Opinión

Cuatro megapíxeles de los de antes

1
14
MAR 2005

Ser periodista -o intentarlo- tiene sus ventajas. Una de ellas es que las grandes novedades fotográficas suelen llegar a mis manos, aunque sea fugazmente, con bastante antelación. Digo esto porque me acuerdo del día que toqué por vez primera una Canon EOS-1D. Recuerdo que estaba en manos de un fotógrafo de un periódico de tirada nacional; acababan de llegar a España y él era el primer madrileño -que yo sepa- que la tenía en propiedad.

Era negra como el azabache, y disparaba fotos como una ametralladora. ¡Cuatro megapíxeles!, decía su dueño a los tristes poseedores de las Nikon D1... ¡Cuatro! Y vaya cuatro megapíxeles. Portadas, dobles páginas, incluso pósteres hizo esa máquina.

Recuerdo cuando toqué por vez primera una Canon EOS-1D: ¡Cuatro megapíxeles!, decía su dueño a los tristes poseedores de las Nikon D1

Durante unos cuantos meses nadie se quejaba -o casi nadie. Los que más alzaban la voz -cuatro o cinco- decían que la diapo era mejor. Pero por regla general, todos alucinábamos con el nuevo engendro canonista. Era simplemente perfecta.

Pero pasó el tiempo y la perfección se perdió en el olvido, dejando espacio a las críticas y carencias. Que si en RAW no era tan rápida, que si el flash no iba bien, que si cuatro megapíxeles no eran ya suficientes... "No eran ya", curiosa expresión. ¿Acaso los megapíxeles mermaban con el paso de los meses?

La respuesta es no. Lo que sí que ha mermado es la capacidad de quienes tienen la sartén por el mango (léase, en este caso, los jefes de la prensa gráfica) para evaluar qué es un megapixel y para qué lo queremos. Una foto de periódico, en blanco y negro y del tamaño de una postal -en el mejor de los casos- no necesita ocho megapíxeles. Incluso con dos sobran, y si no que se lo digan a quienes han estado usando -y siguen haciéndolo- las Nikon D1.

Pero pasó el tiempo y los críticos decían que cuatro megapíxeles no eran ya suficientes. ¿Acaso los megapíxeles mermaban con el paso de los meses?

El caso es que todo cambió un día en que en una mesa de redacción se seleccionaba la foto de portada del día siguiente. A la izquierda estaba la del fotógrafo del periódico: perfecta, tirada con una Canon EOS-1D. A la derecha, la de un fotógrafo de agencia: perfecta y virtualmente idéntica, puesto que ambos fotógrafos tomaron la instantánea uno pegado al otro.

En el segundo caso, la cámara era una EOS-1Ds. La focal era muy similar, un 300 mm en la primera y un 400 mm en la segunda, con lo que la multiplicación focal casi igualaba este parámetro.

Al final, la respuesta del jefe fue que la mejor era la de la agencia, que tenía más resolución. Poco importaba que la foto saldría a 13 x 18 centímetros -como mucho- en un papel de periódico. Sólo importaba que era más grande.

Si una cámara de hace dos años era buena con cuatro megapíxeles, hoy debería también serlo

A raíz de esta anécdota, me di cuenta de que los megapíxeles evolucionan, o más bien degeneran. Si una cámara de hace dos años era buena con cuatro megapíxeles, hoy debería también serlo, pero ya no lo es. Nos esforzamos por repetir que los píxeles no lo son todo, pero la cabezonería del homo mal llamado sapiens sigue erre que erre. Burro grande...

Por eso, las SLR digitales de hoy día rebosan de resolución. Ocho megapíxeles la Canon EOS-1D Mark II, doce la Nikon D2X, 16 la EOS-1Ds Mark II... suma y sigue. Con esta mentalidad, no resulta extraño que a la Nikon D2H la pusieran a caldo sin ni siquiera probarla. No era buena, cierto, pero es que aunque lo hubiera sido, el simple hecho de tener cuatro millones de puntos ya la crucificaba para el resto de su existencia.

Por todo esto, yo quiero que mi próxima cámara tenga píxeles de los de antes, de los que me dejaban hacer una doble página, de los que me daban calidad y definición, nitidez y casi casi un beso antes de ir a trabajar. Si los cuatro megapíxeles de hoy ya no me valen, dejadme que suspire por cuatro megapíxeles de los de antes.

La columna de opinión Enfoque diferencial se publica normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

1
Comentarios
Cargando comentarios