Actualidad
TENDENCIAS

Los marcos digitales empiezan a hacerse notar

 
11
FEB 2005

No son muy conocidos, aunque cualquier película futurista que se precie echa mano de ellos de forma más o menos realista. Los marcos digitales, una suerte de pantalla portátil para la visualización de fotos, son todavía muy caros y de prestaciones limitadas, pero quizás algún día reemplacen los cuadros y marcos convencionales que tenemos esparcidos por nuestro hogar.

Hay días en que uno llega a casa o al oficina y se da cuenta de que lleva viendo el mismo cuadro de un cervatillo que ya debe ser abuelo o la foto de su bebé, ese que acaba de casarse y ya tiene una hipoteca y siete hijos.

Ese pensamiento -o alguno muy parecido- debió tener el que concibió la idea del marco electrónico o digital, un aparato ornamental reservado hoy día a los tecnológicamente más sibaritas, pero que en un futuro cercano podría venderse -como quien dice- en un todo a cien.

La filosofía del marco digital es simple: una pantalla de plasma o de cristal liquido, una ranura para tarjetas de memoria -o una memoria interna- y un software para visualizarlas. El resto lo pone la imaginación del usuario.

El marco electrónico permite que elijamos qué fotos queremos ver, cada cuánto tiempo y cuántas veces. Algunos modelos permiten incluso elegir la transición o ponerle música. A grandes rasgos, es como una presentación de diapositivas en el ordenador, pero en mesillas de noche o fornidas estanterías.

El marco digital nos libra de elegir qué entrañable foto de familia nos tenemos que llevar a la oficina -podemos llevárnoslas todas- o qué Miss o Mister Universo colocar encima de la nevera.

Los formatos que se comercializan hoy día son casi todos pequeños (su superficie suele ser de 10 x 15 centímetros o ligeramente superior) y caros (los precios oscilan alrededor de los 300 euros y pueden superar los 600). Aun así, es de esperar que el abaratamiento de las pantallas de plasma permita la venta de marcos digitales de mayor tamaño en un periodo de tiempo relativamente corto.

Una cada vez mayor oferta
Son varias las firmas que ya han apostado por esta tecnología. Ceiva, por ejemplo, pone a disposición del público un marco de pequeño tamaño (13 x 18 centímetros) que permite la recepción de fotografías mediante conexión telefónica. Incluso puede mostrar los titulares del día al mismo tiempo que las fotos. Su precio, en Estados Unidos, ronda los 150 dólares.

Ceiva
Ceiva

Vialta comercializa marcos con una resolución de 384 x 234 píxeles en una pantalla de 17 centímetros de diagonal. Es compatible con varias tarjetas de memoria (sorprendentemente, no acepta el extendido formato SD Card) y su precio ronda los 250 dólares.

Vialta
Vialta

Pacific Digital va más allá. Uno de sus marcos puede recibir las fotos mediante tecnología inalámbrica Wi-Fi y hasta añadirles efectos sonoros. Tiene una resolución de 800 x 600 puntos, un tamaño de 26 centímetros y un precio de casi 500 dólares.

Pacific Digital
Pacific Digital

Otra compañía, WallFlower Systems, ofrece un cuidado marco de madera dotado de un disco duro de 30 GB y una pantalla de casi 31 centímetros de diagonal y 1024 x 768 puntos de resolución. Presume, además, de conexión Wi-Fi y Ethernet... y de un precio de casi 700 dólares.

WallFlower Systems
WallFlower Systems

Media Street es, quizás, quien más quiere abarcar en este sector. Prueba de ello es que su eMotion Multi Media Digital Frame, permite no sólo visualizar las fotos, sino también ver DVD o Video CD. Incorpora, por supuesto, un lector de DVD y un lector de tarjetas 6 en 1 que no acepta el formato xD-Picture Card. La pantalla es de casi 18 centímetros y 800 x 600 píxeles, y su precio está por debajo de los 475 dólares.

Media Street
Media Street

Visto lo visto, bien puede decirse que la oferta de marcos digitales es hoy demasiado escasa y está destinada a un público elitista. Queda por ver si este gadget digital ocupará en un futuro las paredes de las casas o si, por el contrario, será un e-Film más y el añejo aspecto de la fotografía amarilleada sobrevive al paso del tiempo.

Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
04 / JUN 2007
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar