Actualidad

La guerra de Iraq y sus consecuencias acaparan los Pulitzer 2005 de fotografía

 
5
ABR 2005

Como era de esperar, el conflicto de Iraq se ha alzado, por segundo año consecutivo, como el tema preferido para el jurado de los premios Pulitzer en el apartado de mejor fotografía. Los galardones, unos de los más prestigiosos y veteranos del sector fotoperiodístico, han premiado tanto las instantáneas de los combates, como la recuperación en un hospital estadounidense de un joven iraquí herido en una explosión.

Las imágenes de Deanne Fitzmaurice para el San Francisco Chronicle recibieron ayer el premio Pulitzer 2005 a la mejor fotografía. Se trata de un ensayo fotográfico en blanco y negro donde la reportera retrata los esfuerzos realizados en el hospital de Oakland para salvar la vida de un joven iraquí herido en una explosión.

El jurado también ha querido reconocer la labor de los profesionales de la agencia Associated Press. Para ellos ha sido el premio a la mejor serie de imágenes de actualidad, por las fotografías de los sangrientos combates en las ciudades iraquíes.

Foto: Deanne Fitzmaurice (San Francisco Chronicle)

Los premios Pulitzer cuentan con una dotación de 10.000 dólares para cada premio y son concedidos anualmente por la Universidad de Columbia. En la lista de galardonados hecha pública, también se mencionan algunos de los trabajos finalistas en las categorías fotográficas.

Foto: Muhammed Muheisen (AP)

Así, entre los nominados a la mejor fotografía, se encuentran Jim Gehrz, del periódico Star Tribune de Minneapolis, por el retrato de una mujer soldado, y Luis Sinco, de Los Angeles Times, que también ha fotografiado a los soldados estadounidenses durante la guerra de Iraq.

En el apartado de imagen informativa, junto a AP, también han estado nominadas las fotografías sobre el tsunami del sudeste asiático tomadas por Arko Datta para Reuters y para los fotógrafos del diario Palm Beach Post por la cobertura de los huracanes de Florida.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar