, pese a lucir durante un tiempo la resolución más alta del mercado y precios más bajos que los modelos de la competencia.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar