• "Nikon da más importancia a la óptica que al tamaño del sensor en las SLR"
  • "Habría que establecer una nueva magnitud para definir los SuperCCD"
Entrevista
MARTA SOUL, FOTóGRAFA ARTíSTICA

"Me interesa más hacer fotos que trabajar de fotógrafa"

 
23
ENE 2005

Marta Soul es fotógrafa y artista. La fotografía fue para ella una elección muy meditada y, tal vez por eso, nos habla con el brillo de una colegiala en los ojos. Reconoce que no se hará rica con esto, aunque esté enganchada. No discrimina la fotografía digital por la fotografía química y afirma que lo importante no es el equipo, sino la idea. Reconocida por el prestigioso festival de PHotoEspaña, Marta Soul habló recientemente con QUESABESDE.COM de su pasión, la fotografía.

¿Qué te mueve a ser fotógrafa?

Soul, en un autorretrato. La fotógrafa, que considera que no debe subyugarse la obra a la herramienta, utiliza indistintamente los soportes químico y digital.
Realmente, me interesa la fotografía, sobre todo desde el punto de vista artístico, emplearla como elemento de expresión. Aunque eso es ahora, porque igual dentro de unos años hago sólo vídeos...

¿Cómo está, desde tu punto de vista, el mercado laboral para los fotógrafos?

Siempre lo he visto muy difícil, porque, a parte de la competencia, hay que currárselo también, aunque suene duro, en las relaciones personales. Los contactos son importantes. Conozco mucha gente que empezó conmigo y que ha acabado desistiendo. Supongo que tienes que ser muy testarudo, que debes creer en ti mismo...

Yo no me veo dejando la fotografía, y sé positivamente que rica no me voy a hacer nunca. La verdad es que lo que más me interesa ahora no es trabajar como fotógrafa, sino hacer fotos.

¿Te atreves a decirnos qué es para ti fotografía artística?

No sé... es el gran debate. ¿Qué es arte? Yo creo que arte es todo lo que alguien decide que lo es. Cuando una fotografía te llega, te dice cosas, se entabla una forma de comunicación entre el espectador y la imagen. Si existe esa comunicación entre esas dos partes, para mí eso es un momento de perfección.

Mucha gente va a exposiciones de fotografía artística y sale defraudada, se queda fría...

Hay una falta de sensibilidad y un miedo a dejarse llevar por parte de mucho público. También es importante la información de los organizadores, promotores o expertos que deben encargarse de hacer llegar esa exposición al público.

Yo quiero que cualquier persona entienda una foto o una obra de arte. No estoy a favor del elitismo. Todo el mundo debería tener conciencia suficiente como para decidir por sí mismo si algo es arte o no, pero para ello también habría que sacar más partido a la sensibilidad de cada uno. A veces, una exposición está ahí para provocar.

Foto: Marta Soul

¿Crees que hay pocas exposiciones fotográficas en Madrid?

No pienso que haya pocas exposiciones. La fotografía, además, está en todas partes. Hay muchos artistas que la emplean como su forma de expresión, algunos incluso han dejado de pintar y están haciendo fotos.

La fotografía se considera y respeta como arte cada vez más. Desde mi perspectiva, la cosa va cambiando y evolucionando, aunque esto es lento. Si me tengo que quejar de algo, es de la pobre proyección internacional de la fotografía española.

Has expuesto en PHotoEspaña. ¿Qué tal ves este certamen?

En España es importante, tiene renombre, y fuera de España, cada vez más. Para cualquier fotógrafo es interesante pero también me parecería genial que no sólo existiera PHotoEspaña. Cada vez somos más los interesados en la fotografía. Hacen falta más certámenes, eventos, ideas... Así, más fotos se verían, más cultura y sensibilidad. Pero es lo que hay.

¿Tienes algún fotógrafo al que sigas especialmente?

Me gusta Chema Madoz. También la primera etapa de Cindy Sherman o, por ejemplo, algún trabajo de Martin Parr o Tina Barney. También Thomas Ruff... aunque no me considero admiradora de nadie en particular; a lo mejor me muestro un poco pretenciosa, pero no me veo fan de nadie.

Foto: Marta Soul

¿Estudio o calle?

Me da igual trabajar en interiores o exteriores. Lo que sí me gusta es tenerlo todo pensado. Intento plantearme lo que quiero hacer, cómo lo tengo que hacer y los medios con los que cuento. Lo proyecto todo antes de empezar. No salgo a la calle y me pongo a hacer fotos a lo que encuentro, no es mi forma de trabajo.

¿Cuánto tiempo te llevan tus trabajos?

Pues, en mi último proyecto, de unas veinte fotos, un año y medio.

Hay que tener paciencia...

No es paciencia. Haces muchas fotos, pero luego te quedas con una selección final. Además, no sólo trabajo en un proyecto concreto, y tampoco me levanto cada mañana pensando qué foto voy a seleccionar este mes.

¿Te llega la inspiración, como a los poetas del siglo XVIII?

Supongo que me encuentro con las cosas en el día a día y a partir de ahí voy haciendo lo que siento. Me dejo llevar por las cosas que veo y que me pasan a diario. Ésa es la mayor inspiración.

Foto: Marta Soul

¿Qué equipo usas?

No tengo equipo específico para una foto. Hago fotos con mi cámara de 35 mm y, si necesito mayor formato, lo intento conseguir. Mi último trabajo está hecho con cámara digital. Son imágenes que no me pedían un formato mayor. El mundo digital me apetece mucho; es algo continuamente nuevo y me llama la atención.

¿Réflex?

Tengo una Olympus de 5 megapíxeles que uso mucho para publicaciones, y luego la Nikon FM2, típica analógica de toda la vida.

No soy muy técnica, no me gusta crear una dependencia con eso. Prefiero emplear la técnica como lo que es, algo que me puede ofrecer facilidades sin que sea absolutamente necesario. Es como Dogma en el cine: se trata de hacer buenas películas con bajos presupuestos. Lo importante es la idea.

Foto: Marta Soul

¿Compartes la idea de que la fotografía química es para el arte y el formato digital para la prensa?

No. La técnica es sólo el soporte para hacer las cosas. Si tienes una idea y no puedes realizarla porque no tienes un gran equipo, tal vez no sea una buena idea.

A veces, los grandes equipos no son asequibles. ¡Pobre del fotógrafo que basa sus ideas en la técnica! Por mi parte, si tuviera todas las cámaras del mundo a elegir, al final igual me quedaba con una Lomo.

¿Será el píxel el asesino del haluro?

Yo creo que no, aunque no lo sé... Ahora, la foto digital está muy bien, pero a veces te ofrece resultados que no te convienen o que ni siquiera esperabas. La forma de trabajo también es diferente.

Hoy por hoy, yo dispongo de los dos soportes: para unas cosas empleo uno u otro. Quizá lo digital facilita más las cosas, pero no es la opción exclusiva.

Foto: Marta Soul
Foto: Marta Soul

¿Te decantas especialmente por alguna de tus fotos?

Es que más que una imagen concreta me quedo con series o trabajos realizados... No sé, tal vez la primera foto de mi proyecto "Estética Doméstica", la primera que cobró sentido. Es un trabajo del que me siento contenta.

Pero la verdad es que no me veo tan experimentada como para quedarme ya con una foto de mi trayectoria. Llevo más de diez años en la fotografía, pero considero que aún estoy investigando; no he hecho más que empezar.

¿Y qué foto te queda por hacer?

A mí me queda por hacerlo todo. Y, además, es que quiero hacerlo todo. Ojalá hiciera cine, por ejemplo, escribir un libro, componer una canción...

Etiquetas
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar