• Olympus Camedia C-7070 WZ: toma de contacto
  • Fujifilm FinePix Z1 Zoom: toma de contacto
Prueba de producto
GESTIóN MUSICAL

SonicStage, a examen

 
24
FEB 2005

Mucho ha avanzado la tecnología musical portátil, llegando a niveles que hace años ni siquiera podíamos imaginar. A medida que se implementa la capacidad de los nuevos reproductores, resulta imprescindible una buena gestión de estos contenidos. SonicStage es la archiconocida apuesta de Sony. ¿Una apuesta acertada?

Como consecuencia de la incorporación de la tecnología NetMD a los dispositivos minidisc, surgió un nuevo problema: la necesidad de conversión de ficheros de audio al formato nativo ATRAC. Éste es el proceso que fundamenta la necesidad de un buen programa que realice de manera automática los procesos de conversión y posterior transferencia a los dispositivos musicales NetMD y Hi-MD.

El gestor musical SonicStage se presenta como la solución a la hora de importar los archivos musicales a los dispositivos portátiles de Sony compatibles. De esta manera, convierte automáticamente nuestra librería musical al formato propio -si fuera necesario-, transfiriendo dichos archivos posteriormente.

Hasta aquí todo parece agradable y sencillo, y podría serlo, de no haber incorporado la compañía japonesa una serie de "handicaps" que dificultan de manera ostensible este proceso.

El módulo de seguridad OpenMG
OpenMG es la tecnología utilizada por el SonicStage para la protección de los derechos de los archivos musicales, y de aquí parten principalmente los problemas de un gestor musical que no hace todo lo que debiera.

Uno de los inconvenientes que presentaban las versiones anteriores de SoniStage era la limitación del número de veces que una pista podía importarse a diferentes minidiscos: hasta un máximo de tres. Afortunadamente, esta limitación ha pasado a la historia a partir de la versión 2.0 del programa y posteriores.

De todas formas, en su versión 2.3 (la más actual hasta la fecha) aún encontramos sorprendentes limitaciones.

Un ejemplo de ello es la incompatibilidad con cierto tipo de archivos MP3. No hay una regla explicita o directa para saber cuáles son los archivos que nos darán problemas. Casi se podría decir que se trata de un proceso azaroso o de probabilidad, y aunque no es lo más frecuente, sí veremos cómo un pequeño porcentaje de canciones será vetado a la hora de la transferencia.

Además, con la aparición de los nuevos Hi-MD y la incorporación de la posibilidad de volcar por vía USB los archivos grabados por micrófono y línea, surgió un último inconveniente: la limitación a tan sólo un ordenador de la transferencia de estos archivos. Es decir, una vez transferidos a un PC, ya no podrán ser introducidos en otro.

Todo ello, unido al proceso de importar-convertir-transferir y al hecho de que la velocidad es -en el mejor de los casos- 100 veces mayor que en tiempo real, hacen de SonicStage un programa pesado y lento.

¿Por qué estas limitaciones? Probablemente no exista una respuesta concisa, pero todos estos problemas repercuten directamente en la utilidad de los dispositivos, disminuyendo la comodidad a medida que se introducen nuevos "handicaps".

Ésta es la pregunta clave: ¿Cuándo veremos un gestor musical en condiciones para los dispositivos musicales de Sony? O dicho de otro modo: ¿Para cuándo un gestor sin limitaciones?

Es posible que pronto o puede que nunca. Aun así, dos indicios permiten albergar esperanzas a los usuarios que buscan una gestión musical sin complicaciones: el cambio que han experimentado las formas de proceder de la compañía al ofrecer soporte directo del compresor MP3 en sus nuevos dispositivos, y la futura incorporación en los teléfonos móviles Sony-Ericsson de formatos de audio MP3 y AAC, que podrán adquirirse desde servicios como Connect e iTunes de Apple.

Nuevas características
El futuro se presenta bastante prometedor en algunos apartados. Sony está implementando su software con nuevas características, algunas de ellas tan interesantes como el servicio Connect, destinado a la descarga de música on-line desde la base de datos de la propia compañía.

Sony tiene previsto implementar próximamente en España su servicio Connect, que permitirá realizar la descarga de más de 500.000 temas musicales de grupos tanto comerciales como independientes, así como la posibilidad de adquirir álbumes enteros sin la necesidad de salir del propio gestor.

Junto a esto, un nuevo software paralelo al gestor permite la rápida conversión de los archivos musicales al formato PCM sin compresión. Ahora, con "WAV Conversion tool" podremos transformar nuestras grabaciones ATRAC a otros formatos de audio más extendidos. Esto supone una drástica mejora, ya que de esta manera podemos editar o modificar el contenido del archivo sonoro.

Asimismo, los acontecimientos de estos últimos días hacen presagiar un posible cambio en el método y utilización de los gestores musicales para los dispositivos de la firma. Y es que, además de la aparición de la versión 3.0 del programa -que estará disponible junto al nuevo reproductor flash NW-E505-, todo parece indicar que Sony se trae entre manos la puesta en escena de una nueva hornada de dispositivos Hi-MD con capacidad de reproducción MP3 directa.

Aunque, esto último, tan sólo el tiempo lo podrá desvelar.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar