Actualidad

El mercado fotográfico digital comenzará a perder fuerza a partir del 2007

 
2
MAY 2005

El crecimiento exponencial del mercado fotográfico digital parece tener los días contados. Así concluye un duro informe de IDC en el que se critican las políticas adoptadas por los fabricantes durante este tiempo y se pronostica que el crecimiento se mantendrá dos años más; para el 2007, el mercado ya notará la pérdida de ritmo.

La renombrada consultora IDC ha puesto fecha al fin del crecimiento que durante los últimos años ha experimentado el sector fotográfico digital. Según su informe de predicciones, el rápido y prematuro crecimiento del mercado provocará que la industria digital pierda fuerza dentro de tan sólo dos años.

Concretamente, hasta el 2007 se mantendrá el ritmo actual, alcanzándose la cifra -estima IDC- de 94 millones de cámaras vendidas durante el 2006. Sin embargo, desde ese momento la situación se calmará y el descenso será ya palpable en 2009, cuando las ventas se hayan reducido a 82 millones de aparatos.

Demasiado temprano
El informe habla de varios motivos por los que se habría llegado demasiada pronto a la cumbre del mercado. Se ha perdido la oportunidad -explican- de sustituir toda la flota de cámaras tradicionales de película y han aparecido otros tipos de dispositivos capaces de capturar imágenes digitales, como los teléfonos móviles.

El estudio también critica la actitud de los fabricantes que se han obsesionado en las prestaciones de las cámaras en lugar de dirigirse a un mercado más amplio, donde existe un público potencial que hasta ahora no se había acercado a la fotografía.

El resultado de esta política será que una vez ocupado el espacio dejado por las cámaras de película -lo que provoca el rápido crecimiento de estos años- ya no habrá otro hueco que cubrir y se ralentizará el crecimiento del mercado.

Precios a la baja
Chris Chute, analista de imagen digital de IDC, considera también que las cámaras siguen siendo vistas como un periférico del ordenador, y que nunca llegarán a ser tan omnipresentes como en su día lo fue la película fotográfica.

Respecto a las tendencias de compra, Chute también advierte sobre un cambio en las preferencias de los consumidores. La resolución pierde importancia y, en su lugar, el precio pasa a ser el aspecto fundamental. De hecho, el precio medio en Estados Unidos bajará de 340 a 295 dólares a lo largo de este año, y en el 2009 se establecerá en torno a los 200 dólares.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar