Opinión

El rey de la montaña

 
9
MAY 2005

La Nikon D50 me ha sorprendido, lo reconozco. Primero, porque no la esperaba, y segundo, por ser... como es. Pero no escribo hoy para dar caña a Nikon y su D50, discurso ya un tanto cansino, sino para dilucidar sobre su tarjeta de memoria, la SD Card. Y es que resulta curioso, tal vez porque es la primera Nikon SLR digital que utiliza este tipo de tarjeta.

Curioso, sí, pero comprensible. Las SD Card se están convirtiendo en el estándar -o mejor dicho, en el soporte preferido- del mundo compacto, y si la D50 pretende ser el puente entre las compactas y las réflex... blanco y en botella. No hay mucho más que discurrir; las cosas cambian que es una barbaridad.

Las SD Card se están convirtiendo en el estándar del mundo compacto

Una de las primeras cámaras con doble zócalo que recuerdo era la Olympus E-20. Aceptaba tarjetas Smartmedia y CompactFlash. Las primeras están ya hoy totalmente muertas y enterradas, y hasta hace bien poco las segundas eran las reinas indiscutibles del panorama digital.

Pero las cosas, como ya he dicho, han cambiado. Al igual que pasó con los vídeos VHS, Beta y Sistema 2000, los soportes de almacenamiento digital pugnan entre sí para hacerse con la posición dominante. La única diferencia es que en esta ocasión la guerra es más encarnizada, salvaje... y entre muchos más.

CompactFlash, xD-Picture Card, SD Card, MMC, MemoryStick... amén de otros formatos como el RS-MMC, los Microdrive o algunos otros que aún no han visto la luz, más allá de alguna nota de prensa... Todos en dura pugna por ser no sólo los números uno, sino los únicos.

Son ya decenas los tipos de dispositivo (cámaras, ordenadores, microondas) que utilizan tarjetas de memoria SD Card para su funcionamiento

De un tiempo a esta parte, la cosa estaba clara: las réflex digitales usaban CompactFlash, pues las CompactFlash eran las reinas del baile. Y punto. Si los modelos estrella usaban este tipo de tarjetas, por algo sería. Pero los tiempos han cambiado. Por un lado, las réflex ya no recurren sólo a las CompactFlash; la Canon EOS-1D Mark II usa SD Card y CompactFlash, y la nonata Nikon D50 emplea sólo SD Card.

Y no únicamente las réflex. Hoy día, las cámaras son cada vez más minúsculas y el espacio requerido para un zócalo y la circuitería CompactFlash es un lujo que muchas cámaras no pueden o no quieren -o ambas cosas- permitirse.

Y es aquí donde las SD Card tienen mucho que decir. Porque las xD-Picture Card, aunque muy interesantes por su capacidad potencial y su tamaño físico, no acaban de superar a las SD Card. Habrá quien opine que son las propias Olympus y Fujifilm quienes no quieren que el formato xD-Picture Card se convierta en un estándar. Sin embargo, creo yo que hay algo más que una simple postura de mercado.

No hay que buscar mucho para darse cuenta de que, a diferencia de las xD-Picture Card, son ya decenas los tipos de dispositivo -cámaras, ordenadores, hornos microondas...- que utilizan tarjetas de memoria SD Card para su funcionamiento.

El futuro -o el presente- es la interconectividad entre aparatos y la forma más sencilla de lograrlo es construyendo un estándar

El futuro -o el presente- es la interconectividad entre aparatos, y la forma más sencilla de lograrlo, si hay soportes de almacenamiento de por medio, es construyendo un estándar. Pasar unas fotos de una CompactFlash al disco duro y luego de éste a una tarjeta SD Card para verlas o enviarlas con un PDA es un jaleo, y eso de trasmitir las fotos de la cámara a la agenda por Bluetooth o infrarrojos es -de momento- una fantasía.

Es mucho más sencillo hacer la foto, sacar la tarjeta de un aparato y meterlo en otro directamente. El ser humano es vago por naturaleza.

No se trata de que sea la mejor, sino de que sea la más extendida. Que una xD-Picture Card tenga un potencial desarrollo tecnológico más prometedor que una SD Card no importa, porque el ser humano vive el ahora.

Lo que hoy se llama SD igual mañana se llama DS. Al paso que vamos, quizás antes de que el lector termine de leer estas líneas se ha presentado una nueva tarjeta... Habrá que mirar la sección de noticias de QUESABESDE.COM.

La columna de opinión Enfoque diferencial se publica normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar